El peor momento para darte una ducha si trabajas desde casa
  1. Alma, Corazón, Vida
HIGIENE Y SALUD

El peor momento para darte una ducha si trabajas desde casa

¿Nada más levantarte, al mediodía o antes de acostarte? La mejor hora siempre es cuando más le apetece a uno pero esto es lo que dicen los expertos al respecto

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Después de un año entero de pandemia hemos acabado realizando una serie de cambios en nuestra vida diaria que antes no podíamos imaginar. El más notorio, que ya no hace falta acudir a una oficina todos los días por la mañana para trabajar. Aunque la realidad del teletrabajo solo ha impactado a unos pocos, habiendo muchos que desgraciadamente han perdido sus negocios o que han tenido que seguir yendo a trabajar por considerarse actividad esencial, lo cierto es que para aquellos que ya no cogen el coche o el transporte público todas las mañanas han podido tirarse muchos días seguidos en casa, saliendo solamente para comprar.

Y en este caso, si algo se ha podido descuidar es el aspecto personal y la higiene. Al no tener que socializar, la opción más cómoda pasa por trabajar delante del ordenador en pijama. Y aunque evidentemente tiene sus ventajas, a largo plazo ha podido acabar pasando factura al cuerpo y a la mente, volviéndonos más dejados. No fueron pocos los expertos que lanzaban consejos al inicio de la cuarentena de que venía muy bien vestirse para teletrabajar como si tuvieras que ir a la oficina, pues al fin y al cabo estabas haciendo creer a la mente que proseguías con tu rutina de siempre.

Si optamos por hacerlo a primera hora de la mañana podemos perder tiempo en empezar a trabajar, preparar un buen desayuno o hacer ejercicio

Además, el hecho de estar visualmente presentable, aunque solo sea para ti mismo, te garantiza cuidar más la autoestima y ganar más en confianza. Y en lo relativo esto, es importantísimo la ducha, pues aunque vivamos solos y acabemos acostumbrándonos a nuestro olor corporal, conviene maximizar la higiene para así estar más cómodos. ¿Cuándo es el mejor momento para ducharse? Muchos preferirán nada más levantarse y antes de empezar a hacer las tareas, mientras que otros se decantarán por el final del día, cuando ya no hay ninguna distracción y apetece descansar. Lo cierto es que cada uno hará lo que mejor le venga a él, pero según varios expertos consultados por la revista 'Best Life', el peor momento para darse un buen baño es por la mañana.

Mejor al mediodía

Uno de los primeros argumentos con tal (¿impopular quizá?) opinión es la de Nan Wise, neurocientífica cognitiva, quien asegura que el mejor instante es justo al mediodía. Según ella, estas son las horas en las que tendemos a perder mayor concentración, cuando aparece la "niebla mental", que seguramente sea la hora de antes o después de comer. En este sentido, ducharse puede ser una buena manera de volver a activarse para realizar las tareas de por la tarde.

Foto: Fuente: iStock

Además, si optamos por hacerlo a primera hora de la mañana podemos erder tiempo en empezar a trabajar, preparar un buen desayuno o hacer un ejercicio matutino. Antes, cuando había que salir por la puerta la ducha sentaba fenomenal, ya que te despejaba y te mantenía fresco y preparado para el resto de la jornada, pero ahora que vivimos más en casa podemos dedicar este espacio de tiempo en otras actividades más productivas.

Otras de las ventajas de ducharse al mediodía es que te aporta la claridad mental e inspiración suficiente como para afrontar el resto del día. Es lo que se conoce como el efecto Zeigarnik, el cual postula que las personas suelen recordar mejor las tareas que fueron interrumpidas en un determinado momento que aquellas que todavía están pendientes de empezar. En este sentido, hacer una parada a mediodía para ducharte puede estimular la creatividad y despejar la mente.

"Ducharse al mediodía es como tomar un respiro, algo que no podrías hacer en un horario de oficina"

"El ambiente relajante que nos ofrece la ducha puede permitir que aumenten nuestros pensamientos creativos al poder divagar y hacer que las personas puedan estar más abiertas a su flujo de inconsciente", asegura Ron Friedman, psicólogo y terapeuta. "Se trata de uno de esos pocos momentos en los que no estamos atados a nuestros dispositivos, por lo que tenemos tiempo y espacio para encontrar conexiones entre ideas". Otros expertos, como Chris Gayomali, editor de la revista de bienestar 'GC', creen que una ducha al mediodía tiene un efecto similar a una siesta, ya que deja el cuero más descansado para afrontar lo que queda de jornada. "Es un respiro, algo que normalmente no podrías hacer en una oficina", asegura.

También puedes apostar por la ducha nocturna, ya que una investigación publicada en la revista 'Sleep Medicine Reviews', descubrió que tomar una ducha de agua templada de 10 minutos una o dos horas antes de acostarse te ayuda a conciliar el sueño más fácilmente. Sea como sea, lo importante es no dejar de lado estos hábitos de higiene que también entran en el terreno de la salud física y mental, pues es muy importante establecer una rutina aunque ya no sea como las de antes para poder vivir tranquilo y conseguir nuestros objetivos.

Ducha Transporte Pandemia
El redactor recomienda