5 trucos de magia que impresionaron al mundo y que poca gente sabe explicar
  1. Alma, Corazón, Vida
El arte del engaño

5 trucos de magia que impresionaron al mundo y que poca gente sabe explicar

Desde la cámara de tortura acuática de Houdini hasta la caminata por el Támesis de Dynamo, el ilusionismo ha fascinado a miles de personas durante siglos

placeholder Foto: El mago Dynamo. (Samsung Mobile UK)
El mago Dynamo. (Samsung Mobile UK)

La magia es el arte de engañar y que al engañado le agrade. Tras los actos sin aparente explicación con los que los magos llevan siglos maravillando al mundo no hay ritos esotéricos ni poderes sobrenaturales, sino simplemente trucos con los que alteran la percepción que otras personas tienen de la realidad: bien sea jugando a desviar su atención o manipulando sus decisiones sin que estas se den cuenta.

Hay quien ha sabido explotar estas lagunas mentales a la perfección: desde Harry Houdini, considerado el primer ilusionista moderno de la historia; hasta algunos de sus sucesores que han conquistado al público 'millennial', como Dynamo o Antonio Díaz, El Mago Pop. Todos ellos tienen en común un gran desparpajo y una habilidad extraordinaria para sorprender al público. Así lo demuestran algunos de sus trucos más famosos:

La cámara de tortura acuática de Harry Houdini

No es casualidad que Harry Houdini haya pasado a la posteridad como el escapista más emblemático. Nacido en 1874 en Budapest, por entonces parte del imperio austrohúngaro, Houdini impresionó, primero, a Europa; y, unos años más tarde, a Estados Unidos, con trucos como retar a la policía a mantenerlo en prisión, escapar de todo tipo de camisas de fuerza o zafarse de trampas que colgaban desde rascacielos.

Uno de los más recordados consistía en escapar de un tanque de cristal lleno de agua en el que el mago se sumergía bocabajo, esposado y atado por los tobillos. La cámara se cubría con un telón durante unos instantes y, cuando se levantaba, el ilusionista había conseguido escapar. ¿Cómo? Houdini luchó toda su vida por que no se supiera, pero a día de hoy es bien conocido en la comunidad de magos. No obstante, pocos se han atrevido a repetirlo.

Copperfield 'hace desaparecer' la Estatua de la Libertad

El estadounidense David Copperfield siguió la estela del maestro Houdini, aunque en este caso destacó por un ilusionismo a gran escala que arrasó en televisión durante las décadas de los ochenta y noventa. Su hazaña más memorable fue 'hacer desaparecer' la Estatua de la Libertad ante decenas de personas que se sentaron frente la escultura y ante millones de espectadores. Tuvo lugar el 3 de abril de 1983 y le valió el récord Guinness al mayor truco realizado hasta la fecha.

Penn y Teller 'capturan' una bala con los dientes

El dúo de ilusionistas y comediantes estadounidense Penn y Teller es tan conocido que incluso apareció en 'Los Simpsons'. Su truco más reconocible no fue disparar una ballesta para que uno de los dos integrantes se salvara de una piscina llena de tiburones, como aparece en la serie, pero sí otra práctica que aparentemente conlleva mucho riesgo. En 1996, los ilusionistas pidieron a dos personas del público que firmaran dos balas, se pusieron uno frente al otro y parecieron disparar. Posteriormente, 'probaron' que se había realizado el disparo y que las balas que tenían entre sus dientes eran las que habían firmado los espectadores.

Dynamo 'camina' sobre las aguas del río Támesis

Uno de los mayores aspirantes a tomar el relevo generacional es Dynamo, un mago inglés que ha adaptado como nadie el ilusionismo a los tiempos de las redes sociales. Por poner un ejemplo, consiguió que muchos de los ciudadanos que paseaban por Londres sacaran el móvil del bolsillo para inmortalizar el momento en que 'caminó' casi 100 metros sobre las aguas del Támesis. La actuación tuvo que detenerse cuando una lancha de la policía británica —no se sabe si real o como parte del truco— lo interceptó.

El Mago Pop se 'teletransporta' a Tokio

Otro de los grandes magos de este milenio es el español Antonio Díaz, que en 2019 se convirtió en el ilusionista europeo más taquillero del mundo con su espectáculo 'Nada es imposible'. Su repertorio es muy variado, pero si se quiere resaltar una de sus actuaciones, esa podría ser la ocasión en la que se 'teletransportó' a Tokio... o al menos lo demostró al aparecer con un periódico del día bajo el brazo y la ubicación de la capital japonesa en su móvil. Ocurrió en el programa 'Los viernes al show', de Antena 3, y aún puede rememorarse en YouTube.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Trucos Magia
El redactor recomienda