Un simple análisis de sangre para detectar el riesgo de sufrir cáncer de mama
  1. Alma, Corazón, Vida
BIOMARCADORES PARA UNA LUCHA PRECOZ

Un simple análisis de sangre para detectar el riesgo de sufrir cáncer de mama

Una de cada ocho mujeres sufrirá cáncer de mama a lo largo de su vida. El tratamiento precoz es clave y el Vall d’Hebron da un paso de gigante

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Con un simple análisis de sangre se detectan diversos biomarcadores que indican un probable riesgo de sufrir cáncer de mama. Descubrir estas alteraciones moleculares no supone que se desarrolle la enfermedad, pero las mujeres con más predisposición podrían recibir un seguimiento más exhaustivo y actuar precozmente en caso de que al final sí la desarrollaran.

Los investigadores del Vall d’Hebron, según un último estudio publicado en la revista Frontiers in Oncology, han detectado un conjunto de cinco biomarcadores en sangre que permiten conocer el riesgo personalizado de desarrollar cáncer de mama. Son los denominados microNARS, unas moléculas que inactivan algunos genes e impiden que se expresen algunas proteínas en las células. Una simple analítica de sangre detectaría la predisposición al cáncer a nivel molecular antes de que aparezcan los síntomas y mucho antes de que se pueda detectar con las convencionales mamografías.

Foto: Foto: iStock.

Para el estudio, obtuvieron tejido tumoral y normal, así como suero de 96 pacientes con cáncer de mama y se comparó con el de 92 pacientes sanas. Se analizaron hasta 30 microNARS. "De entre todos los microRNAs que estudiamos, identificamos cinco que, según sus niveles de expresión, nos permitían saber si una muestra de suero determinada pertenecía a una paciente control o a una con cáncer. Conforman así una firma molecular capaz de predecir el cáncer de mama", ha explicado la doctora Matilde Lleonart, jefa del grupo de Investigación Biomédica con Células Madre de Cáncer del VHIR e investigadora del CIBERONC.

No hay falsos negativos

"Esta firma molecular podría predecir, por lo tanto, a qué pacientes se les debería realizar un seguimiento más exhaustivo que se podría llevar a cabo mediante ecografías, que son menos agresivas e implican menos riesgo a nivel de radiación que otras técnicas como las mamografías", ha asegurado la doctora a ConSalud.

Objetivo: ganar tiempo a la enfermedad

Después, ampliaron el estudio a otro grupo de 20 pacientes de cáncer de mama y 60 voluntarias sanas. La firma molecular tenía una exactitud del 86%, una sensibilidad del 100% y una especificidad del 81%. “Lo más importante es que es una metodología que no tiene falsos negativos, es decir, todas las mujeres con cáncer obtienen el patrón de microRNAs que esperamos para pacientes con cáncer”, ha indicado Lleonart.

Se podría hacer un rastreo eficaz. Se haría fácilmente este cribado molecular a personas sanas que tienen un familiar de primer grado que ha sufrido un cáncer de mama o a mujeres que ya sufrieron la enfermedad o que tienen malos hábitos alimentarios o fumadoras… Si se detecta que tienen más probabilidades, se las podría ir "controlando" mediante ecografías, una prueba diagnóstica menos agresiva que las mamografías.

Cáncer de mama Cáncer Sangre Estudio científico
El redactor recomienda