Es noticia
Menú
Vuelta al cole con frío extremo y ventanas abiertas: cómo evitar que los niños enfermen
  1. Alma, Corazón, Vida
medidas contra el coronavirus

Vuelta al cole con frío extremo y ventanas abiertas: cómo evitar que los niños enfermen

Muchas asociaciones de padres se quejan de la obligación de tener las ventanas abiertas en clase. Charlamos con un médico para que nos explique cómo proteger a los más pequeños

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Si algo nos está enseñando el coronavirus (que ya deberíamos saber) es que en invierno puede hacer mucho frío. Quizá esa impresión tan básica se deba al hecho de que nos hemos tenido que acostumbrar a sentarnos en bares, restaurantes o autobuses con las ventanas y puertas abiertas para lograr una ventilación apropiada. En verano las terrazas se encontraban repletas, pero con la llegada del invierno la idea de sentarse al raso a tomarse una cerveza es poco alentadora. Sin embargo (insisten) la ventilación es fundamental para poder combatir un virus tan contagioso en lugares cerrados.

No hay más que echar un vistazo a los anuncios que nos recuerdan la importancia de abrir las ventanas en estas fechas navideñas, cuando nos reunamos con grupos grandes en casa, si no queremos acabar literalmente con la vida de alguien. Y si un grupo de la población concreta se encuentra en situación de vulnerabilidad por culpa del virus, es sin duda el de los niños. Igual que en autobuses y bares, los colegios por normativa para evitar los contagios tienen que mantener las ventanas abiertas durante las clases, algo que parece indignante a la mayoría de padres. De hecho, diferentes asociaciones estaban recaudando dinero hace tan solo unos meses para instalar filtros de aire en diferentes centros públicos del país.

"Mi hija va con leotardos, un chándal muy caliente, un jersey, gorra... hay días en los que pasa muchísimo frío"

El testimonio de M.F, cuya hija acude al colegio público La Paloma en Parla (Madrid), a El Confidencial, alerta de la situación actual: "Todas las mañanas cuando la llevo al colegio las ventanas están abiertas, y cuando vuelvo a recogerla, continúan así. Hay días en los que me dice que pasa muchísimo frío, de hecho voy a tener que comprarle unos pantalones más abrigados. Va con leotardos, un chándal muy caliente, un jersey, gorra... además, les dejan ir al baño a hacer pis pero nada más (para cualquier otra urgencia tienen que esperar a casa). En Educación Física tienen que ir con la mascarilla puesta todo el tiempo y mi hija dice que se ahoga. Muchas madres han protestado, pero desde el centro ya nos explican que por ley no pueden hacer nada".

Foto: Fuente: iStock

"En mi clase tenemos tres ventanas abiertas tan solo a la mitad, así como la puerta, pues es necesaria una ventilación cruzada", explica M.C.N, profesora del colegio Marqués de Suanzes, también en la capital. "La coordinadora COVID tiene dos medidores de CO2 y los está probando, pues estamos probando para ver si se puede cerrar un poco más y así conseguir elevar la temperatura. En mi caso, al trabajar con niños de infantil, no pasan frío porque se mueven continuamente, y lo cierto es que no se están poniendo enfermos de constipados. Eso sí, les mandamos que vayan con camisetas térmicas o chaquetas de chandal debajo del babi". Además de la ventilación cruzada, en el comedor han instalado mamparas, han establecido grupos más pequeños por clase y en los recreos los niños juegan en 'grupos burbuja', separados por zonas.

Luchar contra los resfriados

Con el fin de evitar los posibles constipados derivados de esta particular situación y de comprender si es verdaderamente precisa la ventilación, nos hemos puesto en contacto con el doctor Quique Bassat, coordinador del Grupo de Trabajo de la Asociación Española de Pediatría (AEP) para la Reapertura de la Escolarización."No se están dando más casos de niños que acudan a consulta este invierno porque hayan cogido frío", asegura. "Más bien al contrario. Aunque al principio de la reapertura de los colegios hubo un aumento de visitas 'por precaución', la realidad es que en las últimas semanas hemos visto un descenso de las consultas por sintomatología respiratoria, por lo menos con años pre-pandemia".

"Mantener las ventanas abiertas todo el rato es mejor que solo ventilar entre clase y clase. Otra cosa es lo viable de la medida en época de frío, pero eficaz es"

"La ventilación es una de las medidas más importantes para disminuir el riesgo de transmisión en espacios cerrados", insiste. "Mantener las ventanas abiertas todo el rato es mejor que solo ventilar entre clase y clase. Otra cosa es lo viable de la medida en época de frío, pero eficaz es. Mi recomendación es que los niños vayan adecuadamente abrigados y que lleven las mascarillas lo máximo posible, teniendo en cuenta que la mayoría de virus respiratorios se previenen con la mascarilla", concluye. Esperemos que la mascarilla continúe siendo efectiva en una situación que, con suerte, durará poco.

Si algo nos está enseñando el coronavirus (que ya deberíamos saber) es que en invierno puede hacer mucho frío. Quizá esa impresión tan básica se deba al hecho de que nos hemos tenido que acostumbrar a sentarnos en bares, restaurantes o autobuses con las ventanas y puertas abiertas para lograr una ventilación apropiada. En verano las terrazas se encontraban repletas, pero con la llegada del invierno la idea de sentarse al raso a tomarse una cerveza es poco alentadora. Sin embargo (insisten) la ventilación es fundamental para poder combatir un virus tan contagioso en lugares cerrados.

Colegios Niños
El redactor recomienda