Fue a por macarrones para cenar y volvió con 120.000 euros más tras ganar la lotería
  1. Alma, Corazón, Vida
LLAMÓ A SU MADRE PORQUE NO SE LO CREÍA

Fue a por macarrones para cenar y volvió con 120.000 euros más tras ganar la lotería

Un hombre se lleva la alegría más inesperada de su vida después de que un antojo le hiciera salir de casa para comprar algo de comida

Foto: Fue a por macarrones para cenar y volvió con 120.000 euros más tras ganar la lotería
Fue a por macarrones para cenar y volvió con 120.000 euros más tras ganar la lotería

Que la suerte se encuentra donde menos se la espera es algo que todos los jugadores de lotería saben perfectamente. No importa si llevan toda la vida apostando por los mismos números o si es la primera vez que participan en un juego de azar: se tiene exactamente las mismas posibilidades de ganar que cualquier otra persona.

Lo demostraba esta pasada semana Daniel Schuman, un humilde trabajador que no podía dormir y que decidía madrugar un poco más de lo normal. Decidió parar en su camino al trabajo para tomar un café, pero se llevó la sorpresa de su vida: un billete de lotería que compró para hacer algo de tiempo le hizo ganar 85.000 euros de forma inesperada.

Foto: No podía dormir, se compró un billete de lotería y ganó 85.000 euros

Si ese día hubiera dormido bien, como cualquier otro día, o no hubiera optado por levantarse antes de tiempo para ir a trabajar, el premio nunca hubiera llegado a su cuenta corriente. Un ejemplo de la arbitrariedad de los juegos de azar y de la importancia de dejarse llevar de vez en cuando por los impulsos o por las corazonadas, porque nunca se sabe lo que puede pasar.

Una cena millonaria

Algo similar ocurría este pasado fin de semana en Goldsboro, una pequeña ciudad de apenas 35.000 habitantes en el estado norteamericano de Carolina del Norte. Ahí vive Marquetton Carraway, un joven que se encontraba solo en casa y sin muchas ganas de cocinar algo para cenar, por lo que decidió salir hasta una tienda cercana para comprar comida.

Su madre estaba trabajando y él no quería cocinar, así que se fue a una tienda cercana a comprar los macarrones con queso que se le habían antojado

Tal y como publica News Observer, el joven tenía antojo de comer unos macarrones con queso, por lo que fue a una de las tiendas que más le gustan para calmar su apetito. Pidió la comida, esperó unos pocos minutos hasta que la prepararon y, cuando ya la tenía en la mano, pagó. Se iba a marchar tranquilamente cuando algo sucedió.

Algo en el interior de Marquetton le dijo que se diera la vuelta y que utilizara parte del cambio que le habían dado de vuelta para comprar un billete de lotería. Así que el joven se dio media vuelta, sacó 5 dólares de la cartera donde los acababa de guardar y se compró un billete del tipo rasca y gana que son tan populares en Estados Unidos.

El rasca y gana 'Mega Bucks' da un premio máximo de 200.000 dólares (NC Lottery)
El rasca y gana 'Mega Bucks' da un premio máximo de 200.000 dólares (NC Lottery)

Así recuerda el momento: "Cuando llegué al mostrador, el hombre me dio el cambio y estaba a punto de salir de la tienda hasta que algo me dijo que comprara un boleto". Cuando lo tuvo en la mano comenzó a rascar el billete y se llevó la alegría más inesperada de su vida: había un premio de 200.000 dólares escondido en el interior de ese boleto de lotería.

La suerte más inesperada

El premio, que es el equivalente a unos 170.000 euros aproximadamente, dejó a Marquetton completamente noqueado. Tanto que llamó a su madre para contarle la noticia, pero ella estaba en una reunión de trabajo y no podía atenderle en ese momento. Por si acaso, le envió una foto del boleto para que le dijera si pensaba que, realmente, estaba premiado.

Foto: Ganan la lotería y no se gastarán nada del premio: el dinero ya tiene destino

Su madre no tardó en devolverle la llamada y en confirmarle que, efectivamente, la suerte estaba de su parte. Ese antojo de macarrones con queso y esa intuición que le llevó a comprar un billete de lotería le habían hecho ganar un premio de 200.000 dólares, que se quedará en 141.000 dólares después de pagar impuestos, es decir, unos 120.000 euros.

Era el premio máximo del juego 'Mega Bucks' y se lo había llevado él de manera totalmente inesperada. Después de comprobar con su madre que "no estaba viendo cosas raras" y que, de verdad, había ganado ese premio, Marquetton Carraway comenzó a pensar en qué se gastará el dinero, un problema que no tardó ni unos pocos minutos en resolver.

Con los 120.000 euros del premio, después de impuestos, comprará una casa y dará algunos lujos a su familia que, hasta ahora, no se podían permitir

Marquetton comprará una casa para vivir junto a su familia y se gastará todo el dinero que pueda en que tanto su madre como el resto de los suyos puedan disfrutar de algunos lujos que, hasta ahora, tenían prohibidos. Es uno de los gustazos que se permitirá gracias a la lotería y a que una noche le apetecieron unos macarrones con queso para cenar y no tuvo ganas de cocinar.

Lotería Juegos de azar Suerte
El redactor recomienda