Voló a París para dar una sorpresa a su novia... pero ella tuvo la misma idea al revés
  1. Alma, Corazón, Vida
'Tú a Beirut y yo a París'

Voló a París para dar una sorpresa a su novia... pero ella tuvo la misma idea al revés

La divertida historia de dos jóvenes que quisieron dar una sorpresa a su pareja y que les costó un día más sin verse… y un buen pellizco en un billete de avión

placeholder Foto: El objetivo de Finlay era sorprender a su novia en París (EFE/Christophe Petit Tesson)
El objetivo de Finlay era sorprender a su novia en París (EFE/Christophe Petit Tesson)

Era la primera vez que Finlay y Salma se separaban. Llevaban apenas tres meses juntos, pero Salma había regresado a Beirut desde Edimburgo, donde estudiaba, para pasar la Navidad y su pareja le había echado mucho de menos. Tanto, que decidió darle una sorpresa: como en el vuelo de regreso Salma tenía que hacer escala en París durante un día, Finlay viajaría a la capital francesa para esperarla en el aeropuerto y pasar un romántico día en la ciudad del amor.

Sin embargo, las cosas no siempre salen como se programan y ésta fue una de esas ocasiones. Finlay, que en ese momento tenía 23 años, avisó a su familia y cogió su vuelo con destino a París para dar una gran sorpresa a su novia. Lo que no esperaba era que ella hubiera tenido la misma idea y que hubiera cambiado su vuelo a uno anterior para llegar cuanto antes a Edimburgo.

Foto: Grace, a punto de emprender el viaje de sus sueños. (Vimeo/Thomas Gallagher)

La casualidad quiso que cuando Finlay estaba caminando por el aeropuerto de la capital escocesa para subir al avión, Salma acabara de aterrizar. Sin embargo, aunque la terminal de pasajeros es relativamente pequeña, no se vieron las caras. Un simple mensaje de "ya he aterrizado" hubiera bastado para que el novio no cogiera el siguiente vuelo, pero eso no sucedió y Finlay puso rumbo a París.

El amor pervive

Eso sucedió en enero de 2017 y hoy, cuatro años después, Finlay y Salma siguen juntos y viven en Londres, ya que él es ingeniero de software y ella trabaja para el Partido Nacional Escocés. Recuerdan aquella anécdota como una de las más divertidas de su etapa como estudiantes y, aunque tardaron unas cuantas horas más en verse de las que deseaban, al final mereció la pena.

Aunque apenas llevaban tres meses de relación, ambos quisieron sorprender al otro

Salma explica a la CNN que no llamó a su novio cuando desembarcó en Edimburgo porque estaba cansada y quería pasar primero por su casa para ducharse. Después, se iría al apartamento de Finlay para darle una sorpresa, pero la sorpresa se la llevó ella: "Estaba lista para volver con mi novio... y luego me di cuenta de que no estábamos en el mismo lugar".

Finlay tuvo que pasar la tarde y la noche solo en París, antes de regresar al día siguiente a Edimburgo para reencontrarse con Salma. La pareja recuerda aquella historia como la de dos románticos que querían sorprender al otro, algo que aún siguen haciendo hoy. Seguro que, ahora que se acerca San Valentín, muchos habrían tenido una idea similar… si no fuera por la pandemia.

San Valentín Escocia Novio Amor Aeropuertos
El redactor recomienda