Cinco frases que no deberías decir nunca a alguien que tiene ansiedad
  1. Alma, Corazón, Vida
TRASTORNOS MENTALES

Cinco frases que no deberías decir nunca a alguien que tiene ansiedad

A veces, cuando intentamos ayudar a alguien que está pasando un mal momento, no sabemos cómo reaccionar y caemos en tópicos que solo complican más las cosas

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

La ansiedad es uno de los trastornos mentales más comunes entre la población. Y más en una época como esta, de tanta incertidumbre en la que nos enfrentamos a un enemigo microscópico, invisible, que puede estar en cualquier sitio e infectarnos, ya sea a nosotros o a nuestros seres queridos. Si sientes que tus nervios están pudiendo contigo y has pasado por varios episodios severos de ansiedad, lo mejor es que acudas a un profesional para que te indique los pasos que debes dar en aras de recuperar la paz y la tranquilidad.

Una de las recomendaciones más básicas que siempre se suelen dar desde las terapias psicológicas es no perder el contacto con tu familia y amigos. Al fin y al cabo, cuando estamos mal, es muy probable que acabemos cayendo en pensamientos negativos y se te quiten las ganas de interactuar con aquellos a los que quieres, además de sentir que no queremos salir a calle ni socializar.

Lo mejor que puedes hacer es asegurarte de que la otra persona sepa que estás ahí para ayudarla si te necesita. Y, sobre todo, no agobiar con el tema

Por ello, si tienes un amigo o familiar que actualmente está atravesando por estos procesos, lo mejor será no agobiarle ni reprender en exceso su actitud. En ese sentido, muchas veces no sabemos qué decir a aquellas personas que lo están pasando mal y la frustración que ello supone puede distanciarnos más aún, lo que no sería nada bueno. Hoy te ofrecemos una serie de consejos, recopilados por la revista 'The Healthy' sobre esa clase de cosas que no deberías decir a alguien que está atravesando un mal momento o que no tienen demasiada utilidad.

"No te preocupes"

En primer lugar, no va a servir de nada, ya que por mucho que se lo digas, su problema no se va a solucionar. "La ansiedad comporta más o menos gravedad dependiendo de la persona o de sus circunstancias", asevera Sanam Hafeez, neuropsicólogo de la Columbian University de Nueva York. "Según su situación, su historial o las repercusiones que tiene en su vida diaria, puede volverse abrumadora". Por ello, no se trata simplemente de elegir el camino de la no preocupación, ya que el trastorno es en muchos casos irracional o no se puede controlar. Lo mejor que puedes hacer, en este caso, es asegurarte de que la otra persona sepa que estás ahí para apoyarle. Y, sobre todo, no agobiar con el tema, dejándo claro que estás ahí para cuando quiera hablar.

"Tienes que superarlo"

Otra de las peores cosas que le puedes decir a alguien que está atravesando por momento complicado. Suficiente tiene con responder a las demandas de la vida cotidiana como para que encimal le eches más peso encima y le exhortes a que se recupere inmediatamente. Tratar la ansiedad es un proceso largo que necesita de tiempo y paciencia. Si fuera tan fácil, nadie la sufriría. Un buen comentario sería preguntarles lo que sienten cuando aparece. "¿Cuál es la razón por la que te sientes así?", podría ser una buena forma de intentar llegar hasta ellos. "¿Qué haces para sentirte mejor?". En definitiva, ayudarles a que se dén cuenta de las herramientas de las que disponen para hacer frente al problema.

"Vas a acabar enfermo"

Quizás es una de las frases más nocivas que puedes decir a alguien que sufre ansiedad. Si encima les haces ser aún más conscientes de la gravedad de su problema, este se hará más grande a sus ojos, pudiendo llegar a pensar que jamás lograrán recuperarse del todo. Además, resulta ser un comentario bastante negativo y pesismista. Por el contrario, si les intentas animar de otra forma, como por ejemplo haciéndoles ver lo fuertes que son y minimizando sin llegar a invisibilizar o no tener en cuenta el problema, podrán enfrentarse a él de una mejor manera.

"Relájate"

Al igual que el "no te preocupes", por mucho que uses esta palabra con alguien que sufre ansiedad, no va estar más relajado por más que se lo digas. Decirle a alguien con ansiedad que se relaje es como pedir que no estornude a una persona que tiene un resfriado. Lo mejor, en estos casos, es hacerle recordar momentos bonitos que vivió en los que se sintió más relajado, especialmente si fue un momento divertido o emocionante que pasasteis juntos.

"Piensas demasiado"

La ansiedad pone en alerta a las personas, además de hacer que su cabeza vaya a mil por hora y no pueda dejar de pensar, de ahí que si le dices a alguien esto le pueda sentar peor al no poder evitar obsesionarse con su situación. En estos casos, lo mejor es intentar dirigir la atención de la persona a otra cosa, que no tiene por qué ser demasiado compleja. Tal vez necesite ver una película tranquilamente o jugar a algo, todo con tal de alejarle de esos pensamientos ansiosos y reiterativos que no dejan de pasársele por la cabeza.

Salud Trastornos mentales Recomendaciones Neuropsicología Enfermedades mentales
El redactor recomienda