Trucos para hacer una entrevista de trabajo por teléfono y conseguir el empleo
  1. Alma, Corazón, Vida
CONSEJOS PARA LOGRAR EL PUESTO

Trucos para hacer una entrevista de trabajo por teléfono y conseguir el empleo

Aunque las videollamadas se están imponiendo, aún se hacen muchas entrevistas por teléfono, sobre todo en los primeros filtros, por lo que hay que saber cómo responder

Foto: Fuente: iStock
Fuente: iStock

Con el coronavirus han cambiado muchas cosas, sobre todo en lo que tiene que ver con las relaciones con los demás y nuestra nueva forma de vida. Se trabaja desde nuestra propia casa, no se acude a fiestas ni eventos multitudinarios y se mantiene la distancia de seguridad para no acercarse a los demás más allá de lo estrictamente necesario.

Pero en materia de empleo, no solo el teletrabajo ha hecho aparición para quedarse. Las entrevistas de trabajo han dejado de ser presenciales en la mayoría de los casos y ahora se celebran bien a través de videollamada o bien por teléfono. Y, en ambos casos, hay algunos consejos que nos ayudarán a quedar bien ante el empleador y aumentar nuestras posibilidades.

Foto: Prepárate una entrevista por videollamada como si fuera una personal(iStock)

Hace pocas semanas te explicábamos cómo vestir para una entrevista de trabajo por videollamada y algunos de esos consejos los puedes emplear también en las entrevistas por teléfono. Por ejemplo, que hay que vestirse correctamente ya que, aunque el empleador no pueda vernos a través del teléfono, lo cierto es que la forma en la que estemos vestidos nos ayudará a meternos en el papel y concentrarnos.

Cómo hacer una entrevista por teléfono

Los expertos de The Ladders tienen más trucos como, por ejemplo, tener recogido nuestro despacho. Como en el caso anterior, nuestro interlocutor no puede ver cómo trabajamos, pero nosotros podemos despistarnos si tenemos papeles revueltos o ponernos nerviosos en el caso de que se nos pida algún dato y no lo encontremos, precisamente por ese desorden.

Aunque el entrevistador no nos vea, el hecho de estar bien vestidos y con el despacho de casa ordenados nos ayudará a concentrarnos

Para el caso de que nos pidan algún papel o documento que nos obligue a tener que buscar en nuestros archivos, una buena idea es utilizar cascos. De esa manera, tendremos las manos libres para poder buscar cualquier cosa o para tener notas a mano y poder mover los papeles libremente. Eso sí, si no estamos acostumbrados a hablar con auriculares, mejor hacer primero una prueba con un amigo o un familiar.

Otra de las cosas habituales que suele suceder durante una entrevista de trabajo es repasar el curriculum del candidato. Sí, nos lo sabemos de memoria, pero el reclutador lo tendrá siempre delante, por lo que nosotros deberíamos hacer lo mismo para que podamos seguir fácilmente cualquier indicación sin equivocarnos de fechas y dar, así, una mala imagen sobre nuestro pasado.

Las entrevistas de trabajo presenciales son cada vez menos habituales
Las entrevistas de trabajo presenciales son cada vez menos habituales

Otra de las cosas que no pueden suceder es que nos quedemos sin batería durante la conversación. Por eso, es imprescindible mantener el móvil cargado y en perfecto estado para que el trabajo no se nos escape por algo tan simple. Lo mismo sucede con la cobertura: si hay algún lugar de nuestra casa donde no haya señal suficiente, esperemos la llamada en otra zona de la vivienda.

El empleo de nuestros sueños

Encontrar un empleo no es sencillo hoy en día, ya que son muchas las personas que compiten por el mismo puesto. Por eso hay que hacer todo lo posible por nuestra parte, de tal manera que el empleador no pueda achacarnos o descartarnos por nada. Un buen consejo es conocer a fondo la empresa que nos va a entrevistar para poder responder a cualquier pregunta que nos puedan hacer sobre cómo encajaríamos allí.

Foto: Fuente: iStock.

En ese mismo sentido, es importante saber quién nos va a llamar y su puesto. Probablemente sea alguien del departamento de recursos humanos, pero también puede ser la persona de la que dependamos directamente en el futuro. Sabiendo con quién vamos a hablar podremos preparar la entrevista de una u otra manera, entrando más en detalles específicos sobre el puesto, centrándonos más en la carrera laboral pasada, etc.

Preparar una lista de preguntas sobre la empresa o el puesto que queremos ocupar siempre es una buena idea, ya que muestra el interés que tenemos por el empleo. También lo es enviar un correo al día siguiente de la entrevista agradeciendo a la persona que nos llamó el tiempo que empleó en hacerlo. No solo estaremos manteniendo abierto el canal de comunicación, sino que nos puede hacer destacar entre los muchos candidatos haya para el puesto.

Es imprescindible hablar alto y claro: lo único que el empleador sabrá de nosotros es lo que digamos, por lo que el mensaje debe ser elocuente

Por último, no olvidemos que el empleador no nos está viendo, por lo que es imprescindible hablar alto y claro, para hacer llegar nuestro mensaje. Preguntemos primero a la otra persona si nos escucha bien y, si es así, tratemos de sonreír a lo largo de la entrevista: transmitiremos buenas sensaciones al otro lado que, en caso de duda, pueden decantar la balanza a nuestro favor.

Empleo Entrevista de trabajo Trabajo
El redactor recomienda