7 cosas sorprendentes que no sabías que dañaban la vista
  1. Alma, Corazón, Vida
cuídate mucho

7 cosas sorprendentes que no sabías que dañaban la vista

Si notas que no es la que era, debes evitar algunas prácticas que no te están favoreciendo en absoluto

Foto: 7 cosas sorprendentes que no sabías que dañaban la vista
7 cosas sorprendentes que no sabías que dañaban la vista

Dicen que los ojos son el espejo del alma. En el mundo que vivimos parece bastante fácil perder vista, debido a que continuamente usamos dispositivos electrónicos y se nos olvida descansarla de vez en cuando, lo cual es fundamental. Si alguna vez has acudido al oftalmólogo (y probablemente lo hayas hecho en más de una ocasión), es probable que te haya aconsejado fijar la vista en el horizonte en ciertos intervalos, mientras trabajas en la oficina, para no perder vista a pasos agigantados. A la hora de la verdad, sin embargo, se nos olvida.

La vitamina C, E, A y la luteína (un nutriente que se encuentra en las coles y las espinacas) son beneficiosas para la vista, por lo que si notas que últimamente ves peor, quizá te interesaría tomar alimentos que las tengan. Pero también puede servirte evitar algunas prácticas que no te están favoreciendo en absoluto. Aquí van algunos ejemplos.

Pones la calefacción y el aire

Demasiado alta. Los ojos secos no son solamente molestos, sino que también se puede acabar dañando la superficie frontal. En otoño e invierno muchas personas acuden al oftalmólogo acuciadas por ese problema, y es bastante sencillo solucionarlo: basta con poner un humidificador.

Y si piensas que en verano la cosa mejora, estás equivocado. El aire acondicionado también reduce la humedad relativa en las habitaciones y contribuye de nuevo a producir problemas de ojos secos lo que, a la larga, podría conllevar problemas de visión.

Te rascas los ojos

Si tienes alergias te sentirás bastante tentado de rascarte los ojos, pero si te los frotas demasiado podrían aumentar tus probabilidades de desarrollar queratocono (una patología degenerativa de la córnea), especialmente en los niños.

Usas lentillas en la ducha

Es probable que en algún momento te hayas metido en la ducha sin quitártelas, lo sabemos, pero deberías evitar hacerlo la próxima vez. Según explican en 'Best Life', las bacterias ocultas viven en el agua y pueden causar infecciones oculares graves.

O duermes con ellas

De la misma manera, otra cosa que deberías evitar cuando utilizas lentillas es acostarte con ellas; Si lo has hecho recordarás la desagradable sensación de despertarte como si tuvieras los párpados pegados. La lente puede secarse y causar un daño microscópico que permite que las bacterias accedan a la córnea y causen una úlcera.

Tomas algunos medicamentos

Los antidepresivos, por ejemplo, pueden provocarte problemas de visión a la hora de enfocar la mirada, y no son los únicos. El Racután, medicamento contra el acné, puede dañar las glándulas de Meibomio en los párpados, que son responsables de mantener los ojos húmedos.

Si te duermes con las lentillas puestas pueden secarse y causar un daño microscópico que permite que las bacterias accedan a la córnea y causen una úlcera

Si tomas alguno de ellos y comienzas a notar que tu vista se deteriora paulatinamente, lo mejor es que consultes con un oftalmólogo otras opciones.

Fumas

El tabaco es perjudicial no solo para tus pulmones y boca, también para tus ojos. Un estudio de 2019 de la Universidad de Rutgers descubrió que las personas que fumaban más de 20 cigarrillos al día tenían más dificultades para diferenciar los colores que las que fumaban menos de 15.

Llevar gafas de sol de mala calidad

Si no brindan suficiente protección UV no te servirán para nada. Y no ponértelas nunca tampoco es una opción, lo único peor que llevar unas gafas baratas es no llevarlas. Exponer los ojos a la luz ultravioleta sin protección puede provocar un pterigión (un crecimiento en la córnea), cáncer de párpados o cataratas.

Curiosidades
El redactor recomienda