El cambio de perro que parecía 'esculpido en piedra' como consecuencia del abandono
  1. Alma, Corazón, Vida
Acabó alejándose de otros canes

El cambio de perro que parecía 'esculpido en piedra' como consecuencia del abandono

Tras cinco meses de trabajo, en los que se ha combinado educación y cariño, Grinch ha aprendido a confiar en las personas y ha visto cómo su pelo volvía a crecer

placeholder Foto: “Era más parecido a una estatua que a un ser vivo” (Unsplash)
“Era más parecido a una estatua que a un ser vivo” (Unsplash)

Grinch es un perro que llegó a un refugio del sur de Texas, en Estados Unidos, sin pelo y con su piel de color gris y costrosa. Debido a la situación en la que se encontraba el can, los trabajadores decidieron ponerse en contacto con la ONG de rescate de perros de Nueva York, la Rescue Dog Rock NYC. Afortunadamente, encontraron la ayuda que buscaban.

“Se veía triste y su estado de salud era muy deplorable, por lo que decidimos socorrerle”, ha contado a la web The Dodo Randie Semel, voluntario de Rescue Dogs Rock NYCX y líder del equipo de Texas.

Según él, cuando vieron por primera vez a esta 'especie de perro esculpido en piedra', fueron incapaces de determinar a qué raza pertenecía. De lo que sí se dieron cuenta era de que el animal “había estado sufriendo durante bastante tiempo. Era más parecido a una estatua que a un ser vivo”, ha señalado Semel.

Ahora confía en el resto

Después de que los especialistas le brindaran todo tipo de cuidados, el bautizado Grinch llegó a su casa de acogida. “Aunque tenía un mejor aspecto, seguía sufriendo por el recuerdo de su vida en las calles. Era muy tímido y le tenía miedo a todos los de su alrededor”. De hecho, el animal acabó alejándose de otros perros.

Ahora, tras cinco meses de trabajo, en los que se ha combinado educación y cariño, Grinch ha aprendido a confiar en las personas y ha visto cómo su pelo volvía a crecer. Todo ello ha contribuido a que se sienta más seguro y se atreva incluso a jugar. “Se ha recuperado completamente en su nuevo hogar y se pasa el tiempo intentando atrapar las pelotas que le lanzan. Está precioso”, ha destacado Semel.

"Su estado de salud era muy deplorable, por lo que decidimos socorrerle"

Con esto, Grinch ha demostrado que hay perros que pueden recuperarse “sin importar lo difícil que sea el camino” por recorrer. Y es que, aunque el nombre de Grinch pueda recordar al malvado villano de la Navidad, sus cuidadores le describen como “el chico más feliz”.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Perro
El redactor recomienda