¿Qué pasa si estornudas muy fuerte con los ojos abiertos?
  1. Alma, Corazón, Vida
un reflejo autónomo

¿Qué pasa si estornudas muy fuerte con los ojos abiertos?

En 1882 el 'The New York Times' publicó una historia que afirmaba que a una mujer se le salían los ojos después de un ataque de estornudos agresivos

placeholder Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Es posible que hayas oído hablar de un caso médico, en el que un hombre fue hospitalizado después de estornudar mientras se tapaba la nariz y la boca. No, sus ojos no se salieron de las órbitas como un perro de dibujos animados de los años 70 que ve a una atractiva perrita. Sin embargo, se rompió el cuello y provocó bolsas de aire que se extendían desde la parte superior de la garganta hasta el pecho, lo que requirió una semana en el hospital.

Precisamente este caso animó a 'IFL Science' a investigar cuál fue exactamente el origen de la leyenda urbana de que si estornudas con los ojos abiertos, se salen de sus órbitas e, incluso, si es posible estornudar sin cerrarlos instintivamente.

En primer lugar, aunque cerrar los ojos cuando estornuda es un reflejo autónomo, en realidad es posible estornudar con los ojos abiertos.

Foto: Foto: iStock.

“El hecho de que sea posible estornudar con los ojos abiertos sugiere que no está programado ni es obligatorio”, explicó David Huston, decano asociado del campus de Texas A&M College of Medicine Houston, en un comunicado de prensa.

"El cuerpo trabaja para eliminar las vías respiratorias estornudando cuando detecta partículas irritantes en la nariz", explicó Huston. "Al cerrar automáticamente los párpados cuando se produce un estornudo, se puede evitar que más irritantes entren y agraven los ojos".

Echa un vistazo a esta 'youtuber' estornudando con los ojos abiertos como prueba.

¿Observas cómo sus ojos no se salen? Esto se debe a que los espacios de aire en la nariz y la garganta no están conectados a nada detrás del ojo, lo que significa que no hay forma de que un estornudo pueda crear una presión que obligue a tus ojos a dispararse y colgar como un juego de swingball. Incluso si fuera posible que salieran disparados de allí, "no hay forma de que mantener los párpados cerrados pueda prevenir [eso]", dijo el profesor de cirugía y jefe de sección de otorrinolaringología de la Universidad de Medicina de Chicago, el Dr. Robert Naclerio, a la 'NBC'. "No es que los músculos sean lo suficientemente fuertes".

El origen de la leyenda

El origen de la leyenda parece ser una historia publicada el 30 de abril de 1882 en 'The New York Times', que afirmaba que a una mujer se le salían los ojos después de un ataque de estornudos agresivos. Cuenta cómo se encontró “con un accidente singular anteayer. Mientras viajaba en un tranvía, sufrió un ataque repentino de estornudos y le rompió uno de los globos oculares, por lo que desde entonces ha estado sufriendo el dolor más intenso ".

Dado que no hay casos modernos de que esto suceda, es poco probable que sea cierto. Sin embargo, hay otra buena noticia: la gente ha vomitado con tanta fuerza que sus lentes se han aflojado .

"La dislocación del cristalino podría ser inducida por un simple vómito", concluyeron los médicos que trataron a un paciente de 51 años que hizo esto. "Lo que aumentó la presión de la cavidad vítrea para golpear la fibra zonular y empujar la lente hacia la cámara anterior".

Nariz Curiosidades
El redactor recomienda