Lo que le pasa a tu cuerpo si dejas de tomar café de inmediato
  1. Alma, Corazón, Vida
PROS Y CONTRAS

Lo que le pasa a tu cuerpo si dejas de tomar café de inmediato

¿Crees que no podrías vivir sin tomar una taza todas las mañanas de esta bebida estimulante? Prueba a intentarlo: no solo mejorará tu economía, también tu salud

Foto: Lo que le pasa a tu cuerpo si dejas de tomar café de inmediato
Lo que le pasa a tu cuerpo si dejas de tomar café de inmediato

El mundo parece dividirse en dos tipos de personas: aquellas que no pueden sobrevivir sin su taza de café todas las mañanas y aquellas que no toleran sus efectos en el cuerpo o bien les desagrada su sabor. Lo que sí es cierto es que abusar de esta bebida no es nada bueno, ya que si te pasas con las dosis puedes sufrir una crisis de ansiedad.

Aquellos que finalmente acaban dejándolo notarán una mejora en su economía y también en su salud. No solo por la carga de cafeína que suministramos al cuerpo, sino también porque normalmente le añadimos azúcar para suavizar su sabor amargo. Y dependiendo de lo mucho o poco de glucosa que le añadamos, podremos tener más probabilidades de contraer enfermedades como la obesidad y la diabetes en el futuro.

A pesar de que al principio será un poco duro e incómodo pasar tantas horas sin tu dosis de cafeína diaria, a la larga podrás dormir mejor

Aun así, si de verdad estás pensando en cortar de cero su consumo, el rotativo británico 'Reader's Digest' ha elaborado una lista con los cambios que empezarás a experimentar cuando dejes de tomarlo y optes por otras bebidas más sanas como el té. Recuerda que esto te resultará especialmente positivo si padeces episodios de ansiedad o últimamente te encuentras más nervioso de lo normal.

Puedes ganar peso

El café es un excelente supresor del apetito, de ahí que si estás acostumbrado a tomar una buena taza todas las mañanas es posible que si lo dejas sientas con más intensidad la tentación de llevarte algo a la boca antes de la comida. Además, también entra en juego el azúcar: tu cuerpo notará que ha habido un descenso de los niveles de glucosa, que también es verdaderamente adictiva, por lo que corres el riesgo de optar por alimentos nada sanos o repletos de azúcar.

Dormirás mejor

Una buena noticia. A pesar de que al principio será un poco incómodo pasar tantas horas sin tu dosis de cafeína diaria, a la larga podrás dormir más y mejor, especialmente si destierras de tu dieta el clásico café de por la tarde. Un estudio publicado en 2013 en el 'Journal of Clinical Sleep Medicine' llegó a la conclusión de que la ingesta de cafeína hasta seis horas antes de meterte en la cama puede interrumpir tu ciclo del sueño.

Te dolerá más la cabeza

Cuando dejas de tomar café, privas a tu cuerpo de adrenalina y dopamina, las hormonas que ejercen de estimulantes naturales y te mantienen despierto. Por contra, la ausencia de cafeína produce que se genere adenosina, la hormona que produce sensación de cansancio, provocando un cambio en la química cerebral que acaba generando dolor de cabeza. Para minimizar este efecto, lo mejor que puedes hacer es reducir la ingesta de café poco a poco y no de golpe. Puedes empezar a tomar descafeinado o bien decantarte por otras bebidas más sanas como el té.

Y te sentirás un poco enfermo

Los dolores de cabeza no son el único síntoma que notarás si dejas de tomar café de golpe. Aquellos que lo hacen pueden experimentar también efectos secundarios como ansiedad, mareos y algún síntoma similar al de la gripe, además de cambios de humor. Pero la buena noticia es que es momentáneo: los expertos de 'Reader's Digest' afirman que los síntomas físicos de la privación de cafeína en el cuerpo no suelen durar más de dos días.

Mejorarás tu salud dental

El café es un líquido muy ácido y es uno de los mayores responsables del daño al esmalte dental. Si eliminas la cafeína protegerás a tus dientes mucho más, de ahí que luzcas un blanco mucho más intenso y brillante. Si además sueles acompañar a tu café con un cigarro, lamentamos decirte que no hay mucha esperanza para que tu dentadura luzca blanca según vayan pasando los años (y mucho menos tus pulmones).

Peor concentración

Los primeros días en los que dejas de tomar café se te harán muy cuesta arriba debido a que te sentirás fatigado e irritable, pero también poco atento. Para contrarrestar esta pérdida de concentración, un estudio de 2014 publicado en el 'British Journal of Psychology' demostró que mascar chicles de menta ayuda a mantener al cerebro en alerta y concentrado. La buena noticia es que después de una semana sin cafeína en el cuerpo notarás que tu productividad ha aumentado, ya que no experimentarás el bajón de esta droga y por tanto podrás rendir mucho más de forma continuada.

Salud Diabetes Obesidad Azúcar
El redactor recomienda