Gana la lotería porque se olvidó las gafas y jugó a números diferentes
  1. Alma, Corazón, Vida
EN REINO UNIDO

Gana la lotería porque se olvidó las gafas y jugó a números diferentes

Un octogenario británico no pudo hacer su combinación habitual porque no veía bien, así que pidió a la empleada de una tienda que le hiciera una apuesta automática

placeholder Foto: Denis y Ann Fawsitt, felices al recoger su premio de lotería (Camelot)
Denis y Ann Fawsitt, felices al recoger su premio de lotería (Camelot)

Las personas que participan en diferentes juegos de azar suelen dividirse, normalmente, entre aquellas que juegan siempre al mismo número o a la misma combinación, o quienes confían en la diosa fortuna cambiando cada sorteo de elecciones o dejando, directamente, que sean las máquinas las que generen aleatoriamente las combinaciones de juego.

En ambos casos, la probabilidad de ganar un premio importante son las mismas y, más concretamente, son realmente pocas. A modo de ejemplo, hay una posibilidad entre 14 millones de acertar los seis números de la combinación ganadora de la lotería primitiva. Pero lo cierto es que cada semana hay nuevos ganadores millonarios en todos los puntos del planeta.

Foto: Se trata de uno de los mayores premios de lotería del año en Australia (Foto: iStock)

Sin embargo, hay casos que merecen la pena ser contados porque son realmente curiosos. El último lo hemos encontrado en el Reino Unido, donde un octogenario ha ganado 116.000 libras, el equivalente a unos 130.000 euros, gracias a un olvido: se dejó las gafas en casa y, como no veía bien, apostó por otros números diferentes a aquellos a los que solía jugar.

La lotería y la suerte

Se llama Denis Fawsitt, tiene 80 años y vive en Hatton, una pequeña localidad de apenas 2.500 habitantes en el centro de Inglaterra. Denis y su esposa Ann, de 75, participan habitualmente todo tipo de juegos de azar y lo hacen rellenando sus boletos con los números que se corresponden con las fechas más importantes de su familia.

No veía bien y no pudo rellenar el boleto: pidió a la empleada que le hiciera uno automático

Como muchas otras personas, juegan a los días en los que nacieron sus hijos y sus nietos, el día de su boda, etc. Pero el pasado 16 de marzo, cuando Denis se acercó a su tienda de confianza para rellenar sus boletos semanales, no se percató hasta última hora de que no llevaba encima sus gafas, por lo que no pudo sellar sus billetes de lotería como cada semana.

Después de pagar sus revistas, no se quedó tranquilo y le pidió a la empleada de la tienda que le hiciera una apuesta automática, tal y como ha explicado a la BBC: "Me di cuenta de que había olvidado mis gafas y traté de elegir mis números, pero simplemente no pude. Así que fui a pagar mis periódicos y le pedí a la señora detrás del mostrador un boleto automático".

placeholder Acertaron cinco números y una estrella del Euromillones (iStock)
Acertaron cinco números y una estrella del Euromillones (iStock)

Con lo que no contaba es con que esos números iban a coincidir casi al completo con la combinación ganadora del Euromillón de ese 16 de marzo. Acertaron los cinco números y una de las dos estrellas, por lo que se llevaron a casa un premio acumulado de 116.124 libras, unos 130.000 euros al cambio, aproximadamente, gracias a ese olvido inesperado.

Algo bueno iba a pasar

Denis Fawsitt reconoce que, "después de lo que sucedió en el quiosco, tuve la extraña sensación de que nos iba a tocar la lotería. Le dije a mi esposa Ann esa noche que sentía que íbamos a ganar un premio grande". Sin embargo, cuando a la mañana siguiente revisó los números ganadores, no podía creerse lo que estaba viendo y volvió a su tienda de confianza.

Foto: La mujer ganó 4 millones con su rasca y gana instantáneo (iStock)

Allí revisaron el boleto ganador y, efectivamente, la suerte había acompañado a los Fawsitt, por lo que les dijeron que llamaran a la empresa organizadora de la lotería en el Reino Unido. Fue su hija Sally quien lo hizo en su nombre y le confirmaron el premio que han recogido los dos ancianos varias semanas después con una gran sonrisa en sus labios.

El octogenario reconoce que la noticia les dejó "en estado de shock", mientras su esposa se ríe al recordar que no lo celebraron con champán "por el dolor de espalda de Denis. Él se tomó una gota de whisky y yo un jerez cortito. Después, guardamos el billete de la suerte en el salón para esperar a que los responsables de la Lotería Nacional pudieran validarlo".

Darán la mayoría del dinero a su familia: "Hemos tenido nuestro tiempo, ahora es de ellos"

Eso sí, tienen claro que "cuando el covid se haya ido y estemos a salvo, tendremos una gran fiesta familiar para celebrarlo". De momento, podrán cumplir alguno de los sueños de toda su vida. Denis, trabajador jubilado de la construcción y la minería, quiere remodelar su jardín, algo que su maltrecha espalda no le permite hacer por sí mismo, además de comprar un televisor nuevo.

Su esposa Ann, por su parte, sueña con instalar una nueva cocina eléctrica y un colchón de espuma. Pero lo que tienen claro es que el grueso del dinero será para su familia: "Podemos darnos un capricho con algunas cosas bonitas, pero, lo más importante, es dar una buena parte a la familia. Hemos tenido nuestro tiempo, ahora es de ellos... este dinero les ayudará más que a nosotros".

Lotería Reino Unido Juegos de azar Sorteo Primitiva Juegos
El redactor recomienda