Cómo recuperarse de un despido para volver a encontrar empleo
  1. Alma, Corazón, Vida
la crisis del coronavirus eleva el desempleo

Cómo recuperarse de un despido para volver a encontrar empleo

Los despidos son una decisión de negocio, por lo que es esencial que no te lo tomes como algo personal. Hay trucos para entrar de nuevo en el mercado laboral con la autoestima alta

placeholder Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

Un despido siempre es un jarro de agua fría para aquel que lo sufre. La autoestima puede verse afectada, y volver al mercado laboral (sobre todo si llevamos mucho tiempo fuera de él) es una tarea ardua que requiere esfuerzo constante. A veces, no entendemos por qué no nos quieren o qué hemos hecho mal para precipitar nuestra salida de la empresa, y en esos casos una explicación clara es fundamental para no cometer los mismos errores en el futuro.

Otras veces, simplemente, 'es lo que toca'. La crisis del coronavirus ha elevado el desempleo en España, y según datos de S&P, hasta 2022 la tasa de paro se situará por encima del 16%. En momentos de máxima incertidumbre como los que nos ha tocado vivir, es normal sentir aprensión o ansiedad por el futuro, y si desgraciadamente te encuentras dentro del grupo de personas que de un día para otro han perdido su empleo, aunque en los primeros momentos es difícil animarse, siempre hay una serie de consejos que puedes seguir para evitar hundirte y conseguir, además, que tu carrera recupere el rumbo.

Porque en ocasiones nos encontramos anclados o frustrados con un trabajo y ni siquiera nos damos cuenta, llevados por la inercia. No en vano, en 2019, la OMS reconoció el síndrome del 'burnout' (síndrome del trabajador quemado) como problema asociado al empleo, siendo este, además, el segundo problema de salud laboral más frecuente en Europa: agotamiento, falta de energía o distanciamiento mental son algunos de sus síntomas. Por ello mismo, si piensas que tus posibilidades de encontrar un empleo son escasas, ten en cuenta que sufrir un despido podría traducirse en una oportunidad única para encontrar un nuevo reto profesional, reevaluar tu carrera e incluso considerar un cambio en tu trayectoria laboral. Una manera de salir de tu zona de confort.

Consejos para tu autoestima

El Confidencial ha entrevistado a Alexandra Arranz, psicóloga y directora asociada de Walters People, para que nos marque algunos puntos fundamentales a la hora de afrontar un despido, para que sea menos traumático e incluso pueda servir para el futuro.

PREGUNTA. A la hora de afrontar un despido, ¿qué pasos hay que seguir para recomponerse anímicamente lo antes posible? ¿Qué debe evitarse?

RESPUESTA. Lo primero de todo no culpabilizarse, son muchos los motivos que nos pueden llevar a esa situación, en la actualidad la economía no acompaña y los recortes están a la orden del día. Tomarse unos días de desconexión y no dejarse llevar por las opiniones. Estas situaciones son propensas para que todo nuestro entorno opine, y aunque casi siempre será con la mejor de las intenciones, un exceso de 'in-puts' nos puede bloquear y no ayudarnos a avanzar. Después de esos días de descanso, podemos analizar lo sucedido, tomar decisiones, si fueran necesarias, y analizar los puntos de mejora para sucesivas relaciones laborales. Hecho todo esto, estamos preparados para afrontar una nueva etapa en nuestras vidas.

P. ¿Es inevitable que la autoestima se vea perjudicada en estos momentos?

R. Todos tenemos un ego que gestionar y, por exceso o defecto, siempre nos veremos afectados. La mayoría saldrán indemnes del trance, pero algunos de nosotros necesitaremos levantar la mano y pedir una ayuda extra para gestionar el proceso. Llegado este punto, veámoslo como un punto de partida y una oportunidad de mejora, de seguir evolucionando.

¿Nuestro trabajo nos hacía felices? Si la respuesta es “no" o "no del todo” podremos dar un paso más en la búsqueda de nuestra situación ideal


P. ¿Cómo plantear la vuelta al trabajo cuanto antes?

R. La vuelta al trabajo hay que plantearla cuando toca, primero de todo preguntarse, y plantearse, cómo queremos que sea nuestra nueva etapa, con los límites, que siempre suponen que nuestro crecimiento personal y profesional vaya de la mano de la necesidad de generar un salario que cubra nuestros gastos. Cuando la situación lo permita, nos pararemos y analizaremos si lo que tuvimos nos gustaba, estaba en línea con nuestros intereses, ¿nos hacía felices? Si la respuesta es no o no del todo, intentemos acercar posturas, siendo objetivos, realistas, para no frustrarnos, pero siempre dando un pasito más para conseguir nuestra situación ideal.

P. En la actualidad, ¿qué tipo de perfiles buscan las compañías y cómo puede uno adaptarse a ellos?

R. Dejando a un lado la parte técnica y de conocimientos inherente a todos los perfiles, las compañías buscan gente dinámica, que genere una energía positiva a su alrededor, que haga equipo, resiliente y que vea el vaso medio lleno. Las compañías se han visto desbordadas por una situación a la que nunca habían hecho frente y han aprendido a lidiar con ella sobre la marcha, por lo que contar con gente flexible que se adapte a los cambios y que no suponga una traba a las decisiones de la empresa será gratamente valorado. Claro está, esto no supone no poder dar nuestra opinión, simplemente hacerlo de manera constructiva y con una mentalidad de remar en grupo.

P. ¿Es buena idea preparar las entrevistas de trabajo o es mejor dejar un poco a la improvisación? ¿Qué pautas comunes para cualquier empleo pueden aprenderse, de cara a enfrentarse a una entrevista?

R. Siempre hay que prepararse para una entrevista. ¿Quién va a una reunión sin haber buscado información de su cita? ¿Quién hace un viaje sin preparar lo que visitará? La respuesta es poca gente, y quien lo haga se podría llevar muchas sorpresas… Informarse del negocio de la compañía, quién te va a entrevistar y revisar las funciones demandadas por el puesto para adaptar tu discurso siempre te evitará sorpresas. ¡Eso sí! Olvídate de memorizar o recitar de memoria frases hechas que acaben con tu naturalidad y frescor, a nadie le gusta entrevistar a un robot.

Las compañías se han visto desbordadas por una situación nueva y quieren contar con gente flexible que se adapte a los cambios

Además de los básicos —llega en hora, ni muy pronto ni tarde, saluda con energía, adecúa tu vestimenta a la empresa y conoce a tu entrevistador y posible empresa contratante—, ser tú mismo es un 'must', a fin de cuentas, nadie podría mantener un perfil inventado indefinidamente y no podrías desempeñar correctamente tu puesto de trabajo, sin embargo, debes destacar tú cualidades sin sobrevenderte y 'confesar' algún punto de mejora, nadie contrata a alguien que responde “nada” a la pregunta “¿qué crees que debes mejorar a nivel profesional?”. Por último, cuida tus redes sociales, no son pocas las empresas que las curiosean intentando conocer más en detalle a su nuevo trabajador.

Pasos útiles a seguir tras un despido

Es importante que, en lugar de sumirte en la desesperación, reenfoques tu forma de pensar para mantener una actitud tranquila, metódica y lógica que te ayudará a concentrarte y a avanzar de manera proactiva. Los despidos son una decisión de negocio, por lo que es esencial que no te lo tomes como algo personal. En estos tiempos cada vez más inciertos, la reestructuración de una empresa puede ser crucial para su supervivencia. Por tanto, no pienses que la decisión de dejarte ir es reflejo de tu capacidad o de lo que has aportado al puesto. La consultora de búsqueda y selección especializada de mandos intermedios y directivos a nivel global, Robert Walters, ofrece una serie de pasos a seguir. En circunstancias así, el 'mindfulness' parece inútil, pero no hay nada que perder en seguir estos consejos teniendo en mente que siempre tienes algo que aportar y que el mercado laboral está en continuo movimiento:

Date un tiempo. No entres en pánico, pues esto podría llevarte a tomar una decisión equivocada. La reacción instintiva es pensar que necesitas encontrar algo nuevo mañana mismo, pero el despido suele ofrecerte cierto tiempo y dinero mientras te planteas cuál será tu próximo paso.

Olvídate de recitar de memoria frases hechas que acaben con tu naturalidad y frescor, a nadie le gusta entrevistar a un robot

Mantente conectado. Uno de los miedos que mucha gente tiene al perder un empleo es el de perder contacto con compañeros de trabajo, empresas o profesionales de la industria. No tiene por qué suceder, en estos días, existen muchas formas de continuar relacionándote con las personas de tu entorno. Tus conocidos pueden presentarte nuevos contactos, pero busca los tuyos propios, ayúdate de tus redes sociales para mantenerte siempre activo.

Actualiza tu CV. Fundamental. Invierte tu energía en actualizar tu CV y ​​perfil en redes sociales. Tus experiencias y conocimientos recientes podrían ser los más valiosos, sin olvidarte de destacar tus habilidades clave y trayectoria profesional. Tampoco seas evasivo acerca de tu situación laboral: en términos de tu despido, siempre es mejor ser franco y honesto.

Ponte en contacto con tus reclutadores. Volver al mercado laboral puede ser desalentador, especialmente en estos tiempos de incertidumbre, pero ponerse en contacto con un reclutador puede hacer que tu proceso de búsqueda de empleo sea mucho más fácil. No solo te brindará consejos en lo que respecta a tu CV y tu ​​técnica de entrevista, sino que también te proporcionará información valiosa sobre el mercado de empleo actual. Además, te podría dar visibilidad y acceso a posiciones no ofertadas de manera pública.

Empleo
El redactor recomienda