¿Hay que regalarle algo al jefe aunque sea una persona espantosa?
  1. Alma, Corazón, Vida
dudas navideñas

¿Hay que regalarle algo al jefe aunque sea una persona espantosa?

A no ser que seas el Grinch, quizá te encuentras en esta encrucijada. Te contamos si tienes alguna obligación moral de hacerlo y, en caso positivo, cuáles son los mejores obsequios

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Llegan las navidades y, a menos que seas el Grinch, lo normal es que los próximos días estén repletos de fiestas, regalos (por compromiso o por afinidad), comidas y alegría por doquier. Siempre en su justa medida, claro, pues sabemos que las condiciones actuales no son las ideales y que en varios países europeos se han endurecido las restricciones.

En el trabajo o teletrabajo, según tu situación, quizá os hayáis propuesto hacer el amigo invisible (si quieres conocer los misteriosos orígenes de esta divertida tradición, aquí te los contamos), o quizá, simplemente, te estés preguntando si debes hacerle algún obsequio a tu jefe por aquello de que estos son tiempos de amor y caridad en los que debemos portarnos bien con nuestros congeneres. Pero, ¿qué sucede si tu jefe es una persona espantosa?

Ni se te ocurra regalarle dinero, colonias (o cremas), ropa interior u objetos de temática religiosa o política

La respuesta es sencilla: por supuesto que no estás obligado a comprarle nada. De hecho, es bastante raro que los empleados le regalen algo a su jefe a no ser que tengan una relación cercana con él. Si además es una persona por la que no sientes ninguna clase de simpatía (y por las noches imaginas diferentes maneras de destruirlo), eliminamos de facto lo del regalo individual. Ahora bien, ¿y si el resto de compañeros van a obsequiarle con algo? Dependerá de lo que te afecte ser el único que no contribuye y la declaración que quieres llevar a cabo negándote. Si finalmente decides ser el único contracorriente, no le des tanta importancia, recházalo cortésmente y desea buenas fiestas a todos (incluido tu jefe).

Si por el contrario has decidido hacerle un regalo a tu jefe, por la razón que sea, aquí van algunos consejos de lo que NO debes regalar, bajo ninguna circunstancia:

Dinero. Es difícil que se te haya ocurrido algo así, teniendo en cuenta que cobra más que tú y lo sabes de sobra, pero por si se te ha cruzado un cable.

Colonias (o cremas). Tienes muchas probabilidades de no acertar y el mensaje que mandas no es el mejor.

Libros u otros objetos de temática religiosa y política. Definitivamente es una línea que no quieres sobrepasar.

Ropa interior. No. Alto ahí. Ni se te ocurra.

Sin embargo, sí que hay detalles que puedes comprar y que son una buena idea: algo que resulte práctico y funcional. Por ejemplo, una estilográfica, una botella de vino, un libro (nada de autoayuda, si le conoces un poco piensa qué autor podría hacerle ilusión o interesarle), una taza de café o un termo, algo para decorar el despacho o un pack de cervezas artesanales podrían ser una buena opción. Vayas a hacer el regalo de manera conjunta o por tu cuenta, piensa que hay muchos buenos detalles que no tienen por qué ser caros y que te harán quedar bien con él, pero recuerda que no es algo obligatorio y que estás en tu pleno derecho de no obsequiarle con nada, especialmente si, como decíamos antes, es una persona espantosa.

Curiosidades
El redactor recomienda