El peor desayuno que puedes tomar si quieres perder peso
  1. Alma, Corazón, Vida
MAÑANAS SALUDABLES

El peor desayuno que puedes tomar si quieres perder peso

Existe el falso mito de que es la comida más importante del día y por eso debe ser abundante: estas son las cosas que debes tener en cuenta si estás buscando adelgazar

placeholder Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Uno de los mayores mitos del mundo de la alimentación es el de que el desayuno es la comida más importante del día. Aunque evidentemente tiene parte de verdad, debido a que es la primera comida que hacemos después de un largo período de ayuno, un buen nutricionista nunca privilegiaría una ingesta sobre otra: al final, todas son importantes y deben ser equilibradas para mantener una vida saludable.

Sin embargo, conviene recordar los orígenes de esta frase tan trillada, que se remontan a una campaña de marketing de 1944 de la empresa norteamericana General Foods en una de sus marcas de cereales. Por ello, hay que desconfiar de este lema si, de hecho, viene de una compañía de cereales que a juzgar por el envase no pintaban demasiado saludables. Otra de las razones es que los cereales industriales no son muy recomendables si estás buscando perder peso, ya que seguramente contengan mucha cantidad de glucosa y carbohidratos.

Los azúcares añadidos de muchos cereales aumentan la cantidad de calorías vacías en el cuerpo, lo que te dará más hambre a lo largo del día

Así lo asegura un artículo de la revista 'Eat This Not That' que explica por qué lo primero que debes hacer si quieres adelgazar es no incluir cereales en tu desayuno. La mayoría de ellos están altamente procesados y tienen un gran cantidad de conservantes para retrasar su fecha de caducidad y en este proceso pierden una gran parte de su valor nutricional. Según la revista 'Healthline', la mayoría de esta serie de productos producen granos refinados que luego se cocinan y mezclan con azúcar, cacao y agua, sin olvidar ingredientes como el chocolate.

Siempre cereales integrales

Por no hablar de los azúcares añadidos: aumentan la cantidad de calorías vacías en el cuerpo, lo que indica que es posible que vuelvas a sentir hambre al poco tiempo de haber tomado un buen tazón. Por tanto, a no ser que apuestes por otro alimento más consistente, es fácil que vuelvas a sentir hambre a las pocas horas y quieras almorzar. En cambio, si estás buscando adelgazar, es importante desayunar productos con un alto nivel de fibra, ya que estos no contienen apenas materia grasa y ayudan a limpiar y desintoxicar el organismo. Un elemento que podemos encontrar en las frutas y verduras o en las nueces.

placeholder Fuente: iStock
Fuente: iStock

¿Cómo podemos compaginar esta necesaria ingesta de fibra con nuestras ganas de cereales? Apostando por cereales integrales que podemos encontrar en el mercado y que contienen estos dos elementos, ideales para la pérdida de peso. En cualquier caso, para que no sientas el hambre al poco tiempo después de haber desayunado o te tengas que contentar con cereales ricos en fibra que no tienen tanto sabor como los normales, lo mejor que puedes hacer es alternar menús de desayuno.

Foto: Fuente: iStock.

Por ejemplo, si mezclas cereales integrales con yogur natural, obtendrás cero de materia grasa y además te encantará su sabor. Si le añades frutas en rodajas, la combinación se volverá un poco más dulce pero no menos sana. Del mismo modo, si llevas bastante tiempo pensando en deshacerte de esos kilos de más, ni se te ocurra tomar leche entera; en su lugar apuesta por desnatada o semidesnatada.

Y por útlimo y más importante, sobre todo si realizas ejercicio físico para quemar calorías, es añadir proteínas a tu desayuno. En este caso, puedes apostar por un huevo duro o bien un revuelto con un poco de sal. Esto te dará la energía que necesitas para hacer frente al resto de la jornada y, a la vez, no ganar peso.

Salud Vida saludable Perder peso Adelgazamiento
El redactor recomienda