Pagan el finiquito a un exempleado con 91.500 monedas de 1 centavo como venganza
  1. Alma, Corazón, Vida
HA TENIDO EL EFECTO CONTRARIO

Pagan el finiquito a un exempleado con 91.500 monedas de 1 centavo como venganza

El dueño de un taller no asimiló la marcha de uno de sus mecánicos y, después de negarse varios meses a pagarle el finiquito, finalmente lo hizo de una manera muy poco ética

placeholder Foto: Las monedas estaban embadurnadas en algún tipo de líquido viscoso (Instagram)
Las monedas estaban embadurnadas en algún tipo de líquido viscoso (Instagram)

Peachtree City es una ciudad de apenas 35.000 habitantes en el estado norteamericano de Georgia. Allí vive y trabaja Andreas Flaten, un joven mecánico que el pasado mes de noviembre anunció a su jefe que iba a dejar su empleo. Sin embargo, este no se lo tomó muy bien y decidió pagarle el finiquito de la manera más vengativa que se recuerda.

Andreas recibió en su casa un cargamento de 91.500 monedas de un centavo, el equivalente a los 915 dólares que se le debían y que suponen unos 800 euros al cambio. Una venganza que no sentó nada bien al trabajador ni a su novia, que decidió subir un vídeo a su cuenta de Instagram explicando lo sucedido.

Olivia Oxley, que es como se llama la novia, explica en su post que cuando su novio renunció a su empleo lo hizo "por escrito y con un aviso de dos semanas". Después, explica que el dueño del taller en el que trabajaba su pareja, Miles Walker, "continuó siendo el imbécil que es y convirtió un día de trabajo normal en un infierno, haciendo comentarios innecesarios sobre la hija de mi novio".

Finiquito sorprendente

La novia del mecánico añade que las dos semanas de preaviso se convirtieron finalmente en 5 días y que Andreas "entregó respetuosamente sus uniformes lavados en una caja completa con otra carta explicando por qué se iba antes de tiempo". Sin embargo, el empresario decidió no pagarle el finiquito que le adeudaba y, tres meses después, Andreas se lo reclamó amenazándole con denunciarle si no le pagaba.

El vídeo se ha hecho viral y ha provocado una oleada de críticas al dueño del taller

Finalmente, al escuchar la palabra "abogado" el dueño del taller decidió pagar, pero lo hizo vengándose de su exempleado: le envío 91.500 monedas de un centavo para pagar su deuda y, además, lo hizo embadurnadas de algún tipo de aceite o líquido viscoso, tal y como denuncia Olivia en su post.

La mujer señala que "no estoy segura de qué es peor: el hecho de que este hombre sea tan miserable que no puede aceptar que un empleado se vaya porque es el imbécil más grande que he conocido, o el hecho de que hizo SEMEJANTE esfuerzo para conseguir 915 dólares en centavos". La historia se ha hecho viral y son muchos los que han decidido no volver a ese taller como respuesta a la venganza del dueño.

Vídeo Novio Empleo Virales
El redactor recomienda