Gana 300.000 euros a la lotería y solo quiere cambiar dos muebles de su casa
  1. Alma, Corazón, Vida
TAMBIÉN AYUDARÁ A SUS HIJOS

Gana 300.000 euros a la lotería y solo quiere cambiar dos muebles de su casa

Un hombre que se define a sí mismo como "discreto" solo quiere objetos de uso diario para ser feliz y se gastará en ello el dinero de la lotería

placeholder Foto: Dennis Demetrioff, el hombre tranquilo que solo quiere un sofá y un colchón nuevo para ser feliz (BC Lottery)
Dennis Demetrioff, el hombre tranquilo que solo quiere un sofá y un colchón nuevo para ser feliz (BC Lottery)

Cada persona tiene un objetivo cuando de jugar a la lotería se trata: unos quieren disfrutar de restaurantes y viajes de lujo que, con sus ingresos habituales, no pueden permitirse. Otros están deseando ganar un gran premio para poder comprarse un coche de alta gama para moverse a diario. Pero no todo el mundo tiene esas necesidades.

Hay quienes participan en los juegos de azar para conseguir un dinero que les permita librarse de las deudas que arrastran desde hace tiempo o con el que puedan ayudar a sus familias. Son personas que buscan el bienestar de las personas más importantes de su vida y su objetivo es facilitarles la vida de cualquier manera y la lotería es la fórmula más sencilla.

Foto: Heewon Choi recibió el premio en representación de sus compañeros (BC Lottery)

Pero, además de todos estos prototipos de jugadores de lotería, hay otras personas que solo piensan en su felicidad. No quieren grandes cantidades para vivir una vida de lujos, sino que juegan a la lotería porque les gusta y porque, además, puede ser al camino para conseguir algunas cosas a priori nada lujosas pero que, para uno, pueden ser muy importantes.

Un hombre "discreto"

Ese es el caso de Dennis Demetrioff, un hombre que se define a sí mismo como una persona "discreta" y que ha hecho honor a ese calificativo. A pesar de que ha ganado medio millón de dólares canadienses en un sorteo de lotería, no tiene ningún tipo de expectativa en el futuro para cambiar su forma de vida y comenzar a gastarse el dinero en lujos.

Al contrario de otras personas que buscan un gran premio para llevar una vida de lujo, Dennis solo quiere objetos de uso cotidiano

Dennis Demetrioff había participado en el sorteo de la Lotto Max Extra del pasado 4 de septiembre. Se trata de un juego similar a la Lotería Primitiva española y en el que hay que adivinar cuáles serán los seis números que saldrán elegidos entre las 49 opciones posibles. Y este ciudadano canadiense tuvo la suerte de cara.

Dennis vive en Langford, una pequeña ciudad dormitorio de 40.000 habitantes cercana a Victoria, la capital de la Columbia Británica. Compró su boleto en el Fairway Market, un supermercado local que frecuenta con asiduidad, pero no se imaginaba que los responsables de la lotería se pusieran en contacto con él pocos días después.

placeholder La Lotto Max es una lotería muy popular en Canadá (Foto: Lotto Max)
La Lotto Max es una lotería muy popular en Canadá (Foto: Lotto Max)

Era uno de los ganadores del sorteo del 4 de septiembre y había ganado medio millón de dólares canadienses, unos 325.000 euros al cambio. Una noticia que a cualquier persona le cambia la vida, pero que para Dennis no va a significar un gran cambio. Tiene muy claro en qué quiere gastarse el dinero y no es en nada que sea habitual.

Un sofá y un colchón

En palabras que recoge CTV News, Dennis ha explicado que lo que desea hacer con el dinero es compartirlo con sus dos hijos y comprar algo básico para él: "Han pasado varios años desde que compré muebles nuevos por última vez". Por eso, su objetivo es muy simple: "Podría reemplazar algunas piezas de la casa, como el sofá, y conseguir una cama nueva".

Foto: George Bates tiene muy claro en que piensa gastar el dinero del premio (National Lottery)

Es decir, aunque su cuenta corriente va a aumentar en más de 300.000 euros, lo único que le llama la atención es que se va a poder comprar un sofá nuevo para ver la televisión y un colchón nuevo con el que pueda dormir mejor. Son sus pequeños lujos, las pequeñas cosas de la vida a las que Dennis le da mucho valor.

Este ganador de la lotería, que está jubilado desde hace varios años, reconoce que esos deseos que tiene para invertir sus ganancias "puede que no sean demasiado excitantes, pero, aun así, es muy emocionante". Él será feliz con esas pequeñas novedades en su casa y con poder dar a sus hijos un buen pellizco del premio para que lo disfruten con sus familias.

Dennis Demetrioff se define a sí mismo como un hombre "discreto" y lo ha confirmado con lo que quiere comprarse con el dinero del premio

Cada persona tiene unos deseos para ser feliz en la vida y Dennis ha demostrado que necesita poco para vivir en el día a día. En los próximos días estrenará sofá y cama y lo hará gracias a la lotería, pero seguirá teniendo más de 300.000 euros en el banco para elegir en qué se lo quiere gastar en el futuro…. Sin dejar de ser un hombre "discreto".

Lotería Juegos de azar Suerte Sorteo
El redactor recomienda