El método para saber si la gente está prestando atención en Zoom
  1. Alma, Corazón, Vida
atento a la mirada

El método para saber si la gente está prestando atención en Zoom

Hay muchas evidencias de que parpadeamos más cuando prestamos mucha atención, y pocas tareas requieren una atención más centrada que una conversación

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Desde que comenzó la pandemia por coronavirus, hemos tenido que adaptarnos a nuevos cambios en nuestra vida que nos parecían más propios de un futuro distópico. Uno de ellos es el teletrabajo y todas las novedades que conlleva, entre ellas las reuniones por Zoom. Ya es algo normal conectarse a una cámara, vestido formalmente por arriba y con el pantalón del pijama, para tratar los temas más importantes del día o la semana, mientras observas las casas y la intimidad de tus compañeros de trabajo.

Pero las reuniones zoom no solo pueden agotar, sino que además no podemos saber si realmente calan en los interlocutores. ¿Hasta qué punto son productivas? ¿Cuántas personas escuchan la charla realmente y no están más pendientes de mirarse en la cámara para comprobar si realmente salen bien? A todos nos ha pasado. Nos encontramos en una interminable reunión y nuestra mente comienza a divagar sin control, y pensamos con alivio que nadie puede saber que no estamos prestando la más mínima atención, ¿verdad?

Bueno, pues es mentira.

Como informa un reciente artículo publicado en 'Psychology Today', los ojos son el espejo del alma y también pueden indicar cuánto atendemos. A veces, observando la mirada de las personas en Zoom intentamos juzgar su atención. Dónde miran, hacia dónde se dirigen sus ojos, cuánto se mueven... sin embargo y quizá lamentablemente, observar las miradas no puede ayudarnos a saber si están prestando atención.

Probablemente te sentirás confundido si tratas de averiguar dónde apuntan los ojos de las personas o cómo se mueven...

No solo la cámara web puede estar ubicada en distintas zonas, sino que alguien puede estar tomando apuntes en otra pantalla mientras participa de la conversación. Por lo general, tampoco es fácil captar a la gente que está leyendo, pues la resolución del vídeo no es lo suficientemente buena como para poder registrar ese 'escaneo' característico de lado a lado que realizamos con la mirada durante la lectura.

Por tanto, probablemente te sentirás confundido si tratas de averiguar dónde apuntan los ojos de las personas o cómo se mueven.

Sin embargo, hay otro truco. El secreto está no solo en la masa, también en el parpadeo.

Parpadeamos automáticamente varias veces por minuto para mantener hidratada la córnea, aunque a veces lo hacemos mucho más

Parpadeamos automáticamente varias veces por minuto para mantener hidratada la córnea, por lo que aunque dos o tres parpadeos podrían ser suficientes, a menudo realizamos la acción mucho más, pues parece mejorar la percepción visual. Hay muchas evidencias de que parpadeamos más cuando prestamos mucha atención, y pocas tareas requieren una atención más centrada que una conversación. Durante una conversación, de hecho, parpadeamos el doble que con otras tareas como la lectura.

Podríamos decir, que el parpadeo le da a nuestro cerebro algo así como un 'descanso', después del cual realiza un mejor análisis de lo que acaba de ver. Como cuando refrescas una página web. Sin embargo, cuando las personas no prestan atención a una reunión de Zoom es porque, probablemente, están leyendo algo más. A menos que estén silenciados, es poco probable que estén escuchando un podcast o viendo un vídeo (pues se filtraría el ruido en la conversación), por lo que la primera opción es más probable. Hay por tanto un truco bastante plausible a la hora de saber si alguien está prestando atención: contar los parpadeos.

Si alguien parpadea unas diez veces en el transcurso de un minuto, probablemente esté prestando mucha atención a la conversación

Si alguien parpadea unas diez veces en el transcurso de un minuto, probablemente esté prestando mucha atención a la conversación. Si parpadean unas cuatro o cinco veces por minuto, probablemente estén leyendo algo más y no presten atención al Zoom. Incluso contar parpadeos de más de 30 segundos podría ser suficiente.

Evidentemente, todavía no hay una evidencia segura de que contar parpadeos asegure si alguien está prestando (o no) atención en Zoom. Esto se debe a que la atención es difícil de medir. Investigadores de la Universidad de Dublín probaron este experimento recientemente y no pudieron apoyar claramente la hipótesis. No porque sea falsa, sino porque es difícil de probar. Aunque ahora es fácil detectar y contar parpadeos incluso en videos de baja resolución, los investigadores descubrieron, como muchos otros antes, que medir la atención en tiempo real es muy difícil. El problema es que es casi imposible prestar atención a algo y también registrar que estás prestando atención al mismo tiempo. El hecho de que los participantes estén en Zoom hace que las cosas sean aún más difíciles.

Si, a pesar de sus peculiaridades, podemos considerar las reuniones de Zoom verdaderas conversaciones, hay razones para creer que desplegaremos los mismos recursos de atención y patrones de parpadeo que en la vida real. Eso sí, piensa que a medida que cuentas los parpadeos, los demás podrían notar a su vez que parpadeas menos y que, por tanto, tú tampoco estás prestando atención a la conversación, al fin y al cabo.

Curiosidades
El redactor recomienda