Denuncia que tiene que cerrar su zapatería a las 6, pero compra zapatos en el Lidl
  1. Alma, Corazón, Vida
SU DENUNCIA HA SURTIDO EFECTO

Denuncia que tiene que cerrar su zapatería a las 6, pero compra zapatos en el Lidl

La propietaria de un establecimiento sevillano protesta por las medidas que tomó la Junta de Andalucía y que están "acabando con el pequeño comerciante"

Foto: Mariló denunció la competencia desleal de las grandes superficies (Twitter)
Mariló denunció la competencia desleal de las grandes superficies (Twitter)

La Junta de Andalucía anunciaba el pasado 9 de noviembre que cerraba toda la actividad no esencial a partir de las 6 de la tarde. A esa hora, todo el comercio debería bajar la persiana y solo quedarían abiertos supermercados, farmacias, gasolineras y el resto de establecimientos considerados de primera necesidad.

Ahora, una semana después de la entrada en vigor de esta medida, la propietaria de una zapatería sevillana se ha hecho viral. Tal y como denuncia en un vídeo que ha colgado en su cuenta de Twitter, ella está obligada a cerrar su establecimiento a las 6 de la tarde; sin embargo, puede acudir a una gran superficie y comprar unos zapatos.

Se llama Mariló Rivera y es la dueña de una zapatería en Carmona, en la provincia de Sevilla: "Hemos cerrado un pequeño negocio, una zapatería, y nos hemos venido a Lidl a comprar, supuestamente, productos de necesidad. Entonces, hemos comprado unas botas". Es decir, al pequeño negocio le obligan a cerrar sus puertas, pero las grandes superficies pueden vender todo tipo de productos.

Una denuncia viral

La denuncia ha servido para dar visibilidad a un problema que afecta a buena parte del comercio minorista. Tal y como explica Mariló, "estas botas, aquí en el Lidl, sí que son producto de necesidad, pero en mi zapatería no. Igual que eso me podría haber comprado cosmética, una blusa, medias, pantalones, herramientas… de todo".

La empresaria señala que "nos hacen cerrar a nosotros, que somos los pequeños comercios los que estamos manteniendo España, y las grandes superficies sí se mantienen abiertas y dejan vender botas… Esto es primera necesidad, pero en el Lidl, en mi tienda no". Una denuncia que termina dando las gracias "al Gobierno porque estáis acabando con los pequeños comerciantes".

Las reacciones no se han hecho esperar: el alcalde Carmona, Juan Ávila, ha publicado en su cuenta de Facebook que ha dado orden a la Policía Local de precintar "aquellas zonas de superficies comerciales y otros comercios con productos que no sean de primera necesidad" a partir de las 6 de la tarde. Una forma de evitar la competencia desleal.

Las grandes superficies no tardaron en reaccionar y tomaron nota, colocando carteles en los que se avisa de que, a partir de las 6 de la tarde, no se pueden comprar productos que no sean de primera necesidad. Gracias a la denuncia de Mariló, el pequeño comercio podrá librarse de esa competencia desleal, una pequeña victoria en una batalla que está dejando muchas víctimas.

Lidl Comercio minorista Coronavirus Sevilla
El redactor recomienda