Un repartidor salva a una mujer que había caído a un río helado con su coche
  1. Alma, Corazón, Vida
CREE QUE NO ES UN HÉROE

Un repartidor salva a una mujer que había caído a un río helado con su coche

La mujer iba distraída hablando por su teléfono móvil cuando su coche se precipitó a un río de agua helada y apareció en escena su particular ángel de la guarda

Foto: Tuvo que bajar por la pendiente, meterse en el río y sacar a la conductora (Twitter)
Tuvo que bajar por la pendiente, meterse en el río y sacar a la conductora (Twitter)

Brandon Alt es un repartidor de la empresa FedEx que trabaja en la pequeña ciudad de Truckee, cerca del límite entre los estados de California y Nevada, en Estados Unidos. Este lunes 8 de marzo había comenzado la ruta con su camión cuando fue testigo de un accidente: el coche que circulaba unos metros por delante de él se había salido de la carretera.

Lo peor es que en paralelo a la vía había un río y el coche se precipitó hacia las aguas heladas rápidamente. Brandon no se lo pensó dos veces y se bajó de su camión dispuesto a ayudar a las personas que hubiera en el vehículo. Tal y como ha explicado a la CBS, "me sentí obligado. Yo era el único en la carretera que vio el accidente. Tenía que hacer algo".

El repartidor asegura que las aguas del río estaban heladas y que era urgente sacar del coche a la única mujer que viajaba en el interior del vehículo. Por eso, no se lo pensó y se metió en el río para salvar a la conductora que había sufrido el accidente y consiguió ayudarla a salir, mientras el coche quedaba completamente encajado en el cauce.

Despiste por el móvil

Seth Jennings, teniente de la policía de tráfico de California, ha explicado cómo sucedieron los hechos: "Ella bajó la vista para hacer una llamada por su teléfono móvil y llamar a un familiar para cantarle el cumpleaños feliz. Pero cuando volvió a mirar al frente, su coche ya iba dirigido al río Truckee y era demasiado tarde".

La mujer se distrajo para hacer una llamada con su teléfono móvil y acabó en el río

Brandon, por su parte, ha recordado cómo decidió meterse en el río: "Me detuve, bajé por el acantilado de tierra hasta el río y el coche estaba sumergido hasta la mitad. Llamé a su puerta, se dio la vuelta y me dijo 'por favor ayúdame'. El agua entró rápidamente en el vehículo y le dije: 'Vas a tener que volver a gatear si puedes'. Y consiguió salir". La conductora no resultó herida ni será acusada de ningún delito.

El repartidor no se considera un héroe porque espera "que cualquiera en esa situación haga lo mismo". Mientras, el teniente Jennings cree que sí estamos ante un auténtico héroe: "Tienes que ser una persona que quiera ayudar a otras y, obviamente, ese conductor de FedEx era una de esas personas. Fue una acción heroica".

Fedex California
El redactor recomienda