Por qué las patas de tu perro huelen a fritos
  1. Alma, Corazón, Vida
el mejor amigo del hombre

Por qué las patas de tu perro huelen a fritos

Si desprenden un aroma peculiar, la causa suele ser una afección dermatológica que requiere consultar con un veterinario

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Quizá seas una persona de perros, de gatos, o de ambas, pero si tienes una mascota sabes lo que eso simboliza. Amor, compañía, lealtad y, por supuesto, demasiados calcetines y zapatos roidos así como objetos de la casa destrozados. Pero no importa porque al fin y al cabo son los mejores amigos del hombre y sabemos que siempre estarán ahí para nosotros. Los perros en concreto llevan años a nuestro lado, son compañeros fieles, jugadores natos y amigos cariñosos. Pero si hay algo que no son, es inoloros.

Como sucede con todas las criaturas que pueblan la Tierra, los canes necesitan un baño de vez en cuando. No son como los seres humanos, que nos duchamos todos los días (en el mejor de los casos): cuando los perros tienen tres meses o menos, es decir, cuando son cachorros, deben bañarse una vez a la semana. Hasta los seis meses, una vez al mes, y cuando por fin son adultos es suficiente con que se remojen dos veces al año. Esto se debe a que tienen una grasa en la superficie de su piel que les sirve de aislante y les protege.

En la mayoría de los casos, las culpables son bacterias conocidas como Proteus, que son completamente naturales y generalmente inofensivas

Ahora bien, aunque seas de los que cumple a rajatabla con esta norma y la conocieses desde antes, quizá has notado un extraño olor a frito (no se puede expresar mejor) que proviene de sus patas. ¿De dónde viene ese peculiar aroma? Según explica el veterinario Jerry Klein en 'Mel Magazine': "El olor de ciertas levaduras o bacterias puede hacer que las patas de los perros huelan a algo parecido a las bolsas de fritos, como a copos o chips de maíz. En la mayoría de los casos, las culpables son bacterias conocidas como Proteus, que son completamente naturales y generalmente inofensivas, pero desprenden un olor a levadura que puede parecerse a esos productos procesados de maíz".

Lo que puede contribuir a la propagación de estas bacterias es el hecho de que los perros sudan por las patas, lo que proporciona las condiciones perfectas para que los microorganismos se reproduzcan y huelan. Los canes tienen glándulas merocrinas en esa zona de su cuerpo, que funcionan de manera similar a las glándulas sudoríparas humanas.

¿Hay que preocuparse?

En la mayoría de los casos, no, y además pueden mitigarse con una limpieza regular. "La higiene adecuada de las patas (evitar que crezca demasiado pelo, por ejemplo) además de limpiar y secar a fondo, ayuda a prevenir que ocurra", indica el doctor. "En algunos casos, la dieta también es fundamental. Las alergias a determinados alimentos pueden causar inflamación de la piel, lo que a su vez puede resultar en infecciones por hongos que desprenden un mal olor".

Foto: Mako disfrutó de lo lindo con sus nuevos amigos acuáticos (Facebook)

No obstante, si notas un olor extraño puede ser el momento de consultar con un veterinario. "Si las patas de un perro desprenden un aroma peculiar, la causa suele ser una afección dermatológica que requiere consultar con un veterinario", apunta Klein. "Ellos son los que ayudarán a determinar la causa de la afección, como una levadura o una bacteria, y luego pueden abordar la forma adecuada de tratar la afección".

Mascotas Perro
El redactor recomienda