Las gaviotas saben en qué momento los niños se comen el bocadillo en el recreo
  1. Alma, Corazón, Vida
según una investigación

Las gaviotas saben en qué momento los niños se comen el bocadillo en el recreo

Los estudios aseguran que estas aves han prosperado en las ciudades justamente porque conocen los horarios de los humanos (y los usan para su beneficio personal)

Foto: Las gaviotas saben en qué momento los niños se comen el bocadillo en el recreo
Las gaviotas saben en qué momento los niños se comen el bocadillo en el recreo

Te observan, aunque no lo sepas. Y lo peor es que lo llevan haciendo durante décadas. Son las gaviotas, y, por ejemplo, en la ciudad costera de Bristol, son las mejores acechadoras de los humanos. Es una de las ciudades más infestadas de estos animales del Reino Unido, y ellas, inteligentemente, han descubierto en qué momento las escuelas locales tienen sus descansos para establecer sus propios horarios de comida.

Justo antes del recreo, cuando los alumnos salen a comerse sus bocadillos, chucherías, emparedados o cualquier otro sucedáneo, ellas aprovechan. Por eso se las puede ver acechando en los tejados cercanos. En una reciente investigación, unos científicos contaron que a las 11:15 (la hora del recreo) aparecieron en las cercanías un mahyor número de aves. También a las 12:45.

"Las gaviotas no solo estaban presentes durante la hora del recreo para alimentarse de las sobras, sino también a primera hora y en el momento de la merienda"

"El primer día, cuando investigamos en la escuela, los estudiantes estaban emocionados por contarnos acerca de las gaviotas que visitaban su escuela a la hora del recreo", explica Anouk Spelt en 'Science Alert', que estudia el comportamiento de estas aves en la Universidad de Bristol. "De hecho, nuestros datos mostraron que las gaviotas no solo estaban presentes durante la hora del recreo para alimentarse de las sobras, sino también a primera hora y en el momento de la merienda", indica. Curiosamente, a pesar de estar en muchas ciudades, se sabe muy poco sobre el comportamiento de las gaviotas. Se tiene la idea de que son carroñeras y molestas, pues numerosos estudios anteriores han descubierto que les encantan los desechos de los alimentos humanos o los descartes de la pesca.

Quizá justamente su capacidad para predecir a qué horas estarán disponibles las comidas humanas (véase los recreos) podrían ser una de las razones por las que han prosperado en muchas ciudades del mundo. En el verano de 2018, varios investigadores instalaron en una docena de gaviotas de lomo negro (larus fuscus) con dispositivos GPS y rastrearon sus movimientos durante un mes, centrándose en tres áreas cercanas a sus nidos: un parque, una escuela y un basurero

Foto: Esta es la mejor manera para conseguir que una gaviota no te robe la comida

Tanto en la escuela como en el basurero se observaron gaviotas esperando en los tejados ceranos antes de las vacaciones escolares y antes de que se descargaran los desechos, lo que implica que estaban esperando allí específicamente para que hubiera comida disponible. Lo mejor es que los hallazgos están respaldados por un estudio de 1983, que descubrió que había más aves de este tipo en un vertedero local a la hora que se descargaban los desechos.

Esto sugiere que las gaviotas pueden predecir cuándo estarán disponibles las fuentes de alimentos para humanos, lo que les permitirá conservar la energía necesaria para la búsqueda activa de alimentos y, al mismo tiempo, adaptarse a la expansión de las ciudades humanas y la falta de hábitats silvestres. La búsqueda de alimento en los parques, por otro lado, parece tener menos que ver con la actividad humana y más con los recursos naturales. A primera hora de la mañana, las gaviotas del estudio solían volar hasta el parque, donde se las veía picoteando el suelo, buscando lombrices.

Aunque las gaviotas del estudio eran de ciudad, la mayoría se encuentran aún en la naturaleza, donde luchan por sobrevivir

Un descubrimiento particularmente interesante fue la sincronización escalonada de las tres fuentes de alimentos: el parque, la escuela y el vertedero, lo que plantea la posibilidad de que algunas gaviotas viajen de un lugar a otro, cronometrando incluso su búsqueda de alimento con varios horarios humanos a la vez. Modelar su comportamiento sobre la base de las rutinas humanas podría ser parte de su éxito.

Eso sí, aunque estas gaviotas pueden prosperar en las ciudades, solo muestran una pequeña parte o proporción de la población general de estas aves. La mayoría se encuentran aún en la naturaleza, donde luchan por sobrevivir debido, entre otras cosas, a la sobrepesca, la contaminación y la pérdida de hábitat.

Niños
El redactor recomienda