Por qué debes adelgazar a largo plazo y no con dietas rápidas para perder peso
  1. Alma, Corazón, Vida
EL EJEMPLO DE RACHEL HOSIE

Por qué debes adelgazar a largo plazo y no con dietas rápidas para perder peso

El efecto rebote amenaza con acabar con cualquier proceso de adelgazamiento si no se cumplen algunas medidas

placeholder Foto: Rachel Hosie adelgazó 16 kilos y se ha mantenido en su peso ideal (Instagram)
Rachel Hosie adelgazó 16 kilos y se ha mantenido en su peso ideal (Instagram)

Millones de personas se embarcan cada día en dietas milagrosas que les prometen adelgazar muchos kilos en poco tiempo. Su problema es que, en la gran mayoría de los casos, no consiguen perder peso a largo plazo, ya que sufren el conocido como efecto rebote y recuperan esos kilos de más en poco tiempo… o incluso llegan a ganar más peso.

Por eso, la mayoría de los médicos y especialistas recomiendan procesos de adelgazamiento que sean sostenibles en el tiempo y saludables. No se trata de perder kilos rápido y recuperarlos poco después, sino de que esa pérdida de peso se convierta en permanente adquiriendo nuevos hábitos que sean más sanos para nuestra vida diaria.

Foto: Fuente: iStock

Rachel Hosie es una periodista de Insider que hace dos años decidió hacer un cambio en su vida. Tenía sobrepeso y no le gustaba lo que veía en el espejo, por lo que decidió recurrir a un nutricionista para eliminar los kilos que le sobraban. Ahí comenzó un viaje que duró seis meses y durante los que adelgazó más de 15 kilos, pero cuyos efectos perduran hasta el día de hoy.

Cómo adelgazar a largo plazo

Esta periodista perdió 16 kilos y lo hizo "con un leve déficit de calorías", es decir, procurando quemar más calorías cada día de lo que ingería. Era la forma de seguir los consejos del nutricionista y entrenador Mike Molloy, que está convencido de que todos los procesos para adelgazar deben hacerse poco a poco porque "todo lo que es superextremo está diseñado para fallar".

Quienes se empeñan en perder mucho peso en poco tiempo lo recuperarán rápidamente

Molloy lo explica de la siguiente manera: "Cuando haces un déficit calórico por encima del 25%, vas a perder preferentemente masa muscular y, como resultado, va a disminuir tu tasa metabólica. Usando enfoques relativamente extremos, solo te estás preparando para un rebote a largo plazo. Una pérdida de peso más lenta, más controlada y más sostenible también conserva la masa muscular magra. Y esto le permitirá mantener un metabolismo más alto".

El nutricionista también señala que con ese déficit energético se provoca una "termogénesis adaptativa", un proceso que contribuye a la desaceleración del metabolismo. Por eso, "cuanto más extrema es tu dieta, más rápido se activa este proceso", y es algo que hay que tratar de evitar. Lo mejor, sin duda, es tratar de adelgazar poco a poco, pero durante mucho tiempo.

placeholder El cambio de la periodista es evidente (Instagram)
El cambio de la periodista es evidente (Instagram)

La periodista o tiene claro: "Si no adquieres hábitos de vida saludables que puedas mantener, ¿cómo esperas que tus resultados sean sostenibles?" Ese su particular truco para adelgazar: hacer cambios en tu dieta que puedan ser permanentes. Y pone el mejor ejemplo posible: "Si estás perdiendo peso y no puedes celebrar un cumpleaños con amigos o disfrutar de todas sus comidas favoritas con moderación, esa no es una forma sostenible de vivir".

La cabeza y la pérdida de peso

El éxito a largo plazo es la moderación, pero también convencer a nuestro cerebro de que nos embarcamos en este proceso y que vamos a llevarlo a cabo con éxito. Porque si después de adelgazar con buenos hábitos incorporados a nuestra rutina diaria, volvemos a la dieta que llevábamos anteriormente, a buen seguro que recuperaremos rápidamente el peso perdido.

Foto: El cambio de Jim en apenas unos meses ha sido radical (Facebook)

Rachel ha compartido en su perfil en Instagram varias fotografías en las que se puede ver el antes y el después de su transformación. Sin embargo, cree que es muy importante que esas imágenes se tomen con años de diferencia y no con meses, de tal forma que podamos comprobar que los cambios que instauramos en nuestra vida han dado resultado a largo plazo.

La periodista asegura que no es necesario renunciar a aquello que más nos gusta en la comida, al contrario de lo que piensan muchas personas que se enfrentan cada día a diferentes dietas: "Un estilo de vida saludable no tiene por qué ser un castigo. Bajar de peso no debería significar ejercicios agotadores que odias y privarte de todos los alimentos que disfrutas".

Por eso, recomienda hacer algo de deporte para conseguir energía, hacer ligeros cambios en la alimentación para llevar una dieta sana y saludable, y comer de todo, pero con moderación. Aunque la fruta, la verdura, los cereales integrales o los alimentos ricos en fibra y proteínas son excelentes, también es importante dejar un hueco de vez en cuando para lo que más nos gusta, ya sea el chocolate, una pizza, etc.

Trucos adelgazar Perder peso Adelgazar Adelgazamiento
El redactor recomienda