Es noticia
Menú
Técnicas del siglo XXI para una cirugía de columna mínimamente invasiva
  1. Alma, Corazón, Vida
reducción del riesgo de lesiones

Técnicas del siglo XXI para una cirugía de columna mínimamente invasiva

El llamado abordaje anterior consiste en acceder a la columna a través del abdomen. La recuperación es más rápida y la tasa de éxito llega al 95%

Foto:

El dolor de espalda constituye, por orden de frecuencia, el primer problema de salud crónico en España, muy por delante de patologías como la hipertensión arterial, la artrosis, la artritis o el reumatismo. Según datos recogidos en el documento de consenso sobre dolor de espalda elaborado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), "a un 18,6% de la población española le duele la espalda por múltiples causas y con diferentes grados de intensidad. Alrededor de un 80% ha sufrido, o lo hará a lo largo de su vida, estos dolores". "Cerca de un 40% se han visto obligados a solicitar la baja laboral con carácter transitorio e incluso permanente", alertan desde Semergen.

Aun cuando la cirugía suele considerarse el último recurso para tratarlo (después de higiene postural, medicación, fisioterapia y rehabilitación), hay ocasiones en que pasar por quirófano es la mejor opción. Sin embargo, existe un cierto rechazo por parte de los pacientes a esta cirugía: temen posibles complicaciones, una recuperación lenta y no confían demasiado en que su problema quede resuelto. Este miedo se explica porque, normalmente, tienen en mente técnicas quirúrgicas clásicas, cirugías que suelen implicar un largo periodo de postración antes de volver a recuperar la actividad cotidiana.

Un 80% de la población española ha sufrido dolores de espalda o los sufrirá a lo largo de su vida. El 40% ha solicitado la baja laboral

Esta situación ha ido cambiando a medida que se ha ido perfeccionando la cirugía mínimamente invasiva. Como su propio nombre indica, se trata de realizar operaciones mayores a través de incisiones pequeñas para reducir el traumatismo de la exposición quirúrgica. En el caso de la columna, la principal novedad ha sido la introducción de la técnica conocida como abordaje anterior, de la que es pionero en España el doctor Pablo Clavel, creador en 2011 del Instituto Clavel en Barcelona, emplazado en el Hospital Quirónsalud, y que acaba de inaugurar un nuevo centro de neurocirugía en el Hospital San Francisco de Asís de Madrid.

En la gran mayoría de los hospitales, tanto públicos como privados, el abordaje posterior sigue siendo la opción más común. “Es decir, se realiza una artrodesis o fusión lumbar (sacar el disco dañado y fusionar las vértebras), para lo que se abre toda la musculatura de la espalda. La duración de la intervención es sensiblemente más larga y la recuperación mucho más lenta: el paciente pasa varias semanas en cama y transcurren varios meses antes de que pueda hacer una vida normal”, explica el doctor Clavel.

placeholder Doctor Pablo Clavel. (CC)
Doctor Pablo Clavel. (CC)

En cambio, el abordaje anterior es un método mínimamente invasivo. "Consiste en acceder a la columna por el abdomen; es decir, es una forma distinta de llegar al mismo lugar. Tiene varias ventajas respecto al abordaje clásico posterior, ya que gracias a él no es necesario abrir la musculatura de la espalda ni manipular los nervios". De esta forma, "se reduce notablemente el riesgo de lesiones nerviosas y el dolor, por lo que la recuperación es mucho más rápida. La tasa de éxito de este tipo de abordaje es del 95%".

Eso sí, advierte el doctor Clavel, "no todas las personas son susceptibles de beneficiarse de esta cirugía". Teniendo en cuenta una serie de conceptos clínicos, médicos, mecánicos y biomecánicos, se podrá decidir "cuál es el mejor abordaje y la mejor técnica".

Una solución para hernias discales

Otra de las ventajas del abordaje anterior es que permite realizar una cirugía conocida como ADR ('artificial disc replacement'), que consiste en sustituir el disco lumbar o cervical dañado por un implante artificial, que ha sido diseñado para imitar el disco natural sano. Esta intervención se lleva a cabo en pacientes que padecen degeneración discal cervical o lumbar y dolor radicular crónico, en los cuales los tratamientos conservadores no han sido efectivos.

Las ventajas son claras, explica el doctor Clavel: “En casos de discos intervertebrales dañados o hernias discales, el proceso ADR o artroplastia resulta más eficaz que la artrodesis o fusión lumbar, pues el disco artificial reproduce y mantiene el movimiento de un disco sano. Así se evita la sobrecarga de los discos superiores e inferiores adyacentes que se produce en el caso de una artrodesis”. Todo ello con la ventaja añadida de que, con la cirugía del ADR, al cabo de tres semanas el paciente puede incorporarse a su vida laboral.

El dolor de espalda constituye, por orden de frecuencia, el primer problema de salud crónico en España, muy por delante de patologías como la hipertensión arterial, la artrosis, la artritis o el reumatismo. Según datos recogidos en el documento de consenso sobre dolor de espalda elaborado por la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), "a un 18,6% de la población española le duele la espalda por múltiples causas y con diferentes grados de intensidad. Alrededor de un 80% ha sufrido, o lo hará a lo largo de su vida, estos dolores". "Cerca de un 40% se han visto obligados a solicitar la baja laboral con carácter transitorio e incluso permanente", alertan desde Semergen.

ECBrands Brands Salud