Los trucos de una nutricionista para adelgazar (y no recuperar el peso perdido)
  1. Alma, Corazón, Vida
Evita enfermedades cardíacas

Los trucos de una nutricionista para adelgazar (y no recuperar el peso perdido)

Lograr un peso ideal no es solo un aliciente para aprender a dar a nuestro organismo los alimentos necesarios, sino que es también una forma de mejorar nuestra salud

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Si bien es muy común que todo aquel que comienza un proceso de adelgazamiento lo hace con el objetivo de quitarse esos kilos de más, no muchos son capaces de conservar un peso saludable de forma habitual. Y es que para lograr este objetivo no hay que tener exclusivamente en mente qué alimentos proporcionar a nuestro organismo en función de sus necesidades, sino que se trata de la forma de mejorar nuestra salud.

En declaraciones al portal web 7news, la nutricionista Samantha Cassetty ofrece una serie de consejos para aprender a acostumbrar al cuerpo a consumir y quemar las calorías que requiere para funcionar, además de convertir esto en una costumbre que dure un periodo largo de tiempo.

  • Olvídate de lo que sabes sobre contar calorías

Está científicamente demostrado que, a medida que las personas pierden peso, su metabolismo cambia. Esto se debe a que el cuerpo de las personas ha disminuido en su tamaño y, por tanto, necesita menos calorías para su correcto funcionamiento. Además, la nutricionista señala que, en lo referente a las calorías, la calidad está por encima de la cantidad, incluso cuando se trata de adelgazar. Por ejemplo, hay pruebas que demuestran que la combinación de dieta mediterránea, con frutos secos y aceite de oliva, fomenta la eliminación de la grasa del vientre durante el periodo de cinco años en relación con un régimen bajo en grasas.

Foto: Foto: Unsplash/@chanderr.

Por otro lado, las investigaciones más recientes sugieren que resulta más fácil comer en exceso alimentos procesados porque se ingieren de forma rápida y no producen el mismo nivel de satisfacción que los saludables. Requiere más tiempo consumir alimentos enteros, lo que es indirectamente proporcional a las horas que el cuerpo estará sin hambre. “Esto sugiere que tus mecanismos internos estarán más satisfechos cuando comes alimentos enteros y mínimamente procesados, incluso si tienen el mismo número de calorías”, cuenta Cassetty.

Dieta de verduras y carbohidratos

La nutricionista recomienda a los ‘haters’ de las verduras darle una oportunidad a la coliflor arrocera para reemplazar algunas (o todas) las pastas y arroces con sus salteados favoritos. También considera interesante mezclar espaguetis o linguini con fideos vegetales en espiral.

placeholder Hay que fomentar el arroz integral en lugar del normal y alejarse de los procesadas (EFE)
Hay que fomentar el arroz integral en lugar del normal y alejarse de los procesadas (EFE)

Otra opción es añadir un puñado de verduras a batidos, recurrir sopas preparadas y utilizarlas en la salsa de la pasta. Si las verduras no están presentes en la comida o la cena, una buena forma de incluirlas es recurriendo a una receta nueva cada semana hasta que se configure un menú que puedas rotar y disfrutar.

  • No temas a los carbohidratos

Un estudio reciente que comparó a los ‘evasores’ de pastas y arroces con aquellos que sí los incluyen en su dieta reflejó que el segundo grupo contaba con menos posibilidades de tener sobrepeso u obesidad, y tenían un menor riesgo de complicaciones metabólicas, como la diabetes tipo 2. Por el contrario, se encontró cierta relación entre aquellos que no consumían pastas y arroces con un IMC (Índice de masa corporal) más alto.

Para tener éxito en la pérdida de peso es necesario realizar cambios sostenibles

“Lo que he aprendido es que no es necesario adoptar un enfoque de todo o nada en relación a los carbohidratos”, confiesa la nutricionista. Cassetty considera a las pastas y arroces una guarnición en lugar de un plato principal. Sin embargo, subraya que hay que fomentar el arroz integral en lugar del normal y alejarse de todas las versiones procesadas.

  • No sobrevalores tu actividad física

El ejercicio tiene muchos beneficios y es algo que todo el mundo necesita hacer, pero lo cierto es que “una rutina de entrenamiento puede no contribuir al adelgazamiento, y aún peor, puede estancar tu pérdida de peso”. Y es que, aunque sintamos que hacemos mucho esfuerzo cuando practicamos una actividad perteneciente al género cardio, todo ese sudor es solo “una parte del trabajo”.

placeholder Los más habituados al deporte no suelen percibir buenos resultados al pesarse (EFE Filip Singer)
Los más habituados al deporte no suelen percibir buenos resultados al pesarse (EFE Filip Singer)

De hecho, hay investigaciones que señalan que aquellas personas que no están habituadas a hacer ejercicio, pueden sentir un ligero impacto en el gasto de energía, que posiblemente suponga una caída a gran escala. “Es probable que experimenten otros beneficios (mejor salud mental, menor riesgo de enfermedad cardíaca, por ejemplo) pero no tienen una ventaja cuando se trata de pérdida de peso”, subraya la nutrionista. En el caso de los más deportistas, lamentablemente no suelen encontrar buenos resultados a su esfuerzo cuando miran su peso en la báscula.

Cómo no obsesionarse con el peso

i bien existen evidencias de que hay personas a las que le beneficia pesarse a diario o semanalmente, puesto que es sinónimo de autocontrol y mantenimiento, a otros puede provocarles el efecto contrario. En caso de que traiga consigo emociones negativas, “hay otras maneras de monitorear el estado del cuerpo”, como la medición del azúcar en sangre y la presión arterial.

  • Encuentra el peso ideal

El objetivo de toda dieta de adelgazamiento no es “encontrar la versión más delgada de ti mismo, sino la más saludable y feliz”, cuenta Cassetty. Seguir una alimentación sana tiene enormes beneficios, puesto que solo hace falta perder el 5% de peso para reducir el riesgo de diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Foto: Foto: Unsplash/@chanderr.
  • No es malo "pecar" de vez en cuando

Darse un descanso de los hábitos saludables, por ejemplo, al pedir un plato de nachos, es parte también de la dieta. Estos llamados “deslices” son parte de una vida normal.

  • Prepárate para el trabajo duro: ¡No te rindas!

Cualquiera que haya perdido peso, o incluso aquellos que se han mantenido sanos, saben que hace falta un poco de esfuerzo que con “tiempo y práctica” pierde su dificultad. La nutricionista recomienda a "aquellos que han luchado en el pasado" que comiencen con pequeñas metas como añadir una fruta o verdura a su menú todos los días”.

Aunque el camino pueda hacerse largo, la satisfacción obtenida al lograr esos pequeños objetivos “ayuda a fortalecer la determinación para abordar el siguiente”. Y es que, al final, estos logros se suman con el tiempo y pueden conducir a hábitos saludables.

En definitiva, para tener éxito en la pérdida de peso es necesario realizar cambios sostenibles. Se trata menos de qué dieta seguir (baja en carbohidratos, mediterránea...etc.) y más sobre lo que funciona para cada uno para que puedas seguir con los cambios introducidos.

Adelgazamiento Adelgazar Calorías
El redactor recomienda