El test de personalidad que te ayudará a saber qué tipo de empleo necesitas
  1. Alma, Corazón, Vida
Cuatro grupos engloban las ‘formas de ser’

El test de personalidad que te ayudará a saber qué tipo de empleo necesitas

"Un trabajo no va a satisfacer a todo el mundo, ya que los seres humanos somos muy distintos unos de otros"

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Si no estás contento con tu empleo, puede que cambiar de empresa o de jefe no sea realmente la solución. De hecho, es posible que el problema sean las tareas que desempeñas en ese puesto de trabajo en particular. Aunque quede muy bien en el papel la labor que lleves a cabo, puede que tus responsabilidades no se correspondan con tu forma de ser o personalidad.

The Ladders ha hablado con Kelly Tieger, una de las autoras de ‘Do What You Are: Discover the Perfect Career for You Through the Secrets of Personality Type’ ('Haz lo que eres: descubre el empleo ideal gracias a los secretos de los diferentes tipos de personalidad'). Este libro, que fue un superventas en 1992, ofrece consejos sobre las diferentes profesiones y, en su sexta edición, que está disponible desde este 13 de abril, se profundiza en la materia que nos ocupa: "Un trabajo no va a satisfacer a todo el mundo. Esto se debe a que los seres humanos somos muy distintos unos de otros", reflexiona Tieger.

Foto: Fuente: iStock

En caso de estar buscando trabajo, en primer lugar, la autora recomienda rellenar el cuestionario de Myers-Brigss, que identifica cuáles son las habilidades y puntos débiles de cada individuo. Aunque hay versiones de pago disponibles, Tieger propone una versión que puedes completar de forma gratuita online.

Identifica tu personalidad

Otra forma de determinar cuáles son nuestras preferencias es escogiendo una de las dos opciones de los enunciados propuestos a continuación:

  • ¿Cómo interactúas con el entorno? Extrovertido (E) o introvertido (I).
  • ¿Cómo percibes la información? De manera sensorial (S) o por intuición (N).
  • ¿Cómo tomas decisiones? Pensando (T, de ‘think’ en inglés) o sintiendo (F, de ‘feeling’ en inglés).
  • ¿Prefieres que todo esté estructurado o eres más espontáneo? Calculador (J, de ‘judging’ en inglés) o flexible (P, de ‘perceiving’ en inglés).
placeholder Las personas pertenecientes al mismo grupo suelen compartir los mismos valores (Unsplash)
Las personas pertenecientes al mismo grupo suelen compartir los mismos valores (Unsplash)

Las letras escogidas darán como resultado combinaciones como INTJ o ESTP. Determinar cuál es tu personalidad hará que consigas un trabajo que te genere cierta satisfacción: "Hay personas que han nacido para determinados puestos, pero todos los sectores tienen hueco", señala Tieger.

Por su parte, el experto en psicología David Keirsey considera que hay dieciséis tipos de personalidad, los cuales están divididos en cuatro temperamentos:

  • Los tradicionales serán aquellos que han obtenido los grupos de letras ESTJ, ISTJ, ESFJ, ISFJ.
  • Los experimentales entrarían dentro de las combinaciones ESTP, ISTP, ESFP, ISFP.
  • Serán idealistas los que, al escoger entre las dos opciones, obtuvieron los grupos de letras ENFJ, INFJ, ENFP, INFP.
  • Por último, los que tengan como resultado las combinaciones ENTJ, INTJ, ENTP, INTP serán los más conceptuales.

Los conservadores suelen disfrutar más cuando ocupan puestos que implican liderazgo

Para Tieger, que hace alusión a estas cuatro combinaciones, las personas que comparten grupo suelen tener los mismos valores, lo que, consecuentemente, está directamente relacionado con el trabajo. Los tradicionales, que tienden a calcular sus movimientos, "confían en los hechos y los datos, por lo que se inclinan por trabajos más estructurados que siguen una serie de reglas y que suelen estar encabezados por ellos mismos”. Según la especialista, los más conservadores suelen disfrutar más cuando ocupan puestos que implican cierto liderazgo.

Por su parte, los experimentales son más flexibles y tienen más posibilidades de adaptarse a los cambios, por lo que manejan de forma excelente las situaciones de crisis. Cuando no hay crisis, pero sí conflicto, son los idealistas los que toman el mando.

Foto: Fuente: iStock

En cuarto y último lugar están los conceptuales, que son aquellos acostumbrados a tomar decisiones basadas en la lógica. Estas personas se decantarán, normalmente, por empleos que realmente les gusten.

Tomar la decisión equivocada

Aunque parece bastante obvio que los individuos escojan trabajar en una profesión que esté en consonancia con su forma de ser, Tieger señala que estamos más condicionados de lo que creemos. Según la escritora, “nuestras familias tienen ciertas expectativas. Durante los años que se dedican a educarnos, suelen lanzarnos mensajes sobre lo que deberíamos hacer para ganarnos la vida”.

placeholder No hará falta abandonar la empresa de forma radical, puede que haya otro puesto que se adapte más a ti (Unsplash)
No hará falta abandonar la empresa de forma radical, puede que haya otro puesto que se adapte más a ti (Unsplash)

Aunque las intenciones de nuestros seres queridos suelen ser las mejores, Tieger considera que esas palabras de apoyo y consejos pueden llevar a esos niños a que elijan en la edad adulta una profesión equivocada. En caso de ser una de las personas que ‘odia’ su trabajo, lo primero que habrá que hacer será ver cuál es el origen de este sentimiento. Posteriormente, no será necesario hacer un cambio drástico, ya que “puedes permanecer en la misma empresa y cambiar de responsabilidades”, ejemplifica Tieger.

Kelly Tieger afirma que la pandemia supuso un cambio en los empleadores. Según ella, ahora son más flexibles debido a la situación y, como consecuencia, los trabajadores tuvieron la oportunidad de hacer una pausa y reflexionar. Para que el cambio no sea tan repentino, “es posible que puedas asumir responsabilidades o hacer la transición a un puesto que se adapte mejor” a tu personalidad.

Un trabajo no va a gustar a todo el mundo, ya que los humanos somos muy distintos

En definitiva, no es raro que el puesto de trabajo que ocupa una persona no sea de su agrado. En lugar de abandonar la empresa, será interesante ver qué otras responsabilidades competen a la identidad y si estas supondrían una mayor satisfacción. Tieger concluye con una serie de cuestiones para plantearse a uno mismo: “Pregúntate, ¿qué me gusta de mi trabajo? ¿Hay posibilidad de cambio? El autoconocimiento es increíblemente poderoso, pero nadie lo hará por ti”.

Empleo Psicología
El redactor recomienda