El origen del misterio del triángulo de las Bermudas
  1. Alma, Corazón, Vida
¿encuentros en la tercera fase?

El origen del misterio del triángulo de las Bermudas

La zona, con un clima muy extremo, sigue siendo un misterio y fuente de conspiraciones por la multitud de barcos y aviones desaparecidos en ella. ¿Qué sucede realmente?

Foto: El origen del misterio del triángulo de las Bermudas
El origen del misterio del triángulo de las Bermudas

Entre los misterios que el hombre siempre ha tratado de explicar, desde que pisó el mundo por primera vez, probablemente el Triángulo de las Bermudas sea uno de los más famosos. Formado por un millón y medio de kilómetros cuadrados en alta mar, coge su nombre del triángulo equilátero que forman las puntas de las islas Bermudas, Puerto Rico y Miami en Florida. Es, además, uno de los lugares favoritos de los conspiranoicos y los amantes de historias esotéricas.

Porque, si algo no es el triángulo de las Bermudas, es una zona plácida en absoluto. El inicio de su misterio debe marcarse en el año 1945, cuando una cuadrilla de cinco aviones de la Marina estadounidense, que sobrevolaba la zona, desapareció sin dejar rastro. No solo eso, también lo hizo un sexto aparato de emergencia que acudió al rescate de los cinco primeros. En total, 27 personas de las que no se volvió a saber nada nunca más, y que forjarían el principio de la famosa leyenda.

En 1945, una cuadrilla de aviones estadounidenses sobrevolaban la zona cuando desaparecieron sin dejar rastro. Un sexto que fue a buscarlos, también

Aunque en realidad, ya se habían producido otras desapariciones en la zona con anterioridad. Según recoge Charles Berlitz en su libro 'El triángulo de las bermudas' de 1974 (desgraciadamente, al parecer algunas de esas recopilaciones están falseadas): el yate 'The Spray' en 1909, el SS Timandra (1917) que se dirigía a Buenos Aires o el USS Cyclops (1918) que viajaba desde Baltimore a Brasil (jamás se encontraron sus restos) son algunos ejemplos remarcables.

Sería en 1964 cuando el escritor Vincent Gaddis se referiría por primera vez al lugar como 'Triángulo de las bermudas' en un artículo para la revista 'Pulp', aunque en 1950 el periodista Edward Van Winkle Jones ya había nombrado a la zona como 'Triángulo del Diablo'. Probablemente no ayudaría el hecho de que a la extraña desaparición de 1945 le siguieran otras dos, en muy poco tiempo: la del Star Tiger en febrero de 1948 y la del Star Ariel en enero de 1949. Ambos aviones eran propiedad de British South American Airways, aerolínea creada por pilotos veteranos de la Segunda Guerra Mundial.

Agujeros negros, ovnis, la Atlántida... Son muchas las teorías sobre qué sucede realmente en la zona

Desde entonces se ha tratado de dar una explicación suficientemente coherente a las extrañas desapariciones de barcos y aviones. El científico australiano Karl Kruszelnicki explicó en su día que, en realidad, el número de embarcaciones y aviones que desaparecen en la zona es igual que en otras partes del mundo, en función de los porcentajes, puesto que se trata de una zona muy transitada. Es decir, a mayor número de barcos, también mayor probabilidad de que crezca el número de hundimientos. Aun así, otros siguen atribuyéndolo a causas de índole paranormal.

  • Un agujero negro. Algunos creen que podría ser lo que hace desaparecer a barcos y aviones que viajan por la zona, es decir, que en el cielo o las aguas de la zona de las Bermudas hay un agujero negro que absorbe, por decirlo de alguna manera, a todo aquello que pasa por él y tal vez lo transporta a otra dimensión o zona del universo. Es difícil de creer, sin embargo, puesto que un agujero negro se 'comería' todo a su paso y nada escaparía a su campo gravitatorio.
  • Ovnis. Es otra de las teorías más populares: siempre que algo no tiene una explicación clara debe ser porque hay ovnis de por medio. Eso, o monstruos marinos gigantes, claro.
  • La mismísima Atlántida. La isla, descrita en textos de Platón, tenía un poderío tal que llegó a dominar el oeste de Europa y el norte del África. Era muy avanzada tecnológicamente, pero los dioses decidieron castigar su soberbia hundiéndola. A día de hoy, aún se discute si se trata de un mito o una realidad, por lo que no parece fácil que tenga algo que ver con las desapariciones en Bermudas.
  • Hidratos de metano. Una explicación de algunas de las desapariciones apunta a la presencia de vastos yacimientos de hidratos de metano bajo las placas continentales. Algunos escritores han sugerido que este hidrato de metano liberado repentinamente en forma de burbujas gigantes de gas, con diámetros comparables al tamaño de un barco, podrían hundirlo, así como alterar las brújulas o indicadores de velocidad de los aviones hasta conseguir hundirlos también.

75 años de una extraña desaparición

El periodista José Antonio Ponseti escribió en 2019 'Vuelo 19', en el que realizó una minuciosa investigación sobre los cinco aviones de la Marina estadounidense (y el sexto que fue en su búsqueda) que desaparecieron misteriosamente en 1945 y marcaron el principio de la leyenda. El 5 de diciembre se cumplen 75 años de esa extraña desaparición, y desde El Confidencial hemos aprovechado para hablar con él y así intentar desentrañar un poco el misterio del triángulo.

PREGUNTA. ¿Cómo surgió tu interés por el triángulo de las Bermudas?

RESPUESTA. Realmente, mi interés no surge por el triángulo como tal sino por el vuelo 19, que como ya sabes se considera el primer gran vuelo desaparecido en la zona. Estuve viviendo en Miami durante 12 años y, cuanto te sientas en la playa o sobrevuelas la zona, pasas por el triángulo. Desde la propia playa puedes ver a la izquierda Bermudas y a la derecha San Juan de Puerto Rico. Como me obsesioné por el vuelo 19 en mi investigación conocí más acerca del triángulo.

P. Hablando del vuelo 19, fue el que sirvió para forjar la leyenda, pero en realidad ya habían desaparecido otros barcos con anterioridad en la zona...

R. El triángulo tiene historia desde hace un montón de años, aunque fuera en los años 50 cuando la prensa le dio el nombre (también eso de 'triángulo del diablo'). Es una zona donde el clima es muy extremo y en aquella época había pocas estaciones meteorológicas, nada que ver con la época actual, pues la navegación es más fácil. La fama del vuelo 19 es porque tuvo unas características muy especiales... Eran cinco aviones de la Marina, vuelos de entrenamiento, se montó un gran revuelo porque desaparecieron un montón de personas (además del sexo avión que fue a buscarlos). Era un poco incomprensible que, a pesar de la movilización, nunca se llegara a encontrar nada de ellos. Además, todo aquello sucedió en un momento muy especial porque el 7 de diciembre se conmemoraba la entrada de Estados Unidos en la Segunda Guerra Mundial. En fin, la desaparición se debió a un cúmulo de despropósitos y además no fue en el triángulo propiamente dicho, como se ha especulado.

"Que en los años 20 o 30 te pillara una tormenta a lo bestia y acabases en el fondo del mar no era difícil"


P. Personalmente, ¿qué crees que sucedió?

R. Se juntaron muchas cosas. Hacía mal tiempo, el instructor se equivocó creyendo que estaban sobrevolando la zona de los Cayos, cayó la noche y en 1945 Miami no es lo que era ahora, había muchísima más oscuridad y era más complicado orientarse... además, desde tierra creyeron que podrían volver por sus propios medios, hasta que los perdieron por completo.

P. Más allá de lo que cualquier español conoce sobre el triángulo de las Bermudas, ¿qué es lo que más te llamó la atención en tu investigación?

R. Tuve la suerte de tener acceso a 500 páginas del informe oficial de la marina de la investigación (del vuelo 19) de los meses posteriores al suceso. Para mí, lo más alucinante fue la gestión, cómo se acusó al instructor del vuelo para poder tener una explicación razonable de las desapariciones, cómo la madre del piloto consiguió 'pelearlo' para conseguir cambiar el informe oficial y así evitar que Taylor (el teniente) quedase marcado... Es muy extraño que en un informe oficial estadounidense haya cambios así.

P. ¿Qué lleva a la gente a pensar cosas tan variadas y variopintas como agujeros negros, la Atlántida...?

R. Steven Spielberg arranca 'Encuentros en la tercera fase' con el vuelo 19, por poner un ejemplo, lo que imagino que tuvo algún impacto en la cultura popular. También te voy a decir algo más: no sé si existe el triángulo, pero es cierto que han desaparecido muchos aviones y barcos, la última desaparición fue de una avioneta en 2017. La Marina ha reconocido hace poco el avistamiento de ovnis, y uno de estos encuentros o avistamientos documentados y dados por ciertos por el Pentágono ha sido en la zona de las Bermudas.

P. Pero ¿realmente han desaparecido tantos barcos y aviones o se trata de una cuestión de probabilidades? (al pasar más por ahí, se hunden más)

R. No lo creo. He leído muchos estudios y más que de un tema de porcentajes o probabilidades hablaríamos del mal tiempo: se trata de una zona de huracanes frecuentes y tormentas. Ahora es más complicado que te pillen, porque hay más satélites, pero claro, piensa en los años 20, 30... que te pillara una tormenta a lo bestia y acabases en el fondo del mar no era difícil. Puede ser una suma de muchas cosas, pero mosquea (y siempre uso esa palabra) un poco que de pronto se empiecen a reconocer cosas extrañas. Por datos, insisto, el vuelo 19 no entra dentro de las desapariciones misteriosas, pero por el camino he encontrado otros sucesos raros y al final uno no sabe qué pensar. Sinceramente... no tengo ni idea de lo que pasa por ahí.

Viajes
El redactor recomienda