Por qué soñamos que volamos y cómo aprender de las fantasías simbólicas
  1. Alma, Corazón, Vida
Mundo onírico

Por qué soñamos que volamos y cómo aprender de las fantasías simbólicas

Si alguna vez has soñado con que, como Ícaro y Dédalo, emprendías el vuelo, es normal. Se trata de uno de los deseos más antiguos del ser humano, al fin y al cabo

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Hay una serie de sueños que parecen unir a todas las culturas del mundo: es probable que en más de una ocasión tu mente haya evocado horribles pesadillas en las que perdías un zapato, llegabas tarde a un examen o se te caían de golpe todos los dientes. Por otro lado, los sueños oníricos, agradables y visualmente bellos también son bastante comunes, y entre todos ellos los relacionados con volar son, probablemente, los mejores.

Una de las principales razones por las que soñamos es que nuestro centro de control de la memoria, el hipocampo, necesita repasar información del día anterior o la semana anterior para garantizar que se codifique en la memoria a largo plazo. Esta es la razón por la cual muchos de nuestros sueños cuentan con eventos y personas con las que nos hemos encontrado o en las que hemos pensado recientemente.

Una teoría popular alentada por las interpretaciones de Freud asegura que soñar con volar simboliza el orgasmo. Otra, que nos encontramos en un momento de cambio

Eso choca un poco con las ideas de Freud, que aseguraban que los sueños explican todo aquello que pasa por nuestro subconsciente y que, sin embargo, no conocemos de nosotros mismos. Las fantasías oníricas están repletas de simbología, por supuesto, pero no es una simbología muy misteriosa: soñar que se te caen los dientes probablemente dice poco sobre tu psique. Una teoría bastante popular sobre volar mientras dormimos asegura que simboliza el orgasmo. Cuando vuelas te sientes libre y eufórico, lo que quizá simboliza algún alivio o emoción en tus momentos de vigilia.

Por otro lado, según indica 'Astrofame', revela que nos encontramos en un momento importante de cambio. Quizá nos dirigimos hacia un nuevo comienzo, donde el destino menudo se impone sin que tengamos control sobre él. Indica un periodo de decisiones importantes y necesarias para poder avanzar. Puedes creer lo que más te convenga.

Foto: Foto: iStock.

No se necesita por tanto un psicoanalista muy sofisticado para desentrañar algo que todos hemos soñado en alguna ocasión. Incluso si nos atenemos a las teorías de Freud y Jung que aseguran que soñando representamos nuestros deseos insatisfechos, tampoco es gran cosa: desde los tiempos de Ícaro y Dédalo, uno de los mayores deseos del ser humano ha sido poder emprender el vuelo con alas o sin ellas. 'Psychology Today' aconseja en estos casos, si realmente te preocupa saber lo que pueden querer decir tus fantasías mientras duermes, escribirlos conforme te levantes.

Es probable que desde que comenzó la pandemia hayas tenido sueños más extraños de lo habitual

Si usas un programa como Word y escribes todos sus sueños allí, marcados correctamente con una fecha y lo que estaba sucediendo en tu vida en esos momentos, puedes usar el motor de búsqueda para encontrar palabras clave. Usando tu propio banco personal de sueños, serás capaz de encontrar el contenido real de cada uno de ellos estudiando muchos sueños diferentes con un tema común y comparándolos con eventos de la vida real y preocupaciones del momento.

Además, es probable que desde que comenzó la pandemia hayas tenido sueños más extraños de lo habitual. Es normal, no te preocupes, de hecho en marzo surgió una página llamada 'I dream of Covid' en la que cualquiera podía añadir lo que había acontecido en su noche pasada. Al haber cortado en seco nuestra vida cotidiana, en la cual la interacción social y la conexión física con las personas de nuestro entorno formaba parte de nuestro día a día, notábamos cambios mayores o menores en nuestro cuerpo. Todo ello, como es natural, repercute en nuestro descanso.

Dormir bien
El redactor recomienda