Los científicos hallan un método para comunicarse con personas dormidas
  1. Alma, Corazón, Vida
UN SUEÑO INTERACTIVO

Los científicos hallan un método para comunicarse con personas dormidas

¿Se puede establecer un puente comunicativo con aquellos que duermen profundamente? Un equipo internacional de científicos ha desarrollado una forma de intentarlo

placeholder Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

Seguramente en alguna ocasión alguien te haya dicho que hablas en sueños. En realidad, se trata de un fenómeno muy común entre la gente. Se calcula que alrededor de la mitad de la población habla en sueños. A decir verdad, no es que hablemos literalmente 'en sueños', sino que son microdespertares de una duración muy corta de los que no somos conscientes al despertarnos. Por tanto, es prácticamente imposible comunicarse al cien por cien con una persona que está dormida. O al menos, así lo era hasta ahora.

Un nuevo estudio realizado por científicos de cinco países ha intentado romper esta barrera onírica y comunicarse con personas mientras tienen sueños lúcidos. Ken Paller, neurocientífico de la Universidad de Northwestern en Chicago, y sus colegas llevaban estudiando la conexión entre el sueño y la memoria durante años. Al someter a una serie de pruebas a voluntarios que manifestaron tener sueños lúcidos con frecuencia, descubrieron que los individuos pudieron responder a preguntas de "sí" o "no" y a problema matemáticos simples mediante movimientos faciales y oculares muy leves. Lo más llamativo es que después de la prueba, muchos recordaron haber escuchado las preguntas que les hicieron mientras estaban dormidos.

Algunos reportaron haber escuchado palabras "fuera de su realidad actual", o como si alguien les estuviera atendiendo a través de una radio

"Llevamos tiempo investigando el mundo de los sueños para aprender más sobre por qué ocurren y cómo podrían ser útiles de cara a mejorar la función cognitiva en la vigilia", afirma Paller a la revista 'Gizmodo' que se ha hecho eco del estudio. "Como en otros trabajos ya realizados, planteamos la hipótesis de que los eventos que se producen en la mente dormida podrían ser beneficiosos para la memoria".

Foto: Foto: iStock.

La mayor dificultad de esa pretensión siempre eterna de entender los sueños y por qué suceden es que la mayoría de los durmientes no recuerdan lo que han soñado a los pocos minutos de despertarse. Además, dependiendo de lo muy o poco onírico que sea el sueño, aunque nos acordáramos suele resultar muy difícil expresarlo con palabras. En ocasiones, da igual lo que veas, lo difícil de comprender y explicar es lo que sientes. Paller y su equipo de investigación ya publicaron un anterior trabajo en el que demostraron que algunas personas pueden llegar a verse influenciadas por los sonidos del mundo exterior mientras están dormidas.

De las 158 veces que intentaron comunicarse con cada uno de los soñadores lúcidos, obtuvieron una tasa de respuesta correcta del 18%

De hecho, muchas personas muestran señales comunicativas al dormir. Como decíamos al principio, el habla puede aparecer, pero también algún episodio de sonambulismo en el que el individuo se comunica con su entorno y se relaciona en base a él aunque esté completamente dormido. El investigador afincado en Chicago cree que este tipo de comunicación con la persona dormida que llevaron a sus experimentos puede llegar a inducirse y replicarse en un laboratorio, lo que resulta ser un gran avance para los estudios sobre el tema del futuro.

El estudio fue realizado por científicos de Estados Unidos (el equipo de Paller), Francia, Alemania y Países Bajos, quienes trabajaron de forma independiente pero en la misma dirección para llegar a conclusiones comunes. En total, se reunieron a 36 participantes que se autoproclamaban soñadores lúcidos. Incluso, como indica 'Gizmodo', había un ciudadano francés con narcolepsia que pudo alcanzar la fase de sueño REM (aquella en la que los sueños son más comunes) en tan solo un minuto durante una siesta de 20 minutos.

Foto: 'La pesadilla', de Henry Fuseli. (1781)

Algunos utilizaron palabras y se srivieron de la entonación para comunicarse con ellos, otros meras luces intermitentes o a partir de ligeros toques en la piel. La actividad cerebral de los voluntarios fue monotorizada a través de electroencefalogramas. Después de 57 sesiones en las que analizaron sus sueños e interactuaron con ellos, los participantes reconocieron haber tenido un sueño lúcido el 26% de las veces, de media. De las 158 veces que intentaron comunicarse con uno de los soñadores lúcidos, obtuvieron una tasa de respuesta correcta del 18%, que no es mucho pero es sin duda sorprendente.

¿Cómo? Gracias a movimientos oculares detectados o contorsiones faciales del soñador. Lo más sorprendente es que cuando se les preguntó por la experiencia, muchos de ellos se acordaban de las preguntas que le formularon, aunque no siempre de la misma forma. Algunos reportaron haber escuchado palabras que decían que oían "fuera de su realidad actual", mientras que otros lo percibieron como si alguien les estuviera atendiendo a través de una radio o dentro del sueño.

Una 'app' para los sueños lúcidos

El equipo ha acuñado el término de "sueños interactivos" para designar esta serie de experimentos que irán a más en el futuro para dar con la clave. "Actualmente estamos explorando las posibilidades de ejecutar experiencias en los mismos hogares de los participantes para que no tengan que venir a un laboratorio", asegura Paller. Otra de las vías de investigación es el desarrollo de una app de móvil que sirva de guía al durmiente para tener un sueño lúcido y cómo moverse en ellos. "Esta serie de aplicaciones podría desarrollarse de cara a resolver problemas con el sueño, así como también para que la gente se desarrolle más espiritualmente o recurran a la terapia para evitar las pesadillas, entre otros muchos beneficios psicológicos", concluye el científico.

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Sueño Resolución de problemas
El redactor recomienda