Descubren un mensaje en una botella que llevaba flotando en el mar dos años
  1. Alma, Corazón, Vida
Mientras limpiaba la playa

Descubren un mensaje en una botella que llevaba flotando en el mar dos años

Un ecologista encuentra en una remota isla de Papúa Nueva Guinea el mensaje de niña estadounidense tirado por la borda a más de 2.500 km de distancia

placeholder Foto: Foto: iStock
Foto: iStock

Se trata de una idea que suele recorrer las mentes de adultos y niños cuando se encuentran en algún lugar marítimo: escribir un mensaje (de auxilio, por ejemplo), guardarlo en una botella y lanzarlo al agua, con la esperanza de que algún día no muy lejano llegue a algún otro punto del planeta. Lo hemos podido ver en cientos de películas sobre náufragos y siempre tiene un resultado halagüeño, pero a la hora de la verdad son pocos los que realmente se inclinan a hacerlo.

Foto: Foto: iStock.

Como la realidad siempre supera la ficción en noviembre del 2020 un hombre encontró en la isla de Panasesa (Papúa Nueva Guinea) una botella con un mensaje, según ha dado a conocer esta semana 'The Guardian'. Lo que descubrió el ecologista Steven Amos mientra limpiaba una playa era una botella diferente: de vidrio, con la tapa sellada herméticamente, con un puñado de granos de arroz, algunas conchas marinas y una nota.

El diario señala que la botella había sido lanzada al mar el 8 de enero de 2019 desde un barco por Niki Nie, una adolescente estadounidense que viajaba con su familia, cuando navegaba entre Vanuatu y las Islas Marshall, recoge 'RT'.

placeholder Foto: iStock
Foto: iStock

"Supongo que, si estás leyendo esto, significa que esta botella ha sobrevivido durante su largo viaje y ha logrado llegar con seguridad a tus manos. ¡Espero que te encuentres bien! Tengo mucha curiosidad por saber adónde llegó esta botella y cuánto tiempo tardó en hacerlo", escribió Niki en la carta que posteriormente guardó en esta botella.

El ecologista cuenta que cuando leyó la carta hizo "todo lo posible para ponerme en contacto con la señorita Nie y pude hacerlo con la ayuda de mi colega. Yo estaba tan emocionado que no podía dormir cuando me dijeron que me encontraría con ella a través de Zoom".

Foto: Durante siglos, los mensajes embotellados fueron la única forma de comunicación para los náufragos. (Corbis)

Durante la conversación que mantuvieron el activista invitó a la joven a visitar las islas cuando se alivien las restricciones de viajes de la pandemia.

Por su parte, Niki Nie confesó que cuando la arrojó, jamás imaginó que pudiera llegar a conocer a quien encontrase el mensaje. Tampoco pensó que esta pudiera llegar a a esta playa, a unos 2.500 kilómetros de donde se lanzó. "Solo quería dejar un pedacito, un recuerdo flotando alrededor del océano en el que pasamos tanto tiempo", explicó Nie.

Playa Ecología Guinea
El redactor recomienda