Fue a hacer la colada y volvió con medio millón más después de ganar la lotería
  1. Alma, Corazón, Vida
ÉL NO RASCÓ EL BOLETO

Fue a hacer la colada y volvió con medio millón más después de ganar la lotería

Una empresa de mudanzas le regaló un boleto de lotería por utilizar sus servicios, pero no descubrió su premio hasta que fue con su novio a hacer la colada días más tarde

Foto: Una empresa regaló el boleto a Emmett O'Hara por usar sus servicios (Lotto)
Una empresa regaló el boleto a Emmett O'Hara por usar sus servicios (Lotto)

Que la suerte está donde menos se la espera es algo que muchos aficionados a los juegos de azar saben. No es de extrañar que los responsables de la Lotería Nacional decidieran poner a la venta los décimos para el sorteo más popular del año en verano, de tal manera que los turistas pudieran comprar sus boletos en su destino habitual de vacaciones… por si acaso.

Pero no es necesario irse lejos o de vacaciones para que la diosa fortuna nos encuentre. Son incontables los casos de personas que han conseguido ganar un buen pellizco a la lotería porque estaban en el momento justo y en el lugar adecuado. Y ahora, se ha vuelto a demostrar que tan importante es jugar a la lotería como saber cuándo hacerlo.

Foto: La reacción del futuro papá no pudo ser más eufórica (YouTube)

El caso de Emmett O’Hara es paradigmático. Este joven canadiense se acababa de mudar hace poco y la empresa de mudanzas le quiso premiar por elegirles a ellos para llevar a cabo el trabajo. Así, cuando Emmett pagó sus honorarios, recibió un billete de lotería del tipo rasca y gana que guardó en su cartera para comprobarlo en otro momento.

Sorpresa en la lavandería

Días más tarde, Emmett y su novio fueron a la lavandería para hacer la colada. Mientras estaban esperando a que su ropa estuviese lista, el joven que acababa de mudarse recordó que le habían regalado un billete de lotería, por lo que se lo contó a su pareja y decidieron que era un buen momento para ver si habían tenido suerte.

Una empresa de mudanzas le regaló el boleto para agradecerle su elección

Emmet ha explicado a Vancouver is Awsome lo que sucedió entonces: "Mi novio fue el encargado de rascar el boleto y, por un momento, se hizo el silencio. Estaba completamente conmocionado. Me mostró el boleto y no podía creer lo que estaba viendo". No era para menos: aquel regalo de la empresa de mudanzas estaba lleno de ceros.

Ese billete de rasca y gana tenía una cifra ganadora de 675.000 dólares canadienses, el equivalente a casi 450.000 euros. Son conscientes de que esa cantidad les cambiará la vida y de que conseguir ese premio era lo último que podían pensar cuando la pareja decidió ir a la lavandería como una de sus rutinas diarias.

placeholder Los rasca y gana son juegos muy populares en Canadá (iStock)
Los rasca y gana son juegos muy populares en Canadá (iStock)

Aunque ahora es momento de pensar en qué gastar el dinero, Emmett reconoce que "siento que todo esto es increíblemente irreal. Todavía estoy en estado de shock". Para el futuro, se plantea la posibilidad de volver a estudiar, aunque es probable que lo primero que haga sea comprar una casa. Nunca lo tuvo tan fácil con todo ese dinero en su cuenta corriente.

Un premio para todos

El de Emmett O’Hara no ha sido el único premio inesperado de las últimas horas. Christi Davis, un exmilitar jubilado del ejército de los Estados Unidos, ganaba 500.000 dólares la pasada semana después de comprar un boleto para el Power Play ticket, un juego de azar de la lotería de Carolina del Norte similar a la lotería Primitiva en España.

Foto: Lotería de navidad (EFE)

Davis había ganado 50.000 dólares ya que su boleto coincidía con 4 de los 5 números de la combinación ganadora, además del complementario. Sin embargo, como su boleto tenía activada la opción multiplicadora, esa cantidad se multiplicó por 10, por lo que su premio final ha sido de 500.000 dólares, el equivalente a unos 415.000 euros.

Christi Davis ha reconocido a Channel 12 que con los 353.000 dólares que le han quedado después de impuestos, sueña con llevarse de vacaciones a su familia. Sin embargo, para el resto del dinero tiene un destino mucho más solidario: quiere ayudar a personas que lo están pasando mal y a los que la pandemia ha hundido aún más en la pobreza.

Christi Davis quiere ayudar a quienes peor lo están pasando en la pandemia

Davis vive en New Bern, una pequeña ciudad norteamericana de 30.000 habitantes, y señala que "ha sido un año difícil para todos. Por eso, queremos repartir el dinero entre algunas personas y organizaciones de la ciudad" que lo necesitan. Un detalle que muestra la calidad humana de esta persona, que siempre quiso ganar un gran premio de lotería y que, ahora, lo repartirá entre aquellos a los que les hace falta.

Lotería Juegos de azar Primitiva
El redactor recomienda