Los cambios que se producen en tu cerebro cuando te conviertes en padre por primera vez
  1. Alma, Corazón, Vida
Más sensibles al entorno

Los cambios que se producen en tu cerebro cuando te conviertes en padre por primera vez

Los investigadores hacen referencia a un tipo de estrés que suelen sufrir aquellos padres que tienen falta de apoyo: el estrés tóxico

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Un trabajo de la Dra. Sarah Watamura, la Dra. Pilyoung Kim, Tiffany Phu y Andrew Erhart de la Universidad de Denver señala que los padres experimentan cambios en su cerebro. Esta investigación, titulada 'Two Open Windows: Part II', subraya que todos aquellos que cuidan por primera vez de un bebé, tengan una conexión biológica o no, sufren modificaciones en el ámbito cerebral.

Según este informe, al que alude Islander News, aquellos que acaban de iniciar su paternidad son capaces de saber si el llanto del bebé es sinónimo de apetito o de que necesita un cambio de pañal. De este modo, convertirse en padres supone un momento en que “tanto los progenitores como el bebé son más sensibles a los cambios de su entorno”, tal y como puede extraerse del estudio. Será fundamental ayudar a las familias para que sus tareas les conduzcan a un buen estado de salud y bienestar.

Foto: Fuente: iStock.

Y es que, en el poco tiempo en que adultos y pequeños dan sus primeros pasos, debe garantizarse un espacio libre de estrés, para que, una vez en la escuela (que comprenderá una mayor franja de tiempo), los niños se desarrollen con éxito.

¿Cómo reducir el estrés?

Para fomentar un ambiente saludable será necesario encontrar vías que canalicen el estrés, especialmente ahora, que estamos sufriendo los efectos de la pandemia derivada del covid-19. El objetivo de todos los padres primerizos “debería ir encaminado a prevenir o minimizar el estrés que pueda influir en los hijos”.

Los investigadores hacen referencia a un tipo de estrés que suelen sufrir aquellos que tienen falta de apoyo: el estrés tóxico. Esta variante “pone a prueba el sistema neurológico necesario para determinar las necesidades de un bebé”. Apoyar a los que acaban de convertirse en padres, sobre todo a aquellos que han sufrido algún tipo de trauma, protegerá igualmente a sus hijos del estrés y les proporcionará herramientas para superar situaciones difíciles.

Tanto los progenitores como el bebé son más sensibles a los cambios de su entorno


Darius Tandon, investigador de la Universidad Northwestern, ha desarrollado dos programas que ayudan a padres y madres por separado a prepararse mental y físicamente para la paternidad. Los dos proyectos, que han sido probados, fomentan un cuidado de la salud mental de los adultos que favorezca el bienestar y la mejora de las relaciones entre padres e hijos.

En definitiva, este método prepara a los que están dando sus primeros pasos como padres a los cambios que pueda sufrir su cerebro mientras cuidan de sus hijos.

Salud mental Padres Estrés
El redactor recomienda