Abre una lata de conservas de 1992 y se encuentra lo que no esperaba
  1. Alma, Corazón, Vida
Olía como "la pecera más sucia del mundo"

Abre una lata de conservas de 1992 y se encuentra lo que no esperaba

Un especialista en objetos de los 80 encontró una lata de comida de Los Cazafantasmas de hace casi tres décadas y se atrevió a abrirla para ver qué había en el interior

Foto: Abre una lata de conservas de 1992 y se encuentra lo que no esperaba
Abre una lata de conservas de 1992 y se encuentra lo que no esperaba

¿Quién no se ha encontrado alguna vez en su vida un alimento que llevaba años caducado y que había quedado escondido en algún lugar recóndito de la cocina? Eso es lo que le ha pasado a Matt, un norteamericano que, a través de su perfil de Twitter, Dinosaur Dracula, está especializado en juguetes, golosinas y todo tipo de objetos de los años 80 y 90.

Matt se hizo con una lata de conservas de Los Cazafantasmas, la mítica película de 1984 de la que se hizo todo tipo de merchandising, pero que también prestó su nombre para comercializar algunos alimentos. Uno de ellos era una receta de pasta que se vendía en una lata de conservas y que, 28 años después de que se pusiera a la venta, había caído en sus manos.

Matt explicó a sus 30.000 seguidores en las redes sociales que si interactuaban con un post abriría la lata y cumplió su palabra. Lo que no esperaba encontrarse dentro era un olor como el de "la pecera más sucia del mundo". Pero, a pesar de las primeras arcadas, siguió adelante y vació el contenido de la lata de Los Cazafantasmas en un plato.

Pasta solidificada

La situación era curiosa: se había puesto unos guantes y una mascarilla por lo que pudiera encontrarse en la lata. Además, usó "el peor abrelatas" que tenía en casa, ya que era consciente de que no volvería a utilizarlo en la vida. Y cuando vació la lata que contenía, supuestamente, una ración de pasta con tomate, se encontró algo inesperado.

Tal y como explica en uno de los tuits que componen este hilo, "no me esperaba esto. La pasta se solidificó en una masa rojiza gigante. El hedor se notó de inmediato y fue absolutamente horrible. Imagine la pecera más sucia de la historia y luego agregue un frasco entero de orégano". Difícil de aguantar ese nauseabundo aroma.

Matt añade que "la pasta en sí no se veía demasiado mal al principio, pero luego noté pequeñas manchas negras repartidas por todas partes". Luego sacó todo el contenido de la lata en un proceso que se le hizo interminable: "Me llevó una eternidad sacar toda la pasta de la lata. Honestamente, había más pasta en esa lata de la que parecía físicamente posible. Era como si fuera un portal a una horrible dimensión paralela llena de interminable pasta de Cazafantasmas Reales".

Por supuesto, Matt no se atrevió a probar esos macarrones prehistóricos, pero sí que pudo fijarse en las curiosas formas que tenían: "Si sientes curiosidad por saber qué se supone que representan las formas de la pasta, bueno... es difícil saberlo. Creo que veo la estación de bomberos, ¿y tal vez un paquete de protones? ¿Y uno de los otros podría ser Stay Puft?" Eran algunos de los escenarios de la película que fue todo un éxito en los 80 y que a Matt le hizo regresar 30 años gracias a una lata de conservas.

Conservas Virales
El redactor recomienda