Los mejores trucos para gozar de una noche de descanso redonda
  1. Alma, Corazón, Vida
HAZ LAS PACES CON MORFEO

Los mejores trucos para gozar de una noche de descanso redonda

¿Qué hacer en caso de sufrir insomnio reiterativo y no poder pegar ojo? Aquí van una serie de consejos para facilitar más el descanso y aprovecharlo al máximo

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

La falta de sueño o la mala calidad del mismo es uno de los factores que más comúmente se asocia con enfermedades a corto o largo plazo. No es un secreto que sufrir episodios de insomnio o despertarse cada dos por tres en mitad de la noche baja la fortaleza de tu sistema inmune, y con ello serás más propenso a contraer alguna enfermedad infecciosa. Y en una época de pandemia como la que vivimos, es de vital importancia minimizar cuidar al máximo nuestra salud, sobre todo la del sueño.

Foto: Foto: iStock.

Todos podemos sentirnos más nerviosos de vez en cuando o cargados de preocupaciones que puedan retrasar la llegada del sueño. Pero si sufres de insomnio crónico o te levantas mucho más cansado de lo que te acostaste, lo mejor será que contactes con un profesional para saber cuáles son las posibles soluciones que mejor se adaptan a tu caso. Llevar una vida saludable no solamente implica comer productos sanos y hacer ejercicio, sino también gozar de un buen descanso que nos permita estar recargados de energía al día siguiente. Por ello, aquí van una serie de consejos recopilados de un artículo de la revista 'Prevention' que probablemente te vengan muy bien para hacer las paces con Morfeo.

Controla tus dosis de cafeína

Si no puedes funcionar sin café y consumes mucho a lo largo del día, es quizás la causa más palpable de tus recurrentes noches mirando al techo de la habitación. Incluso, hay gente que con solo una taza diaria para levantarse ya tienen serios problemas para conciliar el sueño horas después. Por ello, lo mejor es que si llevas varias noches sin pegar ojos reconsideres tu afición a la cafeína y la pongas remedio. Si no la tomas en grandes cantidades, prueba con otras bebidas energizantes, como por ejemplo el té.

Escribe un diario del sueño

Dormir es un proceso inconsciente, pero eso no quiere decir que haya que hacerlo sin conciencia. Mantener un diario del sueño en el que anotes a qué hora te acuestas o empiezas a bostezar, así como cuando te levantas o te despejas en mitad de la noche no solo te ayudará a comprender mejor cómo funciona tu organismo en relación al descanso, sino a saber si realmente el descanso es provechoso. También deberás apuntar las razones de tu insomnio o, como mínimo, describir los pensamientos que te vienen a la cabeza justo cuando apagas la luz y que te impiden dormir. La clave está en el autoconocimiento de uno mismo. Si crees que necesitas más ayuda en este sentido, no dudes en contactar con un profesional.

Relájate y tómate tu tiempo

Tal vez la solución a tu insomnio pase por ganar unos minutos para concentrarte y relajarte. Al igual que ocurre con los trastornos de ansiedad, una de las mejores maneras para apartar los pensamientos negativos o dejar la mente en blanco es practicar meditación o las técnicas de respiración profunda. Antes de irte a la cama, concédete unos minutos para estar tranquilo y en silencio, con el objetivo de prestar solamente atención a tu respiración.

Ten un plan B

"Uno de los mayores errores es pasar muchísimo tiempo en la cama sin dormir cuando tenemos insomnio", asegura Meena Khan, experta en todo lo relacionado con el sueño. En este caso, el truco consiste en realizar otra tarea que nos relaje o produzca cierta somnolencia. La más típica es leer, pues así también contribuimos a que la mente trabaje e imagine. Pero seguramente haya quien ha hecho limpieza en casa a raíz de todas sus noches de insomnio. Lo más importante es no entretenerse en tareas como ver la televisión o mirar el móvil, pues desprenden luz azul que solo provoca que tardemos más y más en dormirnos.

No cenes alimentos pesados

Otra de las reglas básicas de todo buen descanso nocturno. Ni se te ocurra cenar alimentos pesados o platos con un exceso de carbohidratos y grasas, pues te será más difícil hacer la digestión y estar tumbado no solucionará tus problemas intestinales, al contrario, los agravará. Si cenas algo suave es mucho más probable de que tus noches sean más placenteras y reparadoras.

Toma (y haz) algo relajante

Al igual que es importante no llenar el estómago de alimentos grasientos o repletos de carbohidratos, también puedes fomentar la llegada del sueño con una infusión relajante. ¿Qué tal si reservas unas horas antes de ir a la cama para ver una película junto con una taza de rooibos (té relajante)? No solo te ayudará a conciliar el sueño, sino que ese último momento del día refugiado en la ficción y tu taza de té caliente hará que afrontes con más ganas el día siguiente. Pero recuerda que no puedes demorar mucho el tiempo que pasas viendo la televisión, pues esto contribuirá a los episodios de insomnio o a que descanses peor.

Insomnio Trucos Pandemia
El redactor recomienda