Ganan un millón a la lotería y regalan 1.000 dólares a cada empleado de la tienda
  1. Alma, Corazón, Vida
COMPRARON 25 BOLETOS

Ganan un millón a la lotería y regalan 1.000 dólares a cada empleado de la tienda

Una pareja estadounidense aficionada a los juegos de azar consigue un premio millonario después de muchas malas noticias que se sucedieron en su vida

placeholder Foto: Compraron 25 rasca y gana y en uno de ellos encontraron el premio de 1 millón (iStock)
Compraron 25 rasca y gana y en uno de ellos encontraron el premio de 1 millón (iStock)

Glenn Theriault y su pareja, Stephanie Lemieux, lo han pasado mal. Hace algunos años recibieron la noticia de que ella no podría tener hijos, por lo que su relación iba a estar marcada para siempre por esa falta de bebés. Por eso, decidieron volcar todo su amor en los animales y unieron a un perro a la familia, Baxter, que les ha acompañado durante 13 años.

El destino quiso que Baxter falleciera la pasada primavera, dejando a Glenn y a Stephanie con un enorme sentimiento de vacío en su interior: "Era como nuestro hijo y lo significaba todo para nosotros, especialmente desde que nos dijeron que nunca podría tener hijos". Pero no todas las noticias iban a ser malas y, por fin, han encontrado la razón por la que sonreír.

Foto: Kwame Cross, con su cheque gigante de ganador de la lotería (Virginia Lottery)

Stephanie reconoce que "despedirnos de él fue una de las cosas más difíciles que hemos tenido que hacer, pero era el momento y Baxter parecía saberlo". Sin embargo, la marcha de su mascota, un labrador chocolate de 13 años de edad, supuso el cambio de tendencia para la pareja, a la que la suerte ha comenzado a devolverle lo que le había quitado.

Ganaron un millón

Esta pareja vive en Turner, un pequeño pueblo de apenas 5.000 habitantes en el estado norteamericano de Maine, en el noreste del país. Glenn explica que "nuestra suerte pareció cambiar instantáneamente después de ese terrible día en que nos despedimos de Baxter", a pesar de que poco después llegó a Estados Unidos la pandemia por coronavirus.

Guardaban sus boletos premiados y, cuando tenían muchos, compraban otro montón

Muchas personas se contagiaron con el virus, las empresas comenzaron a cerrar y el país se sumió en una profunda crisis. Sin embargo, para Glenn y Stephanie las cosas fueron al revés: "Nuestro negocio comenzó a ir muy bien y nos estábamos expandiendo mientras muchas personas cerraban. Y luego descubrí que estaba embarazada después de creer que no podía".

El embarazo de Stephanie ha traído una gran alegría a la pareja, pero, mientras llega el nuevo miembro a la familia, ellos siguen haciendo una vida normal. Varias veces a la semana acuden a un pequeño supermercado cercano a su casa y, además de la compra, suelen hacerse con algunos boletos de lotería del tipo rasca y gana.

placeholder Los rasca y gana no dejan de ganar adeptos (Emiliano Vittoriosi para Unsplash)
Los rasca y gana no dejan de ganar adeptos (Emiliano Vittoriosi para Unsplash)

Hay veces que esos boletos son para ellos, mientras que en otras ocasiones compran muchos y los reparten entre sus empleados. De los que compran para ellos, suelen guardar los billetes ganadores y, cuando tienen varios, los suelen cambiar por otros nuevos. Y así fue cómo, a comienzos del nuevo año, fueron a su tienda de siempre y compraron 25 boletos de lotería.

El sueño de ganar un premio grande

Su objetivo era que, al comprar tantos boletos, uno tuviera un gran premio escondido en su interior. Así que cuando llegaron a casa, se dividieron los boletos y comenzaron a rascarlos, de uno en uno. Él consiguió un premio de 50 dólares en uno de los boletos y ella acumuló dos premiados con 30 dólares cada uno. Pero lo mejor estaba aún por llegar.

Foto: Fuente: iStock

Estaban a punto de terminar, cuando tras rascar el penúltimo boleto de los que tenía Glenn, éste se puso a gritar: "No podía creer lo que estaba viendo y me llevó un segundo asimilarlo. Di un gran golpe en el apoyabrazos del sillón reclinable y grité 'no puedo creerlo' y me puse a saltar". Ella, mientras tanto, no se creía lo que le estaba diciendo: habían ganado 1 millón de dólares.

Tal y como han explicado al Central Maine, la pareja llamó por teléfono a la organización de la lotería y, tras verificar el boleto, lo llevaron a una entidad bancaria para guardarlo hasta que lo pudieran cobrar. Después, se fueron a la tienda donde lo habían comprado y regalaron 1.000 dólares tanto al gerente como a cada uno de los trabajadores que estaban trabajando.

Regalaron 1.000 dólares al encargado y a cada uno de los trabajadores del supermercado

Desde que consiguieron el premio, Glenn y Stephanie han dado muchas vueltas sobre qué hacer con el dinero del premio, los 710.000 dólares que les han quedado tras pagar un 29% de impuestos y que equivale a unos 600.000 euros.

Glenn explica que "estábamos buscando algunas pequeñas propiedades para cuando nos jubilemos y también estamos construyendo una nueva instalación para nuestro negocio y podemos pagar una buena parte de eso. Creo que aumentaremos un poco el plan de jubilación y compraremos una casa más grande... y algunas motos de nieve... o vehículos todo terreno... o ambas cosas". Ahora el dinero ya no es un problema.

Lotería Suerte Juegos de azar
El redactor recomienda