Por qué hacemos tanto ruido al respirar cuando estamos dormidos
  1. Alma, Corazón, Vida
CURIOSIDADES SOMNOLIENTAS

Por qué hacemos tanto ruido al respirar cuando estamos dormidos

A veces, no llega a ser un ronquido bien grueso y definido, pero la respiración se vuelve tan intensa que puede llegar a ser muy molesto para quien comparte cama contigo

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Del ronquido a la respiración fuerte mientras dormimos hay un paso. Evidentemente, uno es más molesto que otro. Ambos pueden ser señal de un problema de salud, pero en la mayoría de los casos no comporta gravedad. ¿Cómo sabemos si somos de los que roncan o simplemente respiran muy fuerte en sueños? Eso es imposible que lo sepamos por nuestra cuenta, pero seguramente si tenemos que compartir cama, la persona que duerma a nuestro lado lo sepa demasiado bien.

Pero, ¿a qué se debe que nuestra respiración aumente de intensidad a medida que caemos en los brazos de Morfeo? "El sonido que produces al respirar, ya sea estando despierto o dormido, es causado por la vibración del aire que emerge a través de nuestras vías respiratorias", asegura Timotuy Morgenthaler, neumólogo especialista en medicina del sueño de la Clínica Maño, a 'Live Science'. "El volumen de los sonidos respiratorios depende de lo ancho o estrecho que sea el tubo respiratorio y de la rapidez con la que pasa el aire a través de él. Casi como un instrumento musical de viento".

"Cuando estás dormido, las vías respiratorias superiores tienden a colapsarse solo parcialmente, de ahí que el aire vaya más rápido y suene más"

Al inhalar, el movimiento rápido del aire que fluye por las vías respiratorias superiores (la parte que se extiende desde la boca hasta la laringe), disminuyendo la presión en todo el tracto respiratorio. Este cambio de presión puede hacer que las vías superiores colapsen, lo que obstruye la respiración. Un efecto reflejo impide que se llegue a producir este colapso para así mantener el tubo respiratorio totalmente abierto y no quedarnos sin aire.

Vías abiertas o cerradas

"Al estar abierto, el flujo no va demasiado rápido, por lo que el aire se mueve sin mucho sonido", asevera Morgenthaler. "Pero cuando estás dormido, el reflejo pierde fuerza. Las vías respiratorias superiores tienden a colapsarse solo parcialmente, y es en ese momento cuando la respiración se vuelve más ruidosa de lo normal. El sueño, especialmente en la fase de movimiento ocular rápido (REM) también conduce a un tono muscular más bajo en la zona de las vías respiratorias". En otras palabras, los músculos que sostienen la zona de la garganta se relajan, lo que permite que el tubo respiratorio se contraiga. Al volverse más estrecho, la velocidad del aire que circula por ellas también aumenta, vibrando más y por tanto creando más sonido.

"Aunque respiras con más frecuencia mientras duermes, en realidad ingiere menos oxígeno y expulsa menos dióxido de carbono"

Esta estrechez de las vías respiratorias superiores también produce que la respiración se vuelva más superficial. Una persona, de media, inhala y exhala unas 14 veces por minuto mientras está despierta y 15 o 16 mientras duerme, según los cálculos de Morgenthaler. "Aunque respiras con más frecuencia mientras duermes, en realidad ingiere menos oxígeno y expulsa menos dióxido de carbono porque la necesidad de ventilación corporal no es tan alta como cuando estás despierto", argumenta. "Dormidos no tenemos que correr o salir a trabajar".

El ronquido se produce cuando las vías respiratorias del sujeto se vuelve tan estrecho que el aire sale más rápido, vibrando con mayor intensidad. "Esto suele ocurrir cuando el tubo respiratorio alcanza el diámetro de una pajita del McDonald's, que es un poco más ancha que las pajitas normales", compara didácticamente Morgenthaler. "Cuando es tan pequeño, no solo vibra el aire dentro de las vías respiratorias, sino también los tejidos que hay en ese área, lo que acaba provocando el ronquido".

Foto: Fuente: iStock.

¿Qué ocurre si las vías respiratorias del individuo se estrechan aún más y más? Se produce lo que se conoce como apnea obstructiva del sueño, lo que obliga a que la persona se despierte para tomar aire, pues si está dormido podría quedarse sin respiración. Si alguna vez te ha pasado, no te asustes, pues si no se cronifica no comporta más gravedad. Pero en caso de que ya hayan sido varias ocasiones, lo mejor es que acudas a un profesional del sueño para que te haga una analítica sobre tu sueño. "Bajar de peso suele ser un tratamiento eficaz porque el exceso de grasa acumulada alrededor de las vías respiratorias puede obstruir la inhalación y exhalación", recomienda el experto. "Como a su vez, evitar el consumo de alcohol horas antes de acostarse, el cual hace que los músculos circundantes al cuello se relajen".

Sueño Trastornos del sueño Salud Vida saludable McDonald's
El redactor recomienda