Estas son las razones por las que te sentirás más viejo a partir de los 40 años
  1. Alma, Corazón, Vida
LA JUVENTUD ES UNA ACTITUD

Estas son las razones por las que te sentirás más viejo a partir de los 40 años

Cuando ya sumas cuatro decenas de años, el cuerpo lo nota, de ahí la importancia de cuidarse. Hoy repasamos algunos de los cambios que experimentas al llegar a esta edad

Foto: Estas son las razones por las que te sentirás más viejo a partir de los 40 años
Estas son las razones por las que te sentirás más viejo a partir de los 40 años

Los 40 son una barrera de años que muchos temen sobrepasar. El equinoccio de la vida llega y no puedes dar marcha atrás. A partir de entonces es posible que te consideres un adulto en su fase completa: sea como sea, ya no eres joven. Pero por otro lado, como muchos dicen, la juventud no es más que una actitud, y no tanto una aptitud, por lo que dependiendo del estilo de vida que lleves, la cuarta decena de años no tendría por qué afectarte.

Es imprescindibe, para llegar bien a esta edad y sentirte en tus plenas facultades (o en su defecto, más joven), llevar un estilo de vida saludable y apostar por el ejercicio físico regular para mantener los huesos y músculos en perfecto estado. Ahora, más que nunca, necesitarás de una fuerza de voluntad de hierro para saber adaptarte a los cambios inevitables que produce en tu cuerpo el envejecimiento.

La razón por la que cada vez es más difícil bajar de peso es que tu metabolismo se vuelve más lento a medida que envejeces

La revista 'Best Life' ha elaborado una lista con todas esas cosas que empezarás a notar una vez llegado el momento en que cumplas 40 años. Y algunas de ellas no son meramente físicas, sino que tienen un componente sociológico. Si eres uno de tantos que este 2020 dejaron a trás los treinta, sigue leyendo con atención.

Tu piel se vuelve más fina

A medida que envejecemos, la piel se vuelve más fina, seca menos elástica y tiene una menor capacidad de regeneración después de sufrir daños. Pero cuando llegamos a los cuarenta, este envejecimiento más el desgaste propio de la piel acaba produciendo arrugas. Para reducir en la medida de lo posible estos efectos, lo mejor es que apuestes por una dieta rica en antioxidantes, presentes sobre todo en el aceite de oliva, las nueces o el pescado azul.

Menor sensibilidad dental

Una de las buenas noticias de hacerse cada día un poco más mayor es precisamente que no notarás tanto dolor en los dientes. A medida que cumples años, se forma una capa más gruesa de dentina, el tejido duro que hay en la parte interna del diente, entre el esmalte y los nervios. Este aislamiento da por lo general una menor respuesta al dolor. Lo malo de esto es que vas a ser menos capaz de detectar cuando sufres un problema y debes acudir al dentista, de ahí que es necesario que vayas más veces para someterte a revisiones periódicas.

Te recuperas más lentamente de una lesión

Los científicos todavía no están cien por cien seguros de por qué si te haces un esguince tardas mucho más tiempo en curarlo cuando eres adulto que cuando eres joven, pero evidentemente, la mayoría apuestan al fenómeno del agotamiento celular. Otros, sostienen que se debe a que suceden menos cambios hormonales en tu cuerpo, lo que provoca que la recuperación de los huesos y músculos dure más tiempo. Aunque al final gana la hipótesis de que la respuesta inflamatoria del cuerpo aumenta a medida que cumplimos más primaveras. En conclusión, la causa debe ser una de las mezclas de estas tres.

Mucho más difícil perder peso

En general, cuando sobrepasas los 40 años te sueles dar cuenta de que cada vez es más y más difícil adelgazar. La razón principal es que tu metabolismo se vuelve más lento, una consecuencia directa de la disminución de la masa muscular. Como todos los órganos del cuerpo, los músculos necesitan combustible, lo que deriva en que cuantos más músculos tengas, más calorías quemarás estando en reposo.

Tu capacidad de gusto y olfato desciende

Cuando nacemos, poseemos alrededor de 9.000 papilas gustativas. Pero a medida que envejecemos, esta cantidad disminuye, lo que implica una reducción de los sabores que experimentas. Además, este es un efecto del que se ha hablado mucho estos últimos meses, ya que es uno de los síntomas principales de coronavirus.

Menos control de las tecnologías

Una de las peculiaridades del tiempo que nos ha tocado vivir es que la tecnología avanza de manera imparable. Y a no ser de que te formes o especialices en informática o una de esas profesiones que están tan de moda ahora (Data Scientist, inteligencia artificial...), es posible que los cambios y avances tecnológicos te pasen por encima. No solo es una cuestión de problemas para manejar y entender algunos programas o softwares, también de cara a realizar actividades tan cotidianas como un 'selfie'. ¿Cómo es que los jóvenes de hoy en día son capaces de estirar el brazo de esa forma para que salgan tan bien en las fotos? ¿Y que quede así de enfocada la imagen? Es posible que a partir de ahora tú lo intentes y no te salga tan bien.

Salud Estilo de vida Envejecimiento Ejercicio físico Tecnología Inteligencia Artificial Selfie
El redactor recomienda