Trump, Bolsonaro y Putin, entre los premiados en la parodia anual de los Nobel
  1. Alma, Corazón, Vida
HUMOR Y CIENCIA, TODO EN UNO

Trump, Bolsonaro y Putin, entre los premiados en la parodia anual de los Nobel

La parodia de los Nobel se ha tenido que entregar en una ceremonia virtual en su edición de 2020, pero no han faltado a su cita anual con el humor y la ciencia

Foto: Los premios IG Nobel reúnen humor y ciencia a partes iguales (Reuters/Brian Snyder)
Los premios IG Nobel reúnen humor y ciencia a partes iguales (Reuters/Brian Snyder)

Los IG Nobel son unos premios que parodian a los famosos Nobel. Se entregan anualmente en Estados Unidos cuando llega el mes de octubre y tratan de reconocer los logros de científicos que "primero hacen reír a la gente y luego la hacen pensar". Ahora ya se conocen a los premiados en la edición de 2020 y cumplen sobradamente con esa premisa.

Uno de ellos es Metin Eren, un antropólogo de la Universidad Estatal de Kent en Ohio. Quiso demostrar la validez de una historia en un trabajo de literatura etnográfica y, para conseguirlo, fabricó un cuchillo con sus heces congeladas. Después, trató de retirar la piel de un animal, pero no lo consiguió, pero su esfuerzo se ha merecido uno de los IG Nobel de este año.

Foto: Michael Smith, ganador del IgNobel de Fisiología en 2015 por dejarse picar unas 200 veces por insectos para determinar en qué parte del cuerpo duele más

Eren asegura que, para él, "es un honor ser reconocido. He seguido estos premios toda mi vida y es un sueño hecho realidad". Pero no es el único científico galardonado: también se ha premiado a un físico que registró las formas que adoptan las lombrices de tierra cuando vibran a alta frecuencia.

Humor y ciencia

Pero, además de los científicos, los IG Nobel se caracterizan por su humor. Por eso, han dado su particular premio a la educación médica a varios líderes mundiales como Trump, Putin o Bolsonaro. La razón es que han demostrado que los actos de los políticos pueden tener un efecto inmediato sobre la vida y la muerte, más incluso que los científicos y los médicos, por su actuación sobre la pandemia del coronavirus.

Los premios se han tenido que entregar de manera telemática por primera vez por culpa de la pandemia

Otro premio que también merece una mención es el que ha recibido Chris Watkins, un psicólogo de la Universidad de Abertay, que estudió en qué zonas de las ciudades las personas se besan más. Su investigación, que reveló que las personas se besan más en las zonas más difíciles y marginales, le ha valido el premio IG Nobel de Economía, compartido con otros profesionales.

Tampoco se puede pasar por alto el premio de "Acústica", que recayó en un equipo internacional de científicos que fue capaz de lograr que un cocodrilo gruñera después de inhalar helio en una cámara.

O el de "Psicología", que se lo llevó un grupo de trabajo de la Universidad MacEwan, en la ciudad canadiense de Alberta, por inventar un método que permite identificar a las personas narcisistas examinando simplemente sus cejas.

Coronavirus Premios Nobel Pandemia
El redactor recomienda