El sexo de ruptura: ¿puede funcionar o siempre es un auténtico desastre?
  1. Alma, Corazón, Vida
qué dicen los expertos

El sexo de ruptura: ¿puede funcionar o siempre es un auténtico desastre?

Es natural querer sentirse bien después de una separación y muchas personas recurren a esto para mitigar el dolor

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

El sexo es un arma poderosa, puede unir, establecer lazos y afecto, pero también separar. Algunas parejas aseguran que sus mejores relaciones se producen tras haber discutido, con el llamado sexo de reconciliación. Otras, sin embargo, no conciben el irse a la cama con alguien con quien no se encuentran agusto o que las ha herido. Cada persona es un mundo y sobre todo aquello relacionado con el amor y las relaciones no hay nada escrito.

¿Y el sexo de ruptura? Aunque en las películas se muestra como un momento de debilidad por parte de los protagonistas, que culmina sin embargo de manera feliz. La realidad, por supuesto, es un poco más complicada, y las rupturas son dolorosas y traumáticas. ¿Qué nos lleva entonces a querer tener sexo con la persona con la que hemos experimentado el terrible proceso de una ruptura? La Universidad de Missouri realizó un estudio sobre motivación y conducta tras una ruptura con una muestra de 170 personas que acababan de terminar con sus parejas. En el primer mes de investigación descubrió que un 35% de ellos habían recurrido a este como estrategia para combatir la tristeza. Otros habían tenido relaciones con otras personas como medio de venganza hacia sus antiguas parejas.

En el primer mes de investigación se descubrió que un 35% de ellos habían recurrido al sexo de ruptura como estrategia para combatir la tristeza

Los expertos tienen diferentes ideas de por qué se produce este fenómeno que es extraordinariamente común. Holly Richmond, experta en relaciones sexuales, explica en 'Health' que: "En muchas ocasiones solo se trata de un ritual de despedida, una manera de celebrar todo lo bueno que ha tenido esa relación. Las relaciones, generalmente, terminan por razones emocionales y no sexuales, por lo que es algo así como la última conexión que tendréis. Es una manera de decir que lo vuestro no va a funcionar, pero que os seguis queriendo".

Aceptar el dolor

Por su parte, La experta en citas Sarah Louise Ryan explica en 'Mel Magazine' que acostarse con alguien con quien solías salir puede interpretarse de dos maneras. La primera es que puede "confirmar que la chispa o la conexión emocional se ha ido". La segunda, sin embargo, puede dar a una de las partes un mensaje contradictorio, algo así como que la relación puede volver a reiniciarse. "Y, a pesar de ello, aunque sabemos que saldremos heridos seguimos intentándolo", explica. ¿Por qué? "El sexo en sí mismo libera todas esas hormonas del bienestar en el cerebro para disminuir el dolor de tipo emocional", explica Ryan. También piensa que es natural querer sentirse bien después de una separación dolorosa, especialmente con la persona que, en algún momento, te hizosentir valorado, visto, escuchado y amado. En resumen, el sexo generalmente nos hace sentir bien, y tenerlo con un ex puede estabilizar momentáneamente el caos.

Es natural querer sentirse bien después de una separación dolorosa, especialmente con la persona que te hizo sentir valorado y amado

¿Es buena idea? Depende del contexto, pues si la ruptura ha sido consensuada quizá os permita despediros de una forma dulce, pero es poco probable que se produzca un escenario tan perfecto y generalmente no te dejará aclarar las ideas. Aceptar el dolor de la ruptura requiere tiempo, y el sexo lo único que hará es prolongar el proceso. Las relaciones sexuales no van a darte lo que buscas, solo lo conseguirás priorizándote y cerrando la puerta definitivamente, pues el mundo está repleto de puertas mejores y más bonitas.

Sexo Sexualidad Noadex
El redactor recomienda