Cómo saber si alguien es narcisista por el lugar que elige para la primera cita
  1. Alma, Corazón, Vida
según un estudio

Cómo saber si alguien es narcisista por el lugar que elige para la primera cita

Aunque no es fácil hacerse una sola impresión, a veces los planes socioculturales y las preferencias de una persona pueden decir mucho sobre sí misma

Foto: Fuente: iStock.
Fuente: iStock.

La primera cita con la persona que podría ser la indicada, esa que protagoniza tus sueños y con la que te ves pagando una hipoteca y teniendo hijos, es siempre un momento importante. Si tienes pareja, es probable que recuerdes la primera vez que quedásteis, lo inolvidable que fue aquella noche cuando decidisteis ir al cine, a un restaurante de moda, a hacer parapente si sois muy aventureros o a acariciar gatos en una gatoteca.

Pero, aunque no lo sepas, esa 'primera vez' tan especial podría decir mucho más de lo que piensas de tu potencial pareja o incluso de ti mismo. La personalidad de alguien puede conocerse en parte gracias a sus elecciones vitales, entre las que está esa primera cita tan esperada. Según informa 'Psychology Today', las preferencias socioculturales de una persona pueden decirnos mucho de personalidades narcisistas o simplemente tóxicas. Aunque, por supuesto, tampoco hay que saltar con conclusiones rápidamente basándose solo en prejuicios.

Cómo reconocer al narcisista

Hanna Shin y Nara Youn examinaron en un estudio titulado 'Cómo los narcisistas inseguros se convierte en omnívoros culturales' cómo los rasgos de personalidad y la inseguridad psicológica tienen mucho que ver en el consumo cultural. Comprobaron así que las élites tradicionales, las personas con gran nivel cultural, en virtud de su clase social o educación se distinguen por participar en la alta cultura.

Los esnobs u omnívoros culturales disfrutan tanto de cerveza y hip hop como de ópera y vino

Básicamente, se conoce a estos individuos como esnobs, aquellos que históricamente han mostrado su superioridad moral al participar en la cultura. Sin embargo, según explican, esta clase de personas ha evolucionado para convertirse en algo así como 'omnívoros intelectuales', que no solo disfrutan de la cultura intelectual sino que también lo hacen de la popular.

Foto: Meg Ryan en 'Cuando Harry conoció a Sally'.

Con respecto a las definiciones, Shin y Youn señalan que según el Diccionario de Cambridge, intelectual se define como "aquello que involucra ideas serias y complicadas o artísticas", y vulgar como "no complicado o que no exige mucha inteligencia para ser entendido". Shin y Youn traducen estas definiciones en términos prácticos, explicando que, por ejemplo, el arte intelectual es coherente con los estándares del arte cultivado, de clase alta y vulgar, producido para o por grupos de estatus inferior o gente "corriente", a menudo es más popular y menos sofisticado.

Según Shin y Youn, los individuos narcisistas que carecen de seguridad psicológica buscan la distinción consumiendo tanto la cultura intelectual como la popular. La primera, para reducir esa inseguridad satisfaciendo las necesidades de estatus, y la vulgar para expresar la integridad personal.

Dónde te llevará

Por tanto, según esa teoría, lo más probable es que el narcisista mezcle una actividad cultural alta con una baja. Pizza y ópera, algo así. Aunque Shin y Youn reconocen que los omnívoros culturales a menudo son tan "adinerados" como las llamadas élites culturales, no hacen distinciones basadas en la clase y es muy probable que disfruten tanto de productos como la cerveza artesanal y el hip-hop como de productos tradicionales intelectuales como el buen vino y la ópera. Sería algo así como mezclar cenas de alto nivel con platos normales como las alitas de pollo o visitas a galerías de arte que mezclan grafitis con pinturas clásicas.

A pesar de todo, las tendencias narcisistas no pueden detectarse de forma fiable mediante la selección del lugar, ya sea modesta o pretenciosa

Sin embargo, en la otra cara de la moneda hay que decir que, aunque este tipo de actividades podrían ser las preferidas por algunas personalidades de tendencia narcisista, es difícil hacerse una idea solo por ello, pues la mayoría de la gente normalmente no asociaría la grandiosidad o la vanidad con el grafiti. Por tanto, parece que las tendencias narcisistas no pueden detectarse de forma fiable mediante la selección del lugar, ya sea modesta o pretenciosa. Sin mencionar el hecho de que muchas de las personas más amables y generosas del mundo pueden tener la misma probabilidad de consumir los mismos tipos de cultura que las personalidades tóxicas que tratamos de evitar.

En consecuencia, aunque las primeras citas son necesarias para formar una impresión, solo la construcción de la relación a lo largo del tiempo revelará a la verdadera persona, por lo que no juzgues demasiado rápido ni te dejes llevar por las apariencias solo porque en tu primera cita escuchásteis jazz mientras os comíais un kebab.

Relaciones de pareja
El redactor recomienda