Los lobos, como los perros, echan de menos a los humanos
  1. Alma, Corazón, Vida
COMPORTAMIENTOS SIMILARES

Los lobos, como los perros, echan de menos a los humanos

Los animales mostraban su estrés cuando no estaba su cuidador y contaban con mayor seguridad cuando estaba presente

Foto: Los lobos también añoran a los humanos. Foto: Paula Pérez Fraga
Los lobos también añoran a los humanos. Foto: Paula Pérez Fraga

Los lobos y los perros tienen similares comportamientos respecto al hombre, a pesar de las diferencias de ambas especies, según un reciente estudio de investigadores húngaros.

Un equipo de investigadores de la Universidad Eötvös Loránd (Hungría) Hungría ha comparado los comportamientos de los lobos grises criados (Canis lupus) y los perros (Canis familiaris) para probar la similitud de ambos en capacidad de formar vínculos profundos, duraderos y emocionalmente dependientes con los humanos.

Foto: Fuente: iStock.

"Los perros buscan la protección de sus dueños cuando están amenazados o están más tranquilos ante situaciones nuevas cuando su dueño está presente, pero muestran signos de estrés en su ausencia", explica a Science Alert la etóloga Rita Lenkei. "Nos preguntábamos si los lobos adultos intensamente socializados muestran al menos algunos rasgos del comportamiento de apego hacia sus adiestradores".

Solo si es conocido

Para ello, se analizaron una serie de criterios científicos, como la preferencia por un individuo sobre otro; la sensación de seguridad para explorar cuando el individuo preferido está presente; signos de estrés cuando se van; intentos de restablecer el contacto; y un intenso comportamiento de saludo en el reencuentro.

Las especies de perros y lobos se separaron hace unos 40.000 años

Los lobos grises mostraron los mismos comportamientos que los perros en las pruebas. Cuando sus cuidadores los dejaron en un lugar desconocido, lloriqueaban, jadeaban y se lamían los labios, lo cual es un signo de estrés. Tiraban de la correa hacia el escondite de su dueño, buscando contacto. Cuando esto mismo pasaba con un extraño, este tipo de comportamientos no se replicaba.

Igualmente, los lobos también mostraron signos de mayor seguridad cuando su cuidador estaba presente.

Un lobo durante el estudio. Foto: Adam Leeb
Un lobo durante el estudio. Foto: Adam Leeb

El experimento también aclara la naturaleza de la relación entre los caninos y los humanos. Como la persona que llevó a cabo el estudio no era la persona que crió al lobo, los investigadores concluyeron que este vínculo se forma a una edad más tardía que la que sugeriría una relación de tipo madre-hijo.

"Estos resultados plantean la posibilidad de que el apego a los humanos en los perros podría haberse originado en el vínculo social entre los miembros de la manada de lobos, que tiene una estructura social muy similar a la de las familias humanas, en las que los perros de compañía viven hoy en día", explican los etólogos en su trabajo, publicado en la revista científica 'Scientific Reports'.

También con gatos y primates

Las especies de perros y lobos se separaron hace unos 40.000 años. Durante este tiempo, los perros desarrollaron más la habilidad de vincularse con los humanos a cualquier edad, y durante esta investigación mostraron más atracción hacia todos los humanos involucrados que los lobos.

Foto: Fuente: iStock

"Los cambios durante la domesticación son cuantitativos, más que cualitativos", explica el equipo, lo que significa que la fuerza de la habilidad cambia más que su presencia o ausencia.

Este estudio añade peso a la creciente evidencia de que los perros y los humanos no son los únicos animales que muestran apegos entre especies. También está presente en los primates, y un estudio reciente demostró que los gatos muestran rasgos de relación similares, como la angustia de la separación y la búsqueda de contacto.

Perro Animales Mascotas Estrés
El redactor recomienda