Las 3 vidas del perro Alan: de estar abandonado en Lugo, a vivir como un rey en Alemania
  1. Alma, Corazón, Vida
Gracias a Animals Help Xermade

Las 3 vidas del perro Alan: de estar abandonado en Lugo, a vivir como un rey en Alemania

Tuvieron que amputarle una pata siendo cachorro, su dueño se marchó para ingresar en un geriátrico y él ha terminado cambiando un pueblo de Lugo… por Alemania

placeholder Foto: Alan vive feliz hoy en Alemania gracias a Sonia y Carmen (Facebook/Animals Help Xermade)
Alan vive feliz hoy en Alemania gracias a Sonia y Carmen (Facebook/Animals Help Xermade)

Cuando Alan era solo un cachorro, un tractor lo atropelló dejándolo malherido. Su dueño no dudó en llevarle al veterinario, donde pudieron salvarle la vida, aunque a cabio perdiera una pata. Alan volvió a su casa de Baralla, en Lugo, y se acostumbró a su nueva vida, viviendo con tres patas y siendo feliz con su nueva situación junto al hombre que le salvó la vida.

Según La Voz de Galicia, durante años, ambos han permanecido juntos y felices. Desgraciadamente, ese hombre tuvo que ingresar hace algunas semanas en una residencia para mayores por culpa de su avanzada edad. Alan, lógicamente, no le pudo acompañar y sus vecinos le oyeron llorar día y noche durante días hasta que alguien lo puso en conocimiento del Ayuntamiento de Baralla.

Foto: Tucson se ha convertido en una estrella en Brasil (Instagram)

Desde este 'concello' lucense se pusieron en contacto con Animals Help Xermade, una ONG dirigida por Sonia Camino y Carmen Manteiga. Ellas se encargaron de recoger a Alan, cuidarlo durante semanas y buscarle una familia de acogida. Hoy vive en Alemania, donde ha encontrado un nuevo hogar gracias al trabajo de sus dos hadas madrinas.

Segunda oportunidad en Europa

Sonia y Carmen han salvado a decenas de animales cada mes durante años. Tienen un acuerdo con varios ayuntamientos gallegos para hacerse cargo de perros con dificultades. Después, los cuidan durante el tiempo que sea necesario y, mientras, tratan de buscarles una nueva casa donde sean felices. Y lo hacen fuera de España.

Solo en el año 2020 enviaron a más de 200 animales por toda Europa

Reconocen que lo más bonito de su trabajo es que "nos miran como si fuésemos sus salvadoras. La nuestra, a veces, es la primera caricia que reciben. Eso es algo que nunca se rompe". Pero no se limitan a buscarles una nueva oportunidad: hacen un seguimiento de tres años a todos los animales y "los vemos felices en hogares maravillosos".

Ambas son conscientes de que "los perros no dan dinero", pero sí que "dan fidelidad. Creas un vínculo con ellos que no creas con una persona". El único pero que ponen es la falta de ayudas por parte de las instituciones, pero eso no es óbice para que desde la Galicia interior puedan estar ayudando a decenas de animales a tener una segunda oportunidad en la vida.

Animales Lugo ONG Perro Abandono de perros
El redactor recomienda