Temporada de asma y alergias: así puede ayudarte la fisioterapia respiratoria
  1. Alma, Corazón, Vida
SALUD SIN MITOS

Temporada de asma y alergias: así puede ayudarte la fisioterapia respiratoria

Cuando los medicamentos no logran mantener el asma bajo control, un plan personalizado de ejercicios pulmonares puede ayudar a reducir sus síntomas y devolver la calidad de vida

placeholder Foto:

Es frecuente que durante la primavera se agudicen los cuadros de alergias respiratorias. Nada menos que un 25% de la población tiene este problema, que desencadena una reacción inmunológica cuando quienes lo sufren inhalan determinadas partículas. Este proceso alérgico puede reagudizar una patología respiratoria crónica y, también, alterar la calidad de vida de la persona: tos, congestión nasal y sensación de falta de aire son los síntomas más frecuentes y, según afecten a las vías respiratorias altas o bajas, se manifiestan como rinitis alérgica o asma, dos patologías que frecuentemente van asociadas.

No suele ser fácil conseguir una cura para esta enfermedad, pero sí puede serlo alcanzar un buen control de la enfermedad para evitar las crisis. En este sentido, la guía de la clínica internacional Global Initiative for Asthma (GINA) señala que el tratamiento debería incluir no solo el manejo farmacológico y la modificación de los factores de riesgo, sino también otras intervenciones, como la educación sobre la enfermedad y la fisioterapia respiratoria. Por ello, recomienda la incorporación de programas de ejercicios respiratorios que ayuden a los tratamientos con medicamentos a reducir los síntomas de la enfermedad y a permitir que los pacientes recuperen su calidad de vida.

Foto: Aquí se toman las decisiones que definirán tu alimentación. (Pixabay)

“El asma es una enfermedad compleja que, a pesar del manejo farmacológico, en muchas ocasiones no se controla bien —explica la doctora Vanesa González, coordinadora de la Unidad de Fisioterapia Respiratoria del Hospital Quirónsalud San José—. Las evidencias actuales apoyan la incorporación de las técnicas respiratorias en el tratamiento de los pacientes asmáticos, sobre todo en aquellos con asma moderada o severa y/o mal controlada”.

La fisioterapia respiratoria se trata de “una modalidad de fisioterapia que valora, establece y aplica técnicas que curan, previenen y estabilizan las afecciones del sistema toracopulmonar”, define la doctora González. Estas técnicas están basadas en la utilización de agentes físicos y en el conocimiento del sistema respiratorio

Una parte fundamental de esta terapia se centra en la prevención y disminución de los síntomas. Tiene entre sus objetivos el drenaje de secreciones y la desobstrucción bronquial; se trata de una medida que supondrá un gran beneficio para el paciente alérgico, pues optimizará los efectos de la medicación en caso de que lo necesite, reducirá infecciones y evacuará secreciones. Además, puntualiza la especialista, “ayudará al paciente a disminuir los síntomas diarios, a reducir la necesidad de medicación de rescate y a estabilizarlo tras la crisis. También, por supuesto, favorece la limpieza de secreciones que aparecen tras la crisis, al ceder la inflamación y el broncoespasmo”.

Ejercicios personalizados

Cuando lleguemos a la consulta, en primer lugar, se nos realizará una historia clínica que detalle el motivo de la consulta, los antecedentes familiares y personales, así como todos los síntomas que presentemos en la actualidad. “Posteriormente, realizamos una valoración fisioterapéutica basada en la auscultación, la exploración física, los signos y síntomas, como la cantidad y recurrencia de la tos y la expectoración, la medición de la saturación de oxígeno y las frecuencias cardíaca y respiratoria. Con todos los datos valorados, propondremos unos objetivos a corto y medio plazo para lograr la estabilización, curación y prevención del proceso”, detalla la doctora González.

placeholder Foto: Unsplash.
Foto: Unsplash.

Es entonces cuando se propone el plan de cuidados de fisioterapia respiratoria adecuado a nuestro caso. Mediante ejercicios respiratorios, nos ayudarán a trabajar la musculatura respiratoria y del tórax para fortalecer o relajar los diferentes músculos. “El drenaje de secreciones es muy importante también, así como la adquisición de un correcto patrón respiratorio”.

Las técnicas manuales y/o instrumentales se realizan siempre teniendo en cuenta el estado clínico individual de cada paciente y se complementan con pautas personalizadas en cuanto a alimentación, higiene, medicación, cuidados ambientales y ejercicio físico. Se trata, subraya la especialista, de “un proceso siempre consensuado con el paciente o familia. También se seleccionarán aquellos ejercicios que mejor tolere el paciente y que mejores resultados le aporten”.

Para finalizar, es importante destacar que este tratamiento nunca debe realizarse en los momentos de crisis. Asimismo, hay que recordar que, para poder obtener los beneficios de una fisioterapia respiratoria de calidad, siempre se debe acudir a fisioterapeutas especializados, debidamente formados e informados.

*El Confidencial, en colaboración con Quirónsalud, presenta una serie de artículos con información práctica, consejos y recomendaciones para practicar deporte que mejore nuestra salud y bienestar. Si tienes alguna duda sobre esta temática o quieres más información, puedes contactar con el Hospital Universitario Quirónsalud San José

Alergias Asma ECBrands Brands Salud Quirónsalud
El redactor recomienda