¿Fiebre por estrés? Sí, existe, y así puedes distinguirla de una infección real
  1. Alma, Corazón, Vida
TRASTORNOS MENTALES Y SALUD

¿Fiebre por estrés? Sí, existe, y así puedes distinguirla de una infección real

Aunque lo más común es que esta febrícula se deba a un contagio de una agente vírico o bacteriano, se han documentado algunos casos en pacientes con ansiedad crónica

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.

A veces no somos conscientes de la enorme influencia que tiene el estrés en la salud física y mental. Si este se agrava con el tiempo puede llegar a hacerse crónico y revertirse en otros trastornos como la depresión. Pero también puede afectar a la fisiología del cuerpo, tanto es así que puede aumentar el riesgo de padecer algún tipo de enfermedad cardiovascular en el futuro. Y a corto plazo puede hacer que te sientas hasta enfermo, como si tuvieras mucha fiebre.

En este sentido, la fiebre psicógena o emocional aparece cuando la temperatura del cuerpo sube debido a una situación muy estresante. Los síntomas suelen ser calor intenso, sudoración excesiva o dolor de cabeza. Normalmente se presenta en aquellas personas que sufren de ansiedad crónica, trastornos mentales o enfermedades físicas como la fibromialgia, de aquí que su diagnóstico sea muy aislado: si tienes fiebre generalmente se debe a que una bacteria o un virus está atacando nuestro organismo.

Si tomásemos a todas las personas que sufren estrés, descubriríamos que un número considerable de ellas tienen síntomas de hipertermia

Según un artículo científico de 2015 publicado en la revista 'Temperature', la fiebre psicógena se presenta en forma de febrícula (en torno a los 37 y 37 grados y medio) mientras alguien está bajo una situación de alto estrés. Todavía no hay una explicación clara y concluyente por parte de la medicina, aunque se cree que la temperatura del cuerpo aumenta en respuesta a la interacción de las hormonas del estrés con el sistema endocrino. Otro estudio de 2020 publicado en la revista 'Science' realizado con ratas descubrió que la respuesta a la ansiedad afecta al hipotálamo, el área del cerebro que controla la temperatura corporal. Pero como es evidente, todavía queda mucha investigación por delante para extrapolarlo al caso de los humanos.

Foto: ¿Qué es la fiebre hemorrágica de Crimea-Congo? (iStock)

Una peculiaridad de este tipo de patología es que pueden ocurrir a cualquier edad y se da con más frecuencia entre mujeres que en hombres, según explica la revista 'Business Insider'. Otro estudio de 2009 publicado en la revista 'Psychosocial Medicine' examinó los registros de salud de 2.705 pacientes que visitaron el Departamento Psicosomático de la Universidad de Salud Ocupacional y Ambiental de Japón. De todos ellos, solo el 2% fueron diagnosticados de fiebre psicógena. Todos ellos tenían entre 11 y 82 años y aproximadamente el 30% de ellos eran hombres mientras que el 70% eran mujeres.

"Es muy difícil conocer la verdadera prevalencia de la fiebre psicógena porque no haya tanta información sobre ella", asegura Patricia Miller Parrish, una médica de la ciudad estadounidense de Los Ángeles a 'Business Insider'. "Si tomásemos a todas las personas que están aquejadas de estrés, descubriríamos que un número considerable de ellas tienen síntomas de hipertermia".

Cómo reconocerla

En primer lugar, hay que considerar la causa por la que puedes estar sufriendo estrés. Normalmente, si se trata de episodios breves y muy esporádicos de ansiedad, la fiebre se deba a una causa infecciosa. Pero si has experimentado un disgusto reciente o sufres estrés crónico, es decir, son episodios acumulados en el tiempo, tal vez la fiebre sea de tipo psicógeno.

Otra forma de distinguirla es analizar y ver los síntomas paralelos que tienes a esa fiebre. En este caso, si sufres de congestión nasal, tos o dificultad respiratoria, probablemente se deba a una infección provocada por un resfriado, el virus de la gripe o, según los tiempos que corren, por el coronavirus. En este caso, acude a tu médico de cabecera o bien solicita hacerte la PCR para salir de dudas.

Cómo tratarla

Un artículo de 2015 de la revista 'Temperature' resolvió que las fiebres psicógenas no se tratan con medicamentos antiinflamatorios comunes como el paracetamol o el ibuprofeno, aunque naturalmente sí que funcionan para reducirla. Para tratarla, deberás intentar rebajar tus niveles de estrés. La mayoría de las fiebres de este tipo son de corta duración y se resuelven por sí solas. Por ello, si de verdad has estado experimentando unos altos niveles de ansiedad de forma reciente, lo mejor será que acudas al psicólogo para que te oriente en los ejercicios de relajación y la terapia con la que hacer frente a la ansiedad.

Salud Enfermedades cardiovasculares Estrés Trastornos mentales Infecciones Enfermedades mentales
El redactor recomienda