Dos niños pequeños sobreviven solos tres días tras la muerte por envenenamiento alimenticio de sus padres
  1. Alma, Corazón, Vida
A CAUSA DE UNOS PEPINILLOS

Dos niños pequeños sobreviven solos tres días tras la muerte por envenenamiento alimenticio de sus padres

Se sospecha que la toxina botulínica de los encurtidos es el motivo del fallecimiento

Foto: Dos niños pequeños sobreviven solos tres días tras la muerte por envenenamiento alimenticio de sus padres
Dos niños pequeños sobreviven solos tres días tras la muerte por envenenamiento alimenticio de sus padres

Devastador el relato que nos viene desde Rusia. Según informa la prensa local, dos niños pequeños, de uno y cinco años, han sido encontrados vivos en su casa tras pasar tres días solos después de que sus padres murieran por haber comido, supuestamente, "pepinillos envenenados".

Foto: Contra la mayor 'intoxicación' alimentaria: las noticias falsas y la división científica

Los niños fueron descubiertos tras que sus familiares no pudieran comunicarse con sus padres, Alexander y Viktoria Yakunin, que habían fallecido de intoxicación alimentaria. Tras numerosas llamadas, la niña, de cinco años, contestó el teléfono y reveló que sus padres, de 30 y 25 años, llevaba “durmiendo” durante mucho tiempo y añadió que el cuerpo de su padre se había "vuelto todo negro".

"Durmiendo" mucho tiempo

La realidad es que ambos progenitores comieron unos pepinillos en mal estado y perdieron la vida. La hermana Viktoria corrió a su casa para encontrar a la pareja muerta en la cama después de que su sobrina le abriera la puerta. "Entré corriendo y lo vi todo. Me caí y grité", explica a Daily Mail.

La niña ha señalado que los tres días que estuvo en casa con sus padres muertos, estuvo cuidando de su hermano pequeño, de un año

Alexander, trabajador de una planta de gas, había recibido un tarro de pepinillos caseros de su abuela el día anterior y eso es lo que se encontró, abierto, en la cocina. Se sospecha que la toxina botulínica de los encurtidos es la causa de la muerte, ya que esta toxina puede causar parálisis e incluso la muerte por fallo respiratorio, como parece ser el caso.

Un vecino, además, niega la posibilidad de una intoxicación etílica, pues el matrimonio no bebía alcohol.

La niña ha señalado que los tres días que estuvo en casa con sus padres muertos, estuvo cuidando de su hermano pequeño. Ambos están siendo cuidados por su abuelo paterno.

Muerte Veneno Intoxicación alimentaria Niños
El redactor recomienda