El misterio de Ellidaey, la "casa más solitaria del mundo"
  1. Alma, Corazón, Vida
CUNA DE VIKINGOS, REFUGIO DE FRAILECILLOS

El misterio de Ellidaey, la "casa más solitaria del mundo"

Una única edificación en medio de una isla perdida en medio del océano. ¿Quién construyó y quién mantiene el pequeño edificio de Elliðaey (o Ellidaey)?

placeholder Foto: Es una isla de origen volcánico perteneciente a Islandia (Foto: Instagram)
Es una isla de origen volcánico perteneciente a Islandia (Foto: Instagram)

En Islandia hay una leyenda sobre esta isla. Se cree que su nombre, Ellidaey, viene de una pequeña cueva donde una dama se escondió de los invasores para criar a su hijo. Los primeros poblados de pescadores se asentaron hace 300 años, pero se sabe que la isla está completamente deshabitada desde 1930.

Elliday es un pequeño islote de origen volcánico perteneciente al archipiélago de Vestmannaeyjar (o Islas Westman), al sur de Islandia, verdadera cuna de los vikingos islandeses. Tan solo tiene 0,45 kilómetros cuadrados. Solo se puede acceder a ella mediante una cuerda que hay situada en uno de sus acantilados.

No hay ninguna infraestructura. Los únicos habitantes son los frailecillos, unas aves marinas. Sin embargo, en una de sus laderas planta cara al océano una pequeña edificación bien mantenida.

Los cazadores de frailecillos

La casa se encuentra en perfecto estado, aunque en la isla no hay ni electricidad ni agua corriente. Se hizo muy famosa cuando el primer ministro de Islandia quiso regalar la isla a la cantante Björk. Sin embargo, no pudo porque ya tenía otros propietarios. Entonces las quinielas se dispararon. Se hablaba de un ermitaño fanático religioso o de un multimillonario excéntrico que la había comprado como refugio en caso de apocalipsis zombi (también le hubiera venido muy bien para el covid).

Foto: Las batallas de Fortnite pueden pasar de los videojuegos a la realidad (Epic Games)

Lo cierto es que la casa se construyó en 1954 y pertenece, como toda la isla, a un colectivo que se dedica a organizar excursiones para cazar frailecillos, un ave en peligro de extinción pero que el gobierno islandés permite su captura, según informa The Sun. Cada excursión puede costar unos 300 euros y pueden disparar a más de 100 frailecillos.

La casa les serviría de base de apoyo para guardar material y descansar. Curiosamente la casa también cuenta con una sauna alimentada por un sistema de recolección de agua de lluvia. El misterio de la casa más solitaria del mundo, desvelado.

Islandia Caza Aves Redes Sociales
El redactor recomienda