Un bebé vive cuatro meses con una pila en la garganta
  1. Alma, Corazón, Vida
los peligros de estos objetos

Un bebé vive cuatro meses con una pila en la garganta

Según los cirujanos, si los padres no observan de primera mano al niño tragarse una pila o hay síntomas obvios de haberlo hecho, no es raro que se pueda pasar por alto

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Inaudito pero cierto: una niña de casi un año que rechazaba los alimentos sólidos ha tenido una pila alojada en la garganta durante cuatro meses. Cuando los padres de Sofía-Grace Hill, que es el nombre al que responde la pequeña, la llevaron al médico, estos pensaron que tenía amigdalitis o una infección viral. Sin embargo, cuando decidieron hacerle una radiografía descubrieron que había una pequeña pila con forma de botón en su esófago.

Tras ello, la niña tuvo que someterse a una operación de dos horas para poder extraer el objeto extraño de su interior, y ahora sigue una dieta líquida, según informa 'BBC'. Según el cirujano que la operó, el hecho de que haya podido sobrevivir cuatro meses con un objeto tan peligroso alojado en su garganta se debe a que la pila estaba 'vieja y sin carga'. El padre de Sofía notó que algo no iba bien en enero de 2020, y llevó en contables ocasiones a la pequeña a visitar a un médico.

La niña ha podido sobrevivir cuatro meses con la pila alojada en su garganta porque estaba 'vieja y sin carga', según los cirujanos

"Estaba convencido de que pasaba algo, pues Sofía solo aceptaba el puré", contó. Tras otra visita al hospital en mayo, descubrieron gracias a la radiografía que la batería alojada en su esófago estaba causándole graves daños. "Me enfadé y me culpé a mí mismo, pero ahora entiendo que era imposible que lo supiéramos", añade. A Sofía tuvieron que ayudarla con un tubo de alimentación, para que pudiera comer y se le cerrase la garganta, además, cada dos semanas recibe anestesia general para estirar su esófago, a la espera quizá de tener que hacerse otra cirugía.

"Sofía está mejorando semana tras semana con dilataciones de su esófago, que necesita cerrarse", cuenta el señor Hill. "La posibilidad de supervivencia en las primeras semanas es muy baja, por lo que nos sentimos optimistas y sabemos que estamos avanzando en la dirección correcta". El hombre todavía no sabe muy bien cómo la niña se apoderó de un botón sin que se diese cuenta, pero quiere advertir a los padres de sus terribles peligros.

"Los médicos y el gobierno llevan advirtiendo durante años sobre los peligros de las pilas de botón, pero no todos los padres son conscientes de ello"

"No tengáis en casa, simplemente, y tampoco le deis las llaves del coche a vuestros hijos para jugar. Confiad en vuestros instintos como padres", señala Janet McNally, cirujana pedriática del Bristol Royal Hospital for Children (que se encarga de supervisar el caso de Sofia), explica que no es difícil que, si los padres no observan de primera mano al niño tragarse una pila o hay síntomas obvios, no es raro que se pueda pasar por alto. "Los médicos y el gobierno llevan advirtiendo durante años sobre los peligros de las pilas de botón, pero no todos los padres son conscientes de ello", concluye.

Curiosidades
El redactor recomienda