Camisas que repelen las manchas y no se arrugan: la ropa del futuro ya está aquí
  1. Alma, Corazón, Vida
Beneficiosa para el medioambiente

Camisas que repelen las manchas y no se arrugan: la ropa del futuro ya está aquí

El desarrollo de nuevos tejidos permite crear prendas como calzoncillos, camisas y camisetas que apenas necesitan cuidados

Foto: Camisas que repelen las manchas y no se arrugan: la ropa del futuro ya está aquí
Camisas que repelen las manchas y no se arrugan: la ropa del futuro ya está aquí

La pesada tarea de hacer la colada podría convertirse en cosa del pasado. Poner la lavadora, tender, quitar la ropa del tendedero y planchar se volverá irrisorio gracias a la moda inteligente.

Cada vez más empresas desarrollan líneas de ropa con tejidos que no se manchan ni se arrugan. Una ventaja tanto para el consumidor como para el medioambiente. Pantalones, camisas, camisetas, zapatillas e, incluso, calzoncillos que apenas necesitan visitas a la lavadora.

Una de las primeras firmas en desarrollar fue la estadounidense Odo con sus pantalones vaqueros que repelen las manchas. Otras como la también americana The Pangaia están especializadas en ropa deportiva.

Foto: Organic Basics
Foto: Organic Basics

Una de las más sorprendentes es la danesa Organic Basics, que ha diseñado ropa interior que apenas necesita lavados. Calzoncillos, bragas y sujetadores hechos con materiales que eliminan el 99% de las bacterias y no acumula mal olor.

En España la industria de la moda inteligente también tiene su hueco. La marca Sepiia comercializa camisas, camisetas y polos que ni se manchan ni se arrugan, ya que están fabricadas con 100% poliéster técnico antibacteriano reciclable. Además, están hechas en nuestro país.

Ropa que no se mancha

En el caso de la marca española, la ropa recibe un tratamiento antimanchas que “genera una nanoestructura en la superficie del tejido de moléculas alineadas de manera perpendicular al tejido”, explica a El Confidencial Federico Sainz de Robles, CEO de Sepiia.

Este tratamiento, conocido como efecto flor de loto, hace que las moléculas de líquidos no tengan tensión superficial suficiente como para expandirse y mojar el tejido. Los líquidos quedan suspendidos en estas nanoestructuras, y tras inclinar o sacudir el tejido se moverán hacia el exterior sin mojar la prenda.

Sainz cuenta que este tratamiento funciona tanto para líquidos de base acuosa como pueden ser el café, vino o refrescos y también para líquidos en base oleosa, como salsas o kétchup, así como para alcoholes. No obstante, es más efectivo en el caso de líquidos de base acuosa.

Eso sí, el CEO matiza que esta ropa pensaba para “sobrevivir a manchas del día a día, siempre con un límite. No olvidemos que estamos hablando de una prenda de vestir”.

Ni se arruga

Muchos estarán diciendo “vale, no se mancha por el tipo de tela pero… ¿por qué no se arruga”, a lo que responde Sainz: “Hemos creado una estructura textil propia que nos permite reducir las arrugas de la prenda. La propia naturaleza del material y esa estructura textil del tejido que se acopla gracias al proceso de termofijación, hacen que nuestras prendas no se arruguen”.

La selección de la fibra en origen incrementa la mejora de este comportamiento y conseguimos que no necesiten planchado, cuenta.

Asimismo explica que los productos de la marca combinan elementos clave que hacen que su material sea agradable y permitan una óptima movilidad gracias a sus materiales altamente técnicos, la elasticidad del tejido y la transpirabilidad.

En cuanto a diseños, trabajan con modelos atemporales que puedan ponerse en distintas ocasiones y que queden bien a diferentes tipos de cuerpos.

Sudor, colonia u otro olores: cuándo se lava

El CEO de Sepiia explica que sus prendas están hechas con hilo que contiene nanopartículas de plata, que neutralizan las bacterias que causan mal olor cuando sudamos, evitando así que la prenda huela a sudor.

Foto: Sepiia
Foto: Sepiia

“Una vez que te pones la prenda, es necesario colgarla en una percha y airear para que haga su efecto y al día siguiente no huela. Puede coger olor a perfume, u otros olores de comida, pero no olerá a sudor. Dependiendo del uso que le des a la prenda, podrá estar más o menos tiempo sin lavar, pero si le das un uso intensivo recomendamos lavarla cada 3 o 4 usos”, cuenta.

Beneficiosa para el planeta

Para Sainz el principal beneficio de la moda inteligente es el ahorro a largo plazo tanto para los clientes como para el planeta.

“Con la tecnología textil que incorporamos a los productos de Sepiia se pueden usar mucho más las prendas antes de tener que lavarlas, lo que significa que ahorras en lavados (agua) y en plancha (electricidad), permitiendo disfrutar de ese tiempo en tus verdaderos hobbies. Una prenda de Sepiia es más duradera que cualquier otra prenda de una marca fast fashion, por lo que evita que tengas que comprar varias prendas en un periodo de tiempo determinado, así es como evitamos que se generen nuevos desperdicios”, señala el CEO.

Según calculan, la fabricación y uso de una camisa de la marca española consume un 87% menos de agua que la misma prenda en algodón convencional, lo que repercute en un ahorro de 10 millones de litros de agua desde enero de 2019.

Además, nuestras prendas están fabricadas en la Península Ibérica para reducir el CO2 derivado del transporte, emitiendo así un 53% menos que una prenda de algodón tradicional; desde 2019 han ahorrado 140.000 kg de CO2.

Ropa Sudor Arrugas Social Agua
El redactor recomienda