García Layana: "Hay pacientes que no saben que la diabetes es una causa de ceguera"
  1. Alma, Corazón, Vida
LA IMPORTANCIA DE LA PREVENCIÓN

García Layana: "Hay pacientes que no saben que la diabetes es una causa de ceguera"

Hablamos con Alfredo García Layana, director del Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra, sobre el edema macular diabético

La diabetes es una enfermedad crónica en la que los valores de azúcar en sangre son anormalmente altos. Pero esta patología, una de las más prevalentes en la actualidad, no consiste únicamente en tener la glucosa alta, sino que a menudo conlleva complicaciones que impactan en distintos órganos y reducen la calidad de vida. Entre estas complicaciones encontramos el edema macular diabético, un problema oftalmológico que, si no se detecta a tiempo y se trata adecuadamente, puede llevar a la ceguera. El profesor Alfredo García Layana, director del Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra, nos da las claves de esta enfermedad y nos explica la importancia de que los pacientes diabéticos acudan a sus revisiones.

PREGUNTA: Profesor, ¿qué es el edema macular diabético?

RESPUESTA: Es el acúmulo de fluido dentro de la retina. Los vasos sanguíneos de los pacientes diabéticos tienen unas alteraciones que permiten el reflujo de un fluido que, al acumularse, altera su visión central. Esto provoca pérdida de agudeza visual, visión borrosa y disminución del campo visual.

P: ¿De qué manera estos síntomas pueden interferir en el día a día de los pacientes?

R: Esa pérdida de la visión central provocada por el edema macular diabético dificulta la realización de actividades cotidianas tan importantes como reconocer las caras de las personas, ver la televisión, leer o renovar el carné de conducir.

"Aunque las primeras fases sean asintomáticas, se pueden estar produciendo daños en la retina"

P: ¿Qué pronóstico a largo plazo tiene esta enfermedad?

R: Si se trata de manera precoz es previsible que haya un buen resultado visual. En cambio, si se cronifica, puede producir una pérdida irreversible de visión central. Muchas veces, los pacientes diabéticos no son conscientes de estas secuelas a largo plazo.

P: ¿Hay también pacientes que no acuden al oftalmólogo porque no están concienciados de la gravedad del edema?

R: Aunque parezca sorprendente, todavía hay pacientes diabéticos que desconocen que la diabetes es una causa importante de ceguera; por tanto, como no notan síntomas, no acuden a la revisión. Debemos advertirles de que, aunque las primeras fases sean asintomáticas, ya se pueden estar produciendo daños en la retina. Es importante ir a revisión aun cuando el paciente no note nada, para así prevenir daños futuros.

P: Las revisiones periódicas son, por tanto, imprescindibles para estos pacientes. ¿Ha repercutido el temor al covid en su asistencia a las consultas?

R: La irrupción del covid en las consultas de oftalmología provocó que muchos pacientes no acudiesen a ellas por miedo a ser contagiados. Es muy importante que todos los pacientes diabéticos acudan de forma regular a sus visitas, ya que es la mejor manera de evitar que pierdan visión a largo plazo.

placeholder El profesor Alfredo García Layana, director del Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra. (C. Castellón)
El profesor Alfredo García Layana, director del Departamento de Oftalmología de la Clínica Universidad de Navarra. (C. Castellón)

P: ¿Qué riesgos y consecuencias tienen estas cancelaciones y retrasos?

R: Si no se trata, un edema macular diabético se cronifica. Y esta cronificación produce un daño en las estructuras más importantes de la retina, que son sus células nerviosas. Una vez estas células están dañadas, se puede llegar a una pérdida irreversible de la visión. Por tanto, es importante actuar y tratar al paciente justo cuando lo necesita.

P: ¿Qué les diría a los pacientes con edema que están dejando de asistir a sus revisiones por miedo al covid?

R: Es importante reforzar el mensaje de que acudan a estas visitas. Las sociedades oftalmológicas han desarrollado protocolos muy estrictos para asegurar la máxima eficacia y seguridad en los tratamientos. En la actualidad, se han implantado medidas de seguridad muy estrictas y se puede asegurar que los hospitales son sitios muy seguros.

"Contamos con tratamientos eficaces. Son, fundamentalmente, farmacológicos y consisten en inyecciones intraoculares"

P: ¿De qué manera se está protegiendo a los pacientes?

R: Para proteger a nuestros pacientes, no solo necesitamos hospitales con las máximas medidas de seguridad e higiene, sino también protocolos que permitan un tratamiento ágil y rápido del paciente. Se trata de disminuir el tiempo que permanece en la consulta, evitar que se acumulen personas en las salas de espera y facilitar el flujo de pacientes. Esto se puede conseguir con los protocolos de ‘acto único’ y ‘sala limpia’: consisten en que el paciente es tratado el mismo día en que acude a consulta y, además, el tratamiento se realiza dentro del ambiente de la consulta externa, sin tener que acudir a quirófano como se hacía antes.

P: ¿Hay tratamientos para el edema macular diabético que mejoren la agudeza visual?

R: Afortunadamente, en la actualidad contamos con tratamientos eficaces para esta enfermedad. Son, fundamentalmente, farmacológicos y consisten en inyecciones intraoculares. Aunque suena muy agresivo, se toleran perfectamente por parte del paciente. Disponemos de distintos tipos de fármacos y los usamos en función de las características del paciente, tratando de maximizar siempre la duración del efecto para lograr el mayor efecto visual y, también, para disminuir el número de visitas.

P: ¿Hay también opciones de tratamiento para que los pacientes con edema macular diabético visiten menos veces el hospital, sufran menos estrés por las inyecciones intravítreas y haya una mayor adherencia?

R: Conseguir tratamientos de más larga duración disminuye el estrés del paciente y aumenta la adherencia a los mismos. El desarrollo de unidades de día de inyecciones intravítreas reducen la lista de espera y la carga de las consultas de oftalmología. Pero no solo es positivo para el sistema nacional de salud, sino que también proporciona los mejores resultados para el paciente al permitirle recibir el tratamiento adecuado en el momento preciso.

ECBrands Oftalmología